miércoles, 25 de junio de 2014

CONTANDO PALABRAS EN 52 SEMANAS (por iniciativa de Sindel)

SEMANA  26:  BARCOS

¿Quién no ha jugado a los barcos alguna vez?
"tocado"
"hundido"
"agua"
En estos días espero no "estar tocada", que no es igual que "ser tocada".
Espero no "estar hundida", tengo que jugar mucho con los niños.
Y espero que los problemas se sumerjan en el agua sin rozarme, todas mis energías tienen que estar con Hugo y Pol.

48 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Lo de "sanha" suena muy yogui, me ha gustado. Lo necesito.

      Eliminar
  2. Que no te toquen los problemas y puedas disfrutar de Pol y Hugo esta semana.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Esa última frase me la voy repitiendo cada mañana...

    Sacarás fuerzas, ya lo verás. A ti no te hundiría ni el Titánic.

    Bss, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo se nota que me quieres!. Gracias.

      Eliminar
  4. Disfruta mucho de tus "fieras", todo para ellos.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es demasiada responsabilidad con los padres tan lejos.

      Eliminar
  5. ¡Llévamos al parque, eso no falla!
    Salu2 barqueros, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uy el parque!, si sólo me queda dormir en él.

      Eliminar
  6. Tracy, vas a disfrutar "tocando y hundiendo" los barquitos...de esos niños, que adoras y que te van a regalar momentos mágicos y entrañables, amiga...Mi felicitación por tu entrañable y original post. Mi abrazo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son pequeños para jugar a eso, hay que hacerles juegos más bulliciosos.

      Eliminar
  7. Hola Tracy.
    Pues que así sea y tu energía se conserve, la mía se va desgastando, mi pequeño Lucas, me absorbe un montón de horas. Juega y disfruta de esas preciosas criaturas que luego crecen y ya no es igual.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no se agote, sino que se transforme, jejejeje

      Eliminar
  8. ¡Qué te la pases genial! y tu sigue dándome
    ideas para jugar con mis nietas!.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti no creo que te falten ideas.
      Un beso.

      Eliminar
  9. El mejor, el más inteligente y barato juego del mundo. Gracias por recordármelo, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo aprendí en el instituto, fíjate tú...

      Eliminar
  10. Una bella excusa para, rememorando la infancia, estar con ella y cumplir debidamente los deberes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomado así...
      ¡qué responsabilidad!
      Besos

      Eliminar
  11. Hola campanita ! este juego no lo conozco . Me fascinan los crucigramas, autodefinidos, anagramas ... etc etc. pero "barcos" debe ser patrimonio de ustedes. Ahora ando loca con un juego que acá está siendo furor. PREGUNTADOS. se juega en la compu o en el celular.
    Me encantó tu entrada. ¿sabes lo que me gusta de tí ? eres imprevisible y me asombras pèrmanentemente. No pierdas esa fasceta de tu personalidad , que te da frescura y alegría.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy imprevisible, sí. si fuera de otra manera me aburriría, me gusta dar largas cambiadas, que dirían los taurinos.
      Un beso y gracias por las cosas tan lindas que me dices.

      Eliminar
  12. ¡La batalla naval! ¡qué buen juego para entretenerse durante las clases aburridas! (claro que al que lo pillaban... lo hundían...)

    ResponderEliminar
  13. Pues fíjate, yo creo que a esto de los barquitos he jugado tan sólo una vez, así que poca idea tengo. Cuidadín con quien te "toca".

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy tan volcada en los críos que no reconocería si me tocara Cluny o Pepito Pérez.

      Eliminar
  14. Por aquí la llamamos Batalla naval. Mejor será que pierdas la batalla con los niños así estos no chillan...jejeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dejarles ganar?, son muy pequeñines.

      Eliminar
  15. Hugo y Pol serán tu flotador.

    Es uno de los pocos juegos que me divertían.

    ResponderEliminar
  16. Pues ánimos y que salgas indemne de la batalla naval!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Uy hace mucho que no juego a eso, me encantaba jugarlo en la escuela! Y tranquila que nada te hundirá y el agua seguro te va a ayudar para llegar a todos los puertos donde quieras! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus ánimos y los de todos los amig@s seguro que me ayudarán. Gracias.

      Eliminar
  18. Venga...ánimo,fuerza,que tú puedes!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Ánimo seguro que sales a flote! y lo vas a pasar genial
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Tracy, pero si eres una abuela estupenda, tendrás todas las fuerzas del mundo ¿cómo no vas a tenerlas?, sólo faltaba, seguro, seguro...

    Esta vez, muchos besos fuertes y "achuchaos"....

    ResponderEliminar
  21. Nunca lo he jugado, aquí existen otros juegos como el ahorcado, Totito y creo que otro por allí. Este no lo conocía.

    Saludos Tracy,.

    Hasta hoy veo de nuevo las publicaciones de los amigos.

    ResponderEliminar
  22. Suerte con esa Batalla naval y no salgas muy perjudicada!!! jejeje...

    ResponderEliminar
  23. Qué te diviertas en la playa y hagáis muchos castillos de arena y barquitos de papel. Suerte y que los niños se porten bien. :-)

    Nunca he jugado a eso de los barcos. no sé como se juega pero me temo que tampoco quiero jugar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Siempre me gusta tu originalidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. ¡si lo habré jugado! Por estos lares lo llamamos Batalla Naval ¡es muy divertido!

    ResponderEliminar
  26. Siii, que hermoso recuerdo. He pasado horas jugando a esto. Primero con mi hermano y después con mis hijos.
    Gracias por el recuerdo. Me encanto tu “barco”
    Cariños….

    ResponderEliminar
  27. Pues pienso que es bonito volver a ratos a la edad de la inocencia de la mano de personillas tan queridas como los nietos.Tal vez acabes tocada o hundida, pero pienso que plenamente satisfecha. ¡Me encantaría ser abuelo, pero no están por la labor mis hijos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar