miércoles, 25 de noviembre de 2009

LOS NARANJOS DE MI CAMPO


Hoy he ido al campo y al contemplar mis naranjos, he pensado que fueron plantados para que nos sobrevivieran alegrándonos la vista, perfumándonos el aire y llenándonos de salud.
Nunca he entendido como se puede dejar su maravilloso fruto tirado por el suelo...


"En mitad del jardín yacen mutiladas
cientos de naranjas.
Desparramadas por el campo,
heridas hasta el ccorazón,
desangradas,
gajo a gajo,
esparcidos sus miembros
dañando, sin querer, el paisaje."

("Mi memoria es un tobogán" de NACHO MONTOTO)

2 comentarios:

  1. Vaya, cómo mejora esto en poco tiempo...

    ResponderEliminar
  2. me gustan las naranjas cogidas directamente del árbol.

    ResponderEliminar