martes, 31 de marzo de 2020

TÉ O CAFÉ PARA QUEDARSE EN CASA

Ya que estamos recluidxs y no podemos salir al balcón debido al mal tiempo, vamos a sacarle partido a la situación.
La felicidad la tenemos que buscar nosotrxs, nadie nos la va a regalar y todxs tenemos motivos para estar contentos: de momento estamos vivxs y esperemos que sin el bichito, ¿no os parece un gran motivo para sentirnos felices?
 Tampoco tenemos que ir a trabajar, así es que preparemos el baño y regalémonos un té o un café mientras nos relajamos
Los chicos también
¿Qué sólo tenéis ducha?, pues quedaros un rato más en la cama, porque cama tenemos todxs, ¿a que sí? y disfrutad tomandoos ese  té o  ese café de todos los días, de una forma diferente.
Los chicos también, os parecerá estar en otra dimensión
y si estáis acompañados mejor que mejor.
Ah! y para los que sois muy madrugadores y mi entrada os haya pillado levantados, hacer un alto en el camino  y tomaros ese té o café tranquilamente
Ya veréis qué día más bueno pasáis.
  Estoy por asegurar que cuando ésto se acabe, os va a dar coraje tener que salir a la calle. 
¡¡¡Adiós Marzo!!!

lunes, 30 de marzo de 2020

LUNES DE LA TERCERA SEMANA

¡¡¡MUY  BUENOS  DÍAS!!!

"Aleluya"

Empecemos la semana con un  buen panorama, una buena música  y que no nos importe que bajen las temperaturas, ni que nieve u llueva, ¡total! no tenemos que salir de casa...
Pero cuidadín no les déis esas palizas al sillón que eso pasa factura.

ni os sentéis a pensar  en los planes fallidos de las vacaciones



 si  estáis muy mal, muy mal y empazáis a ver cosas raras


dedicaros a hacer manualidades, mira la escafandra que me he hecho yo con mascarilla y respiradero para subir a tender, jejeje.

Buscaros mecanismos para sobrevivir a la "estabulación"
Ya sólo queda una semana, después de que pase esta, claro.


domingo, 29 de marzo de 2020

NO ME BESO PORQUE NO ME LLEGO

 Ni yo misma me reconozco
Me refiero al tiempo que llevo sin salir a la calle:
Ya sé que todxs llevamos el mismo tiempo, pero es que ya sabéis que yo me caracterizo porque diariamente paso más horas en la calle que en mi casa.
Creo que si contabilizo las horas que llevo metida en la casa en estas dos semanas, superan a todas las que he pasado en la calle durante todo el año pasado.

¡Y lo bien que lo voy aguantando porque no me he vuelto más loca de lo que realmente estaba antes del día quince. 
Debe ser  porque es bueno expresarse y yo no paro de hablar con los electrodomésticos,  aunque el único que me escucha es el microondas porque el frigo es muy frío, la vitro se calienta enseguida, la aspiradora hace mucho ruido, la lavadora le da a todo muchas vueltas y prefiero no contarles nada.
También puede ser porque sigo a rajatabla los que dicen los "gurús" de los confinamientos: Hay que seguir la rutina diaria que hacías antes del estado de alarma, y yo lo hago al pié de la letra, como este figura de la imagen

De todas formas,no creáis que el encierro lo tengo totalmente superado porque el otro día me propusieron mis nietos  jugar un parchís  on line y fué superior a mis fuerzas ya que...
Así es que aún no puedo cantar victoria, que cualquier día es bueno para que monte el numerito, pero aunque lo monte, seguiré pensando que la vida es bella.
Os deseo una esperanzadora tercera semana en casa.

sábado, 28 de marzo de 2020

¡QUE SE NOTE QUE ES SÁBADO!

He preparado un plan fenomenal para no salir de casa.
 ¿Para qué vamos a salir con lo agustito que se está aquí? 
¿Qué se nos ha perdido en la calle?
 Por aquello de que es sábado habrá que hacer algo especial, para que se note. ¿no?
¡¡¡Os he preparado un Concierto!!!
Acomodaros:
Si prefieres  escucharlo solx, en este epacio estarás muy bien.
si prefieres escucharlo en grupo, mejor aquí
Os comento de qué se trata: Vamos a escuchar a Hauser, un chelista croata y a Caroline Campbell  una violinista americana.
Van a interpretar  Czardas, música de un baile tradicional de la etnia gitana húngara del s.XVIII.
Casi se podría decir que hacen del concierto una performance, en la que la sensualidad envuelve la magnífica maestría que tiene cada cual con su instrumento.
A ver qué opináis vosotrxs.
Nos vemos cuando acabe el concierto.
¿Qué os ha parecido?
El marco es incomparable, como se decía antes, aunque me imagino que tanto los chicos como las chicas, habréis tenido otras cosas que admirar.
 ¡ Qué malos sois!
Me refería a la maestría de estos dos virtuosos músicos.

viernes, 27 de marzo de 2020

RECOMENDACIONES PARA EL FINDE

Yo ya he empezado a usarla, es casera hecha con papel de cocina.
También he empezado a seguir este otro consejo:
No vaya  a ser que me encuentre con sorpresas inesperadas
y por último compartir con vosotrxs  este  interesantísimo video 
Escucharlo con atención.


Ya sabéis a ponerlo en práctica
Feliz finde en casita y lo más importante que os sea leve.

jueves, 26 de marzo de 2020

JUEVEANDO EN UNA HABITACIÓN CON CUADRO

Nos conduce Mag con una propuesta muy original: debemos escoger uno o dos de los  colores de este cuadro 



y con él imaginarnos una habitación, situada donde queramos pero que tiene que tener en una pared un gran ventanal y en la otra tenemos que poner una pintura del pintor que queramos, indiferente el estilo y la época a que pertenezca, pero tiene que predominar el color o colores elegidos.
La tarea promete, podéis seguirla aquí


Elijo el azul Prusia, o marroquí como yo le llamo para andar por casa, el cuadro elegido: "Historia del caballo de ébano"
de Chagall
(Tomó el nombre de un Cuento de "las mil y una Noches")


HABITACIÓN CON CUADRO


Su primer destino, al terminar la carrera, fué en un  pueblo costero. Muchas incertidumbres y sólo una certeza: podría disfrutar del mar. Buscaría un pequeño apartamento con vistas a la playa.
Hizo cálculos y decidió visitar uno que había disponible en la última planta de un  edificio no muy alto. Sólo tenía un salón con cocina americana y un ventanal que ocupaba toda la pared frontal desde el suelo al techo que miraba hacia el mar.
No quiso ver más.
Era cuanto necesitaba: una mesa de trabajo frente al ventanal y un cómodo sillón con un punto de luz en una pequeñísima mesa, donde dejar caer el libro de lectura  y el móvil.
Abrió el ventanal y enseguida la pequeña estancia se inundó del olor a salitre, respiró profundamente, casi le pareció que las olas salpicaban su rostro en señal de bienvenida.
La chica de la inmobiliaria que le enseñaba el apartamento, la apremió para que viera el minúsculo dormitorio y su pequeño baño.
- Me quedo con él.
La chica no pudo contenerse y le dijo:
- En la vida he alquilado un piso con tanta rapidez.
Enseguida trajo su ropa y un cuadro que le había acompañado desde pequeña en su dormitorio, la pared que le quedaba libre era justa la que necesitaba para colgarlo y hacer suyo aquel pequeño lugar.
Lo colocó con primorosa dedicación como si fuese la mismísima obra de Chagall. 
Desde pequeña había imaginado historias con ese caballo, que iban cambiando conforme ella iba cumpliendo años.
 Ahora sonreía al recordarlas.
Sentada en el sillón contemplaba aquella lámina llena de poesía en su color y en sus símbolos, le trasmitían alegría y seguridad dentro del caos que tenía en la cabeza. 
Cuando era pequeña  imaginaba ir en el caballo con su padre mientras le contaba cuentos en los que era posible atravesar el cielo por encima del mar y del sol con una cohorte de palomas blancas y monstruos amigos. 
Ella lo escuchaba con admiración, hasta quedarse dormida.
 Ahora el jinete de su vida, ya no era su padre, sino el chico que la tenía super enamorada y que  le hacía surcar los azules cielos   dejándose llevar por el amor, el deseo, la pasión y todo un sinfín de sensaciones y placeres que la envolvían en esos azules oníricos  por los que sólo Él sabía llevarla  a cabalgar. 
El sonido del portero automático, la sacó de sus pensamientos.
- ¿Sí? Alguien me decía que no resistirías mucho sin ver el piso.
 Sube enseguida, todo está a punto para recibirte.

miércoles, 25 de marzo de 2020

¡VÁMONOS QUE NOS VAMOS!

Hoy ha amanecido miércoles, también podría haber amanecido lunes , así es que ¡alegrémonos!
En pasando dos días, amaneceremos a viernes, finde, ¡toma ya!
al día siguiente : sábado y un sábado muy especial porque llega con una hora de más, ¿o de menos?, nunca me entero, pero el caso es que tenemos que estar contentos porque hay otra distracción para no aburrirnos: cambiar los relojes de hora, ¡casi ná!
y ya cuántico que cambiemos los relojes de hora, llega el domingo y con el domingo se acaba esta segunda semana de confinamiento.
Y luego once días en los que sólo tenemos que hacer lo que llevamos haciendo estos quince días  de atrás. 
¡RESISTIREMOS!
 Y al que le flaqueen las fuerzas que mire este video a ser posible a pantalla completa.


Caballos en  libertad...
Playas de arenas doradas...
Brazos de mujer moviéndose al compás del viento...
Taconeo como contrapunto al vaivén de las olas...
Abrazo equino...

¡RESISTIREMOS!