miércoles, 18 de enero de 2017

APROVECHANDO QUE AYER FUE SAN ANTÓN

os voy a enseñar una iglesia atípica, que lleva su nombre y que desde que la tiene el Padre Ángel, se ha convertido en la sede de un proyecto social para los sin techo. Así es cómo deberían ser las demás, pero al no serlo, ésta se ha convertido en un mirlo blanco 
abierta las venticuatro horas del día, es lugar de refugio  de aquellos que no tienen donde ir, ni donde entrar en calor en días de bajas temperaturas como los que estamos viviendo. Allí pueden sentarse alrededor de una mesa camilla para hablar, tomarse un café...
























La iglesia goza de calefacción, una música muy bien elegida y bajas luces que contribuyen a que quien entra por esas puertas se sienta como si estuviera confortablemente en su casa.
En estas mesas largas sirven todos los días a las ocho de la mañana un desayuno con café, zumos y bollería artesanal. Termos de café y té a cualquier hora y cena a las ocho de la tarde con caldo, bocadillos y postre.
Pedí permiso para sacar estas fotos, aunque se quedan cortas para mostrar lo que dentro de las cuatro paredes de esta iglesia se vive. 
Hay servicios para niños y mayores, enchufes para para móvil, wifi, televisión... 
¡Qué diferencia con las demás iglesias! con sus estrictos horarios, sus ricos ornamentos, sus dorados candelabros, en una palabra su riqueza...
Pregunté por el Padre Ángel  quería decirle personalmente el impacto que me había causado su obra, a la vez que charlar un poco con él de esto que os estoy contando, me dijeron que el sábado estaría allí, pero como me volvía para Córdoba, no pude ir. 
Otra vez será.
Fue muy emocionante ver cómo con tanta gente que pasa por allí, son ellos mismos los que ponen orden y se gestionan para que no surja ningún conflicto, aunque hay Mensajeros de la Paz que colaboran en el reparto de alimentos..
























 El azar me llevó a pasar por delante de las puertas de esta iglesia y al decirme mi hija que era la que gestionaba el Padre Ángel, como se le conoce, decidimos entrar.
Fue muy emotivo y la verdad es que cuando sales de allí, algo ha cambiado en ti, además de constatar algo que ya sabes: 
¡cuánta gente buena hay en el mundo...!  
Lo que pasa es que hacen más ruido los que no lo son.

martes, 17 de enero de 2017

TÉ ECOLÓGICO

En mi corta visita a Madrid, al pasar por una tienda ecológica llamada Kiki situada en la c/ Travesía de San mateo 4, aproveché para comprar estas lentejas indias que están peladas, no necesitan echarlas en agua y están cocidas en diez minutos. 
Son ideales para ensaladas y purés.
























Como podréis comprobar la tienda es para comprarse de todo , aunque ya veis que yo me contuve. 























Lo que no sabía era que en el sótano había una cafetería-bar, así es que bajé a tomar mi consabido té. 
El lugar es muy curioso porque antiguamente había en él un   secadero de jamones, como lo atestiguan los ganchos del techo y la rampa por la que se transportaban los jamones  desde la parte superior y que han quedado como elementos decorativos.
























Fijaros en las lámparas que son las antiguas papeleras de los parques y los marcos de ventana que sirven para decorar.

























Todos los rincones están aprovechados, hasta el descansillo de la escalera que conduce al bar y un pequeño recoveco donde se ha instalado, como elemento decorativo, un antiguo columpio que es una cucada


Si os parece pido el té y mientras seguimos cotilleando

como veréis aquí podéis tomar lo que queráis, no sólo té.


Ya está aquí el Té. Ecológico por supuesto.


Y con azúcar moreno, nada de estevia.



¿Os animáis? si no al té, a dibujar ese detallito floral de la mesa.
























En el fondo del tarro lo que hay es una nuez, qué chulo ¿no?

lunes, 16 de enero de 2017

LUNES DE FRÍO


¡Abrigaros!
¡Feliz semana!

viernes, 13 de enero de 2017

VOY A MADRID

por eso hoy no os visitaré, pero el sábado vuelvo y me pongo al día
Espero que el frío no me ataque  y la nieve me respete.
¡Hasta el sábado!

jueves, 12 de enero de 2017

JUEVEANDO CON NUESTROS JUEGOS INFANTILES

Lucía ha buscado un tema al que me enfrento con añoranza: Los juegos de nuestra infancia en plena calle, un tema muy adecuado para estas fechas, si queréis leernos estaremos aquí, en casa de Verónica porque a Lucía le ha surgido un contratiempo, para el que desde aquí le deseo suerte y que todo se le resuelva como ella desea.
Un beso grande.



LA  CALLE  DEL  ABUELO

El niño no se creía lo que su abuelo le contaba,  pensaba que era uno de los muchos cuentos con los que le amenizaba el tiempo que él tardaba en comerse aquellas lentejas que tanto odiaba.
- Abuelo pero eso que me estás contando ¿es verdad o te lo estás inventando?.
- ¡Claro que es verdad! la calle era nuestro mejor jardín aunque no tuviera ni flores, ni árboles, ni columpios, sólo el asfalto.
 Él nos ofrecía su negrura grisácea a todos los chiquillos que vivíamos a uno y otro lado de la calle. Servía  para jugar a la pelota, a policías y ladrones, para montar en bici lo mismo que para que las niñas jugaran a las muñecas o al tejo. Allí conocí a tu abuela.
- ¿Síííííííí... abuelo?
- Sí, al principio los niños y las niñas teníamos juegos diferentes, pero a medida que íbamos creciendo preferíamos estar juntos formando pandillas  hablando de la escuela , de las cosas del barrio o de los tebeos que leíamos y poco a poco nos íbamos emparejando con la chica que más nos gustaba. De aquellas parejas que se formaron, sólo quedamos tu abuela y yo.
- ¡Anda...! pero ¿eráis novios tan pequeños?
- No sólo paseábamos calle arriba, calle abajo comiendo pipas o nos sentábamos en las aceras o en los escalones de las casas, a jugar a las prendas y a través de ellas nos decíamos que nos gustábamos, incluso nos dimos algún que otro beso en la mejilla...
- Abuelo, ¿qué es ese juego de las prendas?
Y el abuelo empezaba a explicar con todo lujo de detalles en qué consistía lo de las prendas, a la vez que se le encendía una luz en los ojos que delataba la añoranza de aquellos tiempos cuando empezaba a dejar de ser niño y pensaba que toda su vida había transcurrido en el mismo escenario: en su calle.
También ahora se le encendía la misma luz en la mirada al recordar cuando le contaba estas historias a su nieto, pero el escenario había cambiado, ahora estaba sentado en el jardín del Asilo que a pesar de estar lleno de flores y de sol, lo cambiaría por aquella calle sombría pero llena de la alegría  que da escuchar jugar a los chiquillos.  Sólo tiene ilusión porque llegue a verlo su nieto y poderle preguntar...
- Pero eso que me estás contando ¿es verdad o te lo estás inventando para hacer que me coma estas malditas lentejas?
- Que sí, abuelo, que es verdad, que tu calle ya no es la que era:
 hay muchos coches aparcados y tanto tráfico que a mi niña no la dejamos que cruce sola la calle. 
Estás mucho mejor aquí.

miércoles, 11 de enero de 2017

UNA PELÍCULA MUY INTERESANTE

la vi hace unas semanas y me encantó, es una de las películas que te hacen pensar y que dan para mucho en un coloquio posterior.
Su argumento se desarrolla alrededor de un publicista muy brillante que a raiz de tener un problema personal, cae en una profunda depresión de la que los amigos , compañeros de trabajo, intentan sacarlo de ella por todos los medios.
Will Smith está genial en el papel de protagonista, aunque no se quedan atrás sus compañeros de reparto: Helen Mirren, por ejemplo
Todos estamos unidos a través del Amor, la Muerte y el Tiempo
y son las tres preocupaciones inherentes al ser humano.
La crítica no ha sido muy generosa con esta película: no me lo puedo creer, aunque sobre gustos colores.
Se defiende un principio de la meditación oriental que todos los hechos negativos que aparecen en nuestra vida lleva aparejado unos beneficios colaterales que en la cinta se ve muy claro cuales son, pero que en la realidad cuesta trabajo encontrarlos. 
Si la véis, ya hablamos.

martes, 10 de enero de 2017

TÉ NEGRO CON PENA NEGRA

Hoy me tomo el té a grandes sorbos para tragarme el llanto contenido por la muerte inesperada y a destiempo, de un gran poeta y sobretodo de un gran amigo, que con 37 años se nos ha ido sin avisar, de improviso, llenando el final de las vacaciones de una tristeza incontenible. 
El corazón tiene esas cosas y el suyo era tan grande que no le cabía en el pecho y saltó dejándonos de esta manera.
Nacho Montoto (1979- 8 Enero 1917)
Se me eriza el vello al poner la fecha de su muerte.
Hoy lo enterramos en su Córdoba, la ciudad y la cultura cordobesa han empezado el año mal.
El mejor homenaje que puedo hacerle es copiar uno de sus poemas, pero esta vez sus propias palabras se las dedico a él:

Y SE MARCHÓ: la voz.
Insomnio: horas negras.
Tiran de tu sábana: fantasmas.
En un papel: el dolor/deja de ser dolor
cuando se hace insoportable. 
Tiran de tu sábana: recuerdos.
Insomnio: noches de cera.
Y se marchó: su olor.

                                                    (Mi memoria es un tobogán)

En la dedicatoria que me hizo en "Espacios insostenibles" ponía:
Parece hecha para el día de hoy.
Descansa en paz, Nacho.