jueves, 11 de octubre de 2018

JUEVEANDO CON EL FINAL DEL VERANO

Nos conduce Inma con esta tema que viene como anillo al dedo con la época en la que estamos y de la que todos tenemos algo que decir.
Si quieres leernos pincha aquí

Las playas se van quedando vacías...
Las olas lamen la arena con fruición, ganando espacio, conscientes de que ahora son ellas las que dominan el paisaje y con los encajes de su espuma amplían cada vez más ese radio de acción que durante el verano les fue arrebatado por la multitud  de bañistas que lo invadieron.
Ante este espectáculo, digno de verse, se pone en marcha toda una parafernalia que no por sabida, es menos triste de contemplar:
 Los chiringuitos apilan entre sus cuatro paredes las mesas y sillas que hace unos días llenaban sus terrazas, recogen toldos y echan los cierres mientras los operarios miran las nubes que se ciernen sobre el mar y se afanan en retirar las colchonetas intuyendo que la lluvia no tardará en llegar; las tumbonas, desprotegidas,  se apoyan de canto en los mástiles desmochados de los parasoles, a la  espera de nuevos días de sol; las sombrillas  se acurrucan unas sobre otras para evitar ser despeinadas por los vientos; las balinesas que tantos días gloriosos dieron a sus visitantes, quedan reducidas a esqueletos de madera que sueñan con brindis de champán.
  La imagen que se ofrece no puede ser más desoladora.
 Los edificios en la retaguardia echan sus persianas presentando el aspecto de una  tramoya que ya no es necesaria. 
Me doy mi último paseo por una playa que potencia su ocre con la humedad del ambiente y la melancolía se apodera de mí:
El verano ha terminado, cae el telón  y una cortina de agua  me abraza...  me envuelve...
 

41 comentarios:

  1. Pelín nostálgico, pero hay que tener en cuenta que los paseos por la playa en otoño también tienen su encanto. :-)

    ResponderEliminar
  2. Sí, te sobran muchas razones para la melancolía ; pero si en el otoño buscas belleza encontrarás belleza: en los matices ocres y a veces acrisolados. Si siempre fuera verano no sabríamos apreciarlo; lo que si es fácil de apreciar es la belleza con que trasmites tus sentimientos .
    Besos
    André.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría verte por aquí, ANDRÉ, LLEVAS RAZÓN EN LO QUE DICES intentaré hacerte caso y ver la belleza del otoño que sin duda la tiene.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Mucho amor al mar, mucha ternura, mucha sensibilidad y sobre todo una brillante prosa poética, para despedir este verano que ha terminado por arriar las toallas de los balcones, preparándose con lluvia a mojar los recuerdos, hasta la alegre realidad del próximo verano presentido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito lo que has escrito! Muchas gracias.
      Besos

      Eliminar
  4. Es de una tristeza que sobrecoge, jo... pero también es muy real.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué sentido y visual, querida amiga… Poético y melancólico…
    Precioso…

    Un abrazo grande! 💙

    ResponderEliminar
  6. Ver caer el verano es realmente penoso, las playas vacías, y el sol que se apaga.

    Un placer leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Es como una obra de teatro pero en vez de durar dos horas dura tres meses ..Te quedó linda la entrada y esa imágen que muestra el fin de una estación playera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sólo nos queda esperar al próximo verano.
      BESITOS.

      Eliminar
  8. Veo que te encanta la playa y los bañistas

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que poético final, no el del verano, el que tu le has dado al texto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un beso muy fuerte, Tracy, es precioso cómo lo has descrito, aunque sientas nostalgia.
    Siento que te sientas triste.
    Pronto llegará tu primavera.
    A mí el otoño ya sabes que me encanta.

    Otro beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sé que te encanta el otoño y yo no dejo de reconocer su belleza en la paleta de colores que tiene, pero mi verano....

      Eliminar
  11. Ya ves, a mi me encanta pasear por la playa en Invierno, en verano me sobrepasa tanta multitud y no la piso, ahora es cuando empiezo a ir :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta pasear por la playa en todo tiempo, aunque para ello tenga que salvar una carrera de obstáculos. No soy delicá.

      Eliminar
  12. Es cierto, esa imagen de las playas vacías del final del verano es desoladora. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Melancólico y lleno de poesía
    Un abrazo, Tracy

    ResponderEliminar
  14. ¿Sabes la maravilla que es disfrutar de ese paisaje así, sin nadie, a tu aire? A mi me encanta lo que veo...La arena fresquita, poder detenerse a observar sin que te llegue un balonazo o salpicaduras, sin que piquen las medusas... Yo solo veo ventajas :-)

    Un beso enorme :-) Por cierto, la foto y ese cielo es precioso todo.

    ResponderEliminar
  15. Genial imagen la que nos presentas cuando acaba el verano. Sólo he ido una vez a la playa sin ser esa época del año. Me has dado ganas de repetir, porque el paisaje cambia completamente ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy representativa la imagen porque se ve la soledad. Besos

      Eliminar
  16. Así es Tracy se termina el verano y los días largos, solo nos cabe añorarlo pero no nos quedemos en eso, disfrutemos del maravilloso otoño :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo nos queda esperar al próximo verano.

      Eliminar
  17. Ya estas preparada para el verano siguiente.
    Beso anticipado.

    ResponderEliminar
  18. Es verdad, el momento de ese final es desolador, tanto para el que se va como para el que se queda en el silencio con el mar...
    Pero el escrito es precioso
    Bss ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al menos veo este momento muy desolador y es lo que sentía en ese momento realmente, me alegra que te haya parecido precioso.

      Eliminar

  19. Hola Tracy,
    Maravilloso y sentimental texto. Se escapó el verano como el agua del mar en las manos, dejando solamente esa imagen con ese peso de nostalgia.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta como describes ese momento, es muy gráfico. Gracias.
      Besos

      Eliminar
  20. Jo, es que me vienen ganas de llorar....yo tambien soy fiel amante del verano. Gracias por participar, besos.

    ResponderEliminar
  21. Un relato que invita a escuchar y oler el mar despidiéndose del verano dentro de uno mismo. Bello.
    Besos

    ResponderEliminar