miércoles, 3 de agosto de 2011

NOVENO DESAFÍO DE COLORES: AZUL OSCURO

Eran las 11,20 de la mañana del 31 de julio, cuando terminé de leer mi mayor desafío:
Me ha encantado leerlo por lo bien escrito que está, pero reconozco que es muy denso, muy extenso y con las páginas muy amarillas, sepa Dios desde cuando ese libro está en casa, seguramente vendría de mis antepasados, ya sabéis que soy muy disciplinada en la lectura y el libro que empiece, aunque sus  pajizas hojas dañen mi vista, lo acabo. 
El otro día me decía alguna bloguera que cuando ocurren imprevistos, hay que preguntarse en lugar de ¿por qué?, ¿para qué? y yo creo que el pié me lo he roto para acabar "La montaña mágica".
Fuera de bromas estoy muy satisfecha de haberlo leído porque está escrito maravillosamente, aprendes un montón de su prosa y te hace pensar y organizar tu mente en torno a  temas importantes de la vida (el tiempo, la muerte, la vida, la estética, el amor, la religión, el más allá, la música, la enfermedad, el paisaje, el humanismo, la literatura, masonería, etc. etc. etc.)
He llenado casi un cuaderno de anotaciones, la verdad: me ha enriquecido mucho.
 El argumento me imagino que sabéis cual es: la descripción de la estancia de Hans Kastorp, el protagonista, en un sanatorio de los Alpes suizos, donde sube a visitar temporalmente a su primo.
El autor, Thomas Mann, decide escribir esta obra al visitar a su esposa
Katia que está enferma en las montañas de Davos en los Alpes Suizos,
en el sanatorio de Zaubergberg.
En la correspondencia que Katia mantiene con su esposo le va describiendo la vida que hace allí y como son sus compañeros de hospital. Mann cuando sube a visitarla, los conoce personalmente y decide escribir sobre  este sanatorio  y los personajes que hacen una cura de reposo en él, la mayoría miembros de una burguesía anterior a la 1ª Guerra Mundial que se encuentra en franca decadencia.
La vida allí era un oasis de clase y elegancia donde las reuniones alrededor de las comidas abundantes y selectas muestran las señas de identidad de los que llegan allí a curarse.
Os invito a que leáis en el blog "Cocina y Cultura", los platos descritos en la novela:
http://cocinaycultura.blogspot.com/2011/05/thomas-mann-la-comida-en-la-montana.html 

18 comentarios:

  1. Tengo que confesar que no sabía de qué trataba, pero ahora aún tengo más ganas de leelo. Me gustan las novelas donde la cocina tiene un lugar importante en la historia, además veo que toca otros grandes temas. Seguro que es una obra profunda, de las que hacen pensar, como tú dices.
    La leeré después de verano (en vacaciones leo libros "de fácil consumo").
    Me gusta el blog que has enlazado (me apasiona la relación arte y cocina), voy a darme un paseíto por él.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en casa herencia de mis hermanos y la verdad es que nunca me he atrevido con él... tal vez este verano, que ahora me has metido el gusanillo!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tus recomendaciones y tus gustos son siempre exquisitos...

    ResponderEliminar
  4. Nos encanta tu blog, es maravilloso y estamos siguiendo.
    Glorinha y Rogerio Rinaldi creadores como pendiente.
    http://sbrincos.blogspot.com
    bjs.

    ResponderEliminar
  5. Lo leí hace tiempo. Y es como lo cuentas una de esas perlas de la literatura que no hay que dejar pasar. Debería de relerlo.
    Besos, Tracy.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que lo hayas terminado :) Por un lado, por lo que dices, ha tenido que costar que lo leyeras, pero por otro, has tenido la suerte de leer de un montón de temas y de aprender de ellos. Se ve un libro interesante =) No sé si ha sido tu mala pata lo que te ha hecho terminarlo o si ha sido de todo un poco, pero me alegro de que lo hayas conseguido y compartido con nosotros

    ResponderEliminar
  7. Querida Tracy
    Lo siento pero por más que corrí ayer no pude llegar a tiempo a tomar el téperohe hecho una pequeña trampa y he publicado hoy con fecha de ayer a las 23:59 ¡total unas horitas de nada no importa! aunque el té estará frío...
    Un asunto inesperado me mantuvo alejada de mi ordenador hasta esta mañana y eres a quién primero vengo a ver
    Te mando un correo y te cuento
    Un Beso

    ResponderEliminar
  8. Yo también la he releído este verano. Es una novela densa, filosófica, pero una gran obra de la literatura universal. Si tienes ocasión, lee "Los Buddenbrook", otra gran novela del mismo autor, aunque menos densa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me han entrado unas ganas de leerlo!!
    No quiero romperme la pierna pero si aprovechar unas horas para leer seguido!

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo leido hace unas cuantas decadas, tantas que no me acordaba demasiado.
    No me impacto nada, creo que lo leí demasiado joven.

    ResponderEliminar
  11. Ya que lo recomiendas y te veo con tanto entusiasmo...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Ahora toca ponerse con el 'Ulises' de Joyce. Seguro que puedes. ¡Ánimo, maifren!

    ...

    Xacto, nunca leí este libro. De hecho, nunca leí ningún libro. Todo lo que sé de cultura me lo enseñó la sobremesa de Antena 3. Ay, qué penica.

    Te mando besos antes de cenar.

    ResponderEliminar
  13. Nunca lo he leído... vaya que te ha sido provechoso este tiempo... pero cómo sigue tu pie? Espero que cada vez mejor!

    ResponderEliminar
  14. No lo he leído pero después de tu entrada igual me animo... cómo mínimo lo voy a tener presente.

    Vesss... no hay mal que por bien no venga, has podido leer la novela que requería quietud y tiempo.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  15. creo que es uno de los libros más bellos que leí (y lo hice dos veces seguidas! lo terminé y lo recomencé)
    me partió la cabeza la verdad... y del último capítulo, se desprendió mi primer tatuaje, je)

    besos

    ResponderEliminar
  16. Mann, siempre será un referente de la narrativa moderna. Celebro que te haya enriquecido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Si has tomado muchas notas del libro es que es buenísimo... estoy segura, lo anotaré amiga. bss...

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tu amable comentario y tu referencia, me alegro que te haya gustado la novela de Mann. Las páginas dedicadas a la comida , a parte de numerosas y muy detalladas, son maravillosas. Una obra que no tiene desperdicio, en todos los aspectos.
    No conocía tu blog, y me alegro de encontrarte. Seguiré visitándote.
    Un beso. Rosa

    ResponderEliminar