viernes, 22 de septiembre de 2017

HOY VENTIDÓS DE SEPTIEMBRE

empieza el otoño a las VENTIDÓS horas y DOS minutos
mucho DOS veo yo por ahí...
Veremos...
Ya estoy deseando que llegue el invierno.

jueves, 21 de septiembre de 2017

JUEVEANDO CON EL TEMA DE LA MADRE

Inma nos conduce este jueves y nos invita a que hagamos un homenaje a nuestras madres, seguro que será muy emotivo leernos aquí







Son muchas las veces que he hablado y escrito sobre mi madre  pero nunca de ese día fatídico que se me fue para siempre.
No sé si consciente o inconscientemente,  he obviado escribir sobre este hecho tan importante en mi vida y creo que ha llegado el momento de hacerlo en un acto de valentía por mi parte, porque a pesar de que ha pasado mucho tiempo sigo emocionándome al recordarlo. 
  Cuando muere el último de nuestros progenitores, es tal la sensación de orfandad que te invade que te sientes desmadejada, como una marioneta a la que cortan las cuerdas; da igual la edad que tengas y que haya  una familia consolidada con hijos que te reclaman y te necesitan. El desarraigo que sientes es total, como cuando a una planta le cortan la última raíz que la sujetaba al suelo.
Nunca olvidaré el día anterior a su partida, un domingo con un sol espléndido, de esos que nos regala el invierno por mi tierra, fuimos a  merendar a los Jardines con mis niñas, ellas se fueron a jugar y nosotras nos quedamos haciendo planes de cómo organizar las comidas de Navidad, mi hermano se había casado y había otra familia más para ubicar en las fechas señaladas, hablamos de menús, de regalos... Yo la miraba y pensaba:
 ¡¡¡Qué guapa está mi madre!!!
Era tan fluída la conversación, que aquel pensamiento no lo verbalicé. Siempre me quedé con ese sinsabor de boca.
Al día siguiente, lunes doce de diciembre, a la misma hora que sucedió esto que acabo de contar, ya se nos había ido.
Sin esperarlo. 
Se encontró mal y me avisó por teléfono.
Me dio tiempo a llegar a su casa.
La acompañé a la cama.
Llamé a urgencias.
Ella sólo me esperó a mí, no tuvo ganas de esperar al médico.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

CARMENA Y COLAU

tanto monta, monta tanto
Me parece que anoche en el Intermedio, dieron una lección de sensatez, de respeto, de democracia y de defender con una sonrisa el valor y la importancia que tiene  la negociación aunque para que se produzca haga falta sustituir, como dijo la alcaldesa de Madrid, algunas palabras por otras cuyo significado constriñan menos las conversaciones.
¡Aún hay tiempo!

martes, 19 de septiembre de 2017

¿TE ATREVES A COLUMPIARTE CON UN TÉ EN LA MANO?

aquí te está esperando.
¿Dónde?, donde van a estar los columpios: ¡en "El Árbol"!
 (Consell de Cent, 252)
Hélos aquí:
Espera, os sirvo el té
Cogedlo y tomadlo con cuidadito, no os manchéis





¡Lo sé... lo sé...! las tazas son aptas para bañarse en ellas, pero por eso tenéis tartas para remojar
para los "no teteros": la barra, pedid lo que queráis, pero sin pasaros.
Mientras os cuento: en esta casa nació Carmen Lafóret , la autora de "Nada" ¡Todo un lujazo!
Si os resultan incómodos los columpios, por aquello de las manchas... aquí tenéis sillas normales y un sofá. Elegid.


























Espero que os haya gustado este té  novedoso que os preparé.

lunes, 18 de septiembre de 2017

TE DESEO UN LUNES MÁGICO

¿Ves esta carta? 
pues ya no la ves
Te aseguro que vas a tener el mejor lunes de toda la semana.

domingo, 17 de septiembre de 2017

EL JARDÍN ESCONDIDO

no es el título de un libro ni de una peli, es el nombre que le he puesto a esta entrada porque se trata precisamente de eso, de un jardín escondido en pleno centro de Bcn y que parece ser que es poco conocido entre los propios habitantes de esta ciudad.
Yo me he enterado casualmente de su existencia por una profe de los niños. 
Está situado en la Calle Boquería 10, dentro del Hotel Petit Palace
Este hotel está en la Casa de Puig y el jardín al que me refiero que data de 1861 y que está en el interior, pertenecía a esta casa, aunque parece ser que actualmente es propiedad municipal. 
A él se accede atravesando el patio del hotel. por unas  escaleras que se encuentran en la parte del fondo.
El jardín da al visitante una paz y una armonía que le hace olvidar que se encuentra en pleno centro urbano, a un paso de Las ramblas.
Está dotado de mobiliario de madera de teka y sentarse allí con un libro debe ser una gozada. Quizás lo haga un día que vaya sola.
Hay dos fuentes rocosas que parecen grutas, una la veis al fondo de la imagen anterior y la otra en el lateral de la siguiente fotografía.
Es un jardín pequeño y precisamente por eso resulta coqueto y acogedor. Si no lo conocéis, aprovechad hoy que es domingo para daros una vuelta por él, si no llueve, claro.

sábado, 16 de septiembre de 2017

ESTOS DÍAS DE SEPTIEMBRE

que lo mismo hace calor que te pelas de frío, es difícil que atines  con la ropa que metes en la maleta cuando sales de viaje, tendrías que llevar un equipaje similar al de la imagen para acertar.
No ha sido mi caso.
¿Cómo iba yo a creer que con el calor que arrastraba desde allí abajo iba a pasar frío?
Aquí, en Bcn, ha llovido hoy y aunque no mucho, ha llovido. 
Yo sin paraguas ni chubasquero y por mucho que me quiera hacer "la positiva" diciendo que el paraguas está sobrevalorado, un paraguas es un paraguas.
No sólo ha sido un día lluvioso, sino que también ha hecho frío y aquí me tenéis con tirantitos, luciendo mi maravilloso moreno.
 Tan sólo tengo un guardapolvos para llevar abierto, imaginaros lo que abrigará y dos tonterías transparentes de manga larga como la de la imagen. 
Y para terminar los zapatos...,  unas sandalias y unas zapatillas de deporte de verano de esas que tienen el calcetín incorporado y que se calan con la lluvia. Si sigue el tiempo así, me saldrán sabañones.
Eso sí, el kid playero no me lo he dejado atrás, no fuera a ser que no pudiera ir a bañarme al mar.
¡Qué desastre!
Si en estos días os encontráis por las calles barcelonesas con un adefesio de mujer vestida estrafalariamente,
no penséis que es una guiri, seguramente seré yo.
Os deseo un fin de semana estupendo y que podáis ir vestid@s con arreglo al tiempo que haga.
¡No es poco lo que os deseo!