miércoles, 5 de octubre de 2011

HOY DESAYUNAMOS CON DIAMANTES

  porque se cumplen cincuenta años desde que se hizo la mítica película de Audrey Hepburn en la que aparecía en todo su esplendor::
 Soñadora..., sofisticada..., auténtica..., inocente...
Parece mentira como en una época en la que las pantallas nos presentaban la voluptuosidad de sus actrices como modelo a seguir, esta mujer de delgadez extrema supo capitalizar las miradas y los deseos de hombres y mujeres, y aún hoy, tras dieciocho años de su partida, sigue estando entre nosotr@s  tannnnnn viva...
Mi homenaje para ELLA y "su Desayuno".
.

37 comentarios:

  1. Y yo me uno a ti en su homenaje a tan consagrada y apreciada actriz

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa...
    En Sabrina, una joyita.
    Besos, tracy.

    ResponderEliminar
  3. No hubo nadie como ella... yo también me uno, claro!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa película, mítica la escena del desayuno frente al escaparate (me suena la música en la cabeza).
    Tengo muchas ganas de leer el libro, imaginando los rostros de Audrey Hepburn y Georges Peppard...

    ResponderEliminar
  5. Oh me encanta!!!!
    Tengo un bolso con la primera imagen jiji
    Vaya desayuno!!!!
    Besines!

    ResponderEliminar
  6. Divina de la muerte, la película y la actriz, con esa belleza de otros tristes; cuando le miras la cara, el cuerpo desaparece, de ahí que, siendo delgado o gorda, eso no contaba, una actriz que te ocupaba toda la pantalla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Jo, soy super fan de la peli.
    Cuando estuve en NYC disfruté con una enana recreando en Tiffany's
    Besos preciosa!

    ResponderEliminar
  8. Simpre me ha gustado esta actriz, una elegancia innata, todo un lujo para desayunar. Besos. Ana.

    ResponderEliminar
  9. Una mujer encantadora, con un halo especial.
    Hace poco volví a ver la película. Hay cosas que nunca se pasan.

    ResponderEliminar
  10. Yo también me uno al homenaje, fue una actriz muy carismática y que inolvidable película.
    Un besito
    Bea...con mucho amor

    ResponderEliminar
  11. ¿Se puede ser más guapa y más divina?

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  12. Hola, Tracy, estoy probando un truquito que nos pasó Roos para ver si podía dejarte un comentario, a ver si se puede *cruza dedos*.

    Solo diré que como Audrey, ninguna, y ojalá que funcione.

    Besos,

    Aglaia.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Tracy, estoy probando un truquito de Roos para dejarte comentario, ojalá que sirva, cruzo dedos.

    Audrey es inmortal e inigualable, preciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Y no me digas que la peli no tenía su morbo ¿eh? se casó joven con un viudo porque le dio la gana, le deja y se va a la gran ciudad a casarse con un millonario pero se enamora de un pobrecito (guapísimo sea dicho de paso) y zas, se queda sin diamantes y sin desayuno... la verdad es que creo que vi un churro, lo que no sé es si con o sin chocolate!! je ,je... Bsukis!!

    ResponderEliminar
  15. Me uno a tu homenaje, Tracy, porque aparte de ser una gran actriz fue una maravillosa persona hasta el final de sus días. Puede que la tenga mitificada pero supo traspasar las pantallas y hacerse solidaria con el sufrimiento de muchos niños.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  16. HOOOOOOOOOOOla!!!
    Si!!!! Yo hoy desayuno con diamantes porque por fin puedo comentar en tu blog de nuevo!!!!!!
    Y veo que Aglaia también pudo, que alegría!!!!!!!!!!!
    Besotes amiga!
    Roos

    ResponderEliminar
  17. Una mujer estupenda, comprometida con la infancia y luchadora...en la vida real era lo más alejado de la imagen que dió en la película...pero desde luego estaba perfecta en el papel!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Hola, Tracy! a estas horas(20'15) ya me apunto a una cena, más que aun desayuno, pero eso sí, con diamantes. La película una joya y la actric otra.
    Un abrazo.
    Beni.

    ResponderEliminar
  20. Merci beaucoup ^.^
    Y yo tmb adoro esta pili (:

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Tracy, por tus palabras.
    Tu blog es una delicia. Me encanta.
    Un beso desde Madrid.

    ResponderEliminar
  22. La imagen de Audrey en esta película es un ícono del estilo y de la moda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Probando, probando para ver si entra mi comentario.

    ResponderEliminar
  24. Es que el estilo siempre está de moda...Bss

    ResponderEliminar
  25. Bellisima por donde se la mire...

    ResponderEliminar
  26. Parece mentira que aún no haya visto esa película. No me lo explico.

    ResponderEliminar
  27. Un hito del cine.
    Bien por el homenaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Esta mujer siempre me ha fascinado.
    Tengo varias pinturas de ella. Algún día te las enseñaré.
    Ahora espero, que este comentario salga en tu blog. Tengo muchísimas dificultades!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Esta mujer siempre me ha fascinado.
    Tengo varias pinturas de ella. Algún día te las enseñaré.
    Ahora espero, que este comentario salga en tu blog. Tengo muchísimas dificultades!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Esta mujer siempre me ha fascinado.
    Tengo varias pinturas de ella. Algún día te las enseñaré.
    Ahora espero, que este comentario salga en tu blog. Tengo muchísimas dificultades!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hay personas (artistas) que tienen una magia muy, pero muy particular y seducen con su sola presencia. La señora Hepburn fue una de ellas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  32. Sabias que lo delgada era por dos motivos: su malnutrición de pequeña y porque tenía una enfermedad que a la postre sería muchos años después la causa de su muerte.

    Encantadora Audrey.

    ResponderEliminar