martes, 15 de diciembre de 2020

UN TÉ TRANQUILO

 en plena Judería: mi té y yo.  
¡Quien lo diría!, nunca pensé que iba a echar de menos 
"el bulle-bulle" de los "guiris"

Los adornos navideños embellecen las tabernas, esperando agradar a los visitantes que no acaban de llegar.


Sentada ante la taza de té, miro hacia la Puerta de Almodóvar , una de las que dan paso al Barrio de la Judería, bajo su arco... nadie.

Ni entra, ni sale nadie y es media mañana.

   Mis recuerdos se disparan... Fue en la barra de esta taberna: Casa "el Rubio" donde supe, con toda certeza que estaba embarazada de mi hija mayor.  Es que soy más chula que un ocho, la gente se entera que está esperando un hijo: en su casa, al levantarse de la cama, en el médico, yo que sé...
 Pero ¿tomado un medio y una tapa de calamares en Casa el Rubio?
 ¿Qué os parece? ¡anda que no vomité na!
Me voy que por allí viene una nube, y no quiero mojarme.

ahora asoma una persona, me dan ganas de hacerle "la ola", seguro que viene huyendo de la nube.
Os deseo una estupenda semana, ¡esto está chupao!

60 comentarios:

  1. Ya se sabe que es un año raro, y no hay guiris casi(o no los hay directamente)
    te enteraste de que estabas embarazada porque vomitaste? o eso me ha parecido entender
    bueno, forma curiosa ni mas ni menos

    saludos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enteré por las nauseas que me subieron de pronto que casi no llego al baño. Luego el médico me lo confirmó, pero yo, ya lo sabía me lo habían dicho los calamares y el vinilo.

      Eliminar
  2. Aun con las calles solitarias tu pones esa chispa que nos recuerda que hay cosas buenas, y a ti te recuerda algo hermoso. Bonita entrada, y bonitas esas calles. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayas sentado conmigo para acompañarme.
      Agradecidísima.

      Eliminar
  3. Lo que tu quieras, pero si no es un turista es como si no fuera nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Ay la economía....!!!
      Para mí es importantísimo ver a esa persona por la calle, aunque sea de un cortijo y no se gaste ni en una bolsa de pipas.

      Eliminar
  4. que fotos mas bonitas, pues aun con todo hay que disfrutar, y el paisaje es bonito, los guiris ya volverán, mas adelante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estoy disfrutando mucho de mis paseos silenciosos por la Judería.

      Eliminar
  5. Hola Tracy.. La situación es terrible y tiene cosas muy malas, si podemos tenemos que adaptarnos a esa vida mucho más solitaria, pero tal vez más reflexiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No si yo me he adaptado totalmente y estoy disfrutando de mis largos paseos sin la bulla y el guirigay que había en otros tiempos.

      Eliminar
  6. Pues se echan de menos, quién lo diría, es verdad.

    Gracias por el té, Tracy. Un abrazo, y feliz día

    ResponderEliminar
  7. Hay que ver! A veces ocurre que las cosas mas inverosímiles nos recuerdan hechos importantes de nuestra vida. Supongo amiga mia que estamos todavía sin novedad en el frente.
    ESperaremos. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí desde luego ese hecho lo recuerdo siempre que paso por allí o entro a tomar una copa, además el rinconcito de la barra donde sucedió, sigue exactamente igual.
      Descuida que te llamo cuando el frente tenga novedad, a ver si la gente se va a creer que estoy esperando el resultado de una prueba de embarazo, jajajajajaja

      Eliminar
  8. ¡Qué lugar más bonito para tomar un té!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precioso, aunque ahora este solitario, pero también así es bonito.

      Eliminar
  9. Que linda es tu Cordoba y que arte tiene. Qué cosas más, sabias tú de tu buena esperanza que cualquier médico ajja. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que la lleva la entiende,, de eso las mujeres sabemos mucho.

      Eliminar
  10. Cuando atardece la playa está igual de solitaria...
    Bueno, allí me hacen la ola al menos...

    ResponderEliminar
  11. Hola Tracy, gracias, gracias por tus palabras. Sigo muy delicada, ni me acordaba cómo funciona el blog.
    Bonitas fotografías, Córdoba es preciosa. Un gran abrazo .Se feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo con todas mis fuerzas , pero usted
      échenos una manita con sus rezos, que su bondad seguro que hace que sean escuchados.

      Eliminar
  12. Un lugar precioso para tomarse un té sosegado, si señor !!!

    De todas maneras, Tracy en estos momentos ya no hay vuelta atrás, tenemos que saber convivir con el bicho y adaptarnos a una vida menos sociables. Triste, pero real.

    Abrazos con cariño y feliz Nadal !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sé, pero da penilla ver todo tan tristón.
      Besos

      Eliminar
  13. Ja ja ja
    Ese té, esa nube, esa persona y tus recuerdos.
    Pues me has hecho reir, y eso es de agradecer.
    Por el té.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te he hecho reír, me alegro muchísimo, tal como está la cosa me apunto un tanto.
      ¡Por el té y por ti!

      Eliminar
  14. He puestos mis ojos en fotos tan agradables por su entrañabilidad, que siento ese espacio cercano.Y la memoria del lugar y tu embarazo, cuán poético lo hacen. Hermosa arquitectura. Un abrazo dese mi cubil colombiano. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te gustaran las fotos y las contarrillas de mi primer embarazo.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  15. Siempre espectacular la juderia cordobesa. Grandes recuerdos del té que tomamos por ahí en 2018!
    Lo de enterarse del embarazo tomando unas tapas solo te podia ocurrir a ti, me encanta como lo has contado.
    Molts petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo pasa el tiempo! ¡¡¡2018!!! y parece que fue ayer...
      Jajaja desde luego reconozco que ahí me pasé de original ¡madremía! no me quiero acordar.

      Eliminar
  16. A mí con un bocata de tortilla francesa en un garito donde ibamos a cenar y una Coronita (que no he vuelto a beber de esas en la vida)... jajaj
    sí, se echa de menos el bullicio
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos coincidido en la forma de enterarnos que estábamos embarazadas, ¡qué bueno! aunque tu tortilla francesa fue más fina que mis calamares, jajajajaja

      Eliminar

  17. Me gusta
    tu escrito
    es
    tan
    lindo!!! ...

    ResponderEliminar
  18. Mi alma por un medio y una tapa de calamares en Casa el Rubio.
    Eres genial, tú u tu Córdoba, Esa zona la conocí en mi viaje de hace ya más de 10 años, cuando aún me atrevía a viajar. Ya sabes "Quien en Córdoba ha de morar, ha de poder cavar y arar, cabalgar a la jineta y vivir a la falseta y oír, ver y callar."
    Un abrazo de martes la nuit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo lo de "oír, ver y callar" es muy cordobés.
      Un gran beso.

      Eliminar
  19. Tiempo atrás, esa zona estaba muy concurrida, ahora sus calles desiertas te parece que vives en un sueño y te parece mentira esa realidad que vivimos ahora.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que en ese trocito de calle hay cinco establecimientos entre tabernas y restaurantes y fijaros como está de solitario

      Eliminar
  20. Eso me ha encantao. Las hijas, ay... Por cierto que hoy es el cumpleaños de la mía mayor.
    yo me enteré de que venía de camino en mi trabajo y me fui a dar un paseo largo su madre eterna sin tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicítala de mi parte, aunque sea tarde aún no se acabó el día.
      Besos a ambos.

      Eliminar
  21. Me encanta el lugar, y más por lo que significa para ti.
    :)

    Gracias, Tracy.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Objetivamente es un lugar muy agradable e histórico.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  22. Recuerdo esa calle llena de gente, como tantas otras.
    Salu2, Tracy.

    ResponderEliminar
  23. Esa nube a punto de vomitar debe estar embarazada... como tú cuando tu hija.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Para alguien como yo, que ha dedicado toda su vida profesional a la hostelería, es una desolación absoluta este panorama de ausencias. Gracias por el té.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Me encantaría ser una de las personas que pasaran esa puerta. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Que lástima...
    Que ruina... :(
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  27. Cuánto me hubiese gustado haber paseado contigo por mi judería...
    ;)

    Besos, prima.

    ResponderEliminar