viernes, 14 de diciembre de 2012

UNA FIESTA PARA RECORDAR

la que ha preparado Jorgelina del blog  "Todas somos reinas" http://todassomosreinas.blogspot.com.es/
 para que contemos algún recuerdo navideño que tengamos presente en estos días.
Mi recuerdo se repite cada año el día 22 de diciembre, por eso lo titulé: 



Las vacaciones empezaban al son que marcaban los Niños de San Ildefonso, que para quien no lo sepa son los encargados de cantar los números premiados en la Lotería de Navidad.
Era el primer día sin clase y nos trasladábamos al pueblo, a casa de mi abuela.
Desde la distancia de mi adolescencia, me veo bajando bártulos por las escaleras de la casa de mis padres, teniendo como música de fondo el  soniquete  de los números premiados y la cantidad que le correspondía a cada uno de ellos:
- ...........pesetasssssssssssssss
                                                A lo que mi hermano, irremisiblemente, contestaba:
-A hacer puñetas.
Una vez en el coche, lo mandaban callar, porque mis padres no querían perderse la salida de "el gordo", ni el  número en que había tocado, ni mucho menos el lugar donde había caído.
Me recuerdo ensimismada en mis pensamientos, haciendo cábalas de la gente de la pandilla que habría llegado antes que yo. Todos vivíamos o estudiábamos  fuera.
 El distinto tono con el que se cantaba los primeros premios, me hacía volver a la realidad.
-¡¡¡¡Ha salido el Gordo!!!!!. ¡¡¡Ha salido el Gordo!!!
- ¡Qué temprano! El año pasado salió más tarde.
-Otra vez  que no nos ha tocado nada.
-Mañana miraremos el periódico, por si acaso nos devuelven el dinero.
Todos los años se repetía el mismo diálogo.
La conversación acababa al contar mi padre la anécdota de... "a Dios querer...", que más o menos relataba la historia de una viejecilla que todos los años preguntaba a la lotera el número premiado, hasta que la lotera cansada de oírla le decía:
-Abuela...¿pero usted juega? A lo que la abuela contestaba:
   - Yo no juego, pero "a Dios querer...."
Un señor muy aficionado a jugar a la lotería, la oyó y le regaló el mismo décimo que él jugaba.
 ¡Y tocó el premio gordo en ese número! Con lo que se cumplió lo de  "a Dios querer..."
Ese era un clásico de mi padre.
Cada año cuando se acercan estas fechas...
¡Me acuerdo tanto de él...!
Sobretodo cuando no juego a la lotería y pienso en esas palabras mágicas de:
"A Dios querer..."

27 comentarios:

  1. Una bonita historia la de esa abuela.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito y entrañable y así más o menos eran las cosas para casi todos, ese di 22 de las consabidas cincuenta miiiil peeeseetas.Yo hacía al revés vivía en una ciudad y me iba a la aldea de mis abuelos a plantar las patatas , coles y demás a hacer injertos(aprender a hacerlos) mi pasión era (y es) el campo,
    Me has llenado de muchos recuerdos.
    ¡Gracias y besos!

    ResponderEliminar
  3. Los padres permanecen siempre con nosotras, y a mi me gusta.
    Te dejo uno de aquellos recuerdos:
    Día de Navidad, en mi casa. Mis tios 2+2+2=6, mis primos 6, mi abuela, mis padres, mi hermana y yo.
    La mesa puesta y engalanada, las mujeres trajinando por la cocina, la chiquillería trasteando por las habitaciones.
    Mi tía dice ¡venga sentaros en la mesa! Y los caballeros animados por mi padre se sentaron en la mesa y rompieron una pata ¡¡Tachin!! Risas (nosotras) gritos (ellas) susto (ellos). Comimos en la salita un poco mas apretados, alguna copa de menos y muchas risas de mas.
    ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  4. Yo recuerdo unas navidades viendo rebajas de bikinis en Australia.

    Desde entonces espero poder repetirlas.

    ResponderEliminar
  5. Que lindo!!
    Cuando era chica el "Gordo navideño" era muy esperado y su premio era jugoso.
    Gracias por participar.
    Feliz navidad!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo sí que te quiero... muaccc!!! Que te toque un tipín!! ja ja

    ResponderEliminar
  7. Qué emotivo tu recuerdo! Y lo relataste tan bien...me encantó!
    Cuánta nostalgia al volver a nuestra niñez, no?
    Besos! Silvina

    ResponderEliminar
  8. Qué hermoso recuerdo, es tan lindo que lo tengas tan presente, no es para menos, gracias por compartirlo con nosotros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, estoy muy feliz de compartir con vos y todas las amigas esta fiesta virtual de navidad.
    Besos
    WWW.loreembarazada.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. gracias por invitar a tu Fiesta Virtual.
    El Premio de la Loteria..se canta?
    Soy colombiana, y no sabia.
    Un beso
    DORIS

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que tienes una prosa ágil y fluída que hace ameno leer cualquier cosa que nos cuentes, ya sea un cotilleo vecinal o un relato de tus "jueveandos".

    Tu recuerdo de hoy es tan simpático que me lo he leído dos veces y he recordado yo también esos 22 de diciembre pegados a la vieja radio, apuntando los números que iban saliendo. Bueno, yo es que ya gasto más que canas.

    Con mis mejores deseos de que "a Dios querer" nos sigamos comentando durante muchos años.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Dios mediante te seguiré leyendo, es imposible dejar de hacerlo. Solo voy a descansar un poquito junto al brasero, gracias por...bueno, ¿que mas puedo contar?.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. :)

    Yo me podría cerca de un puesto de lotería y diría "a dios querer", porque lo mismo vuelve a suceder.

    Entrañable relato, Tracy, lleno de humor,de recuerdos, de vida...

    ResponderEliminar
  14. Pues tu recuerdo es muyyy parecido al mío...mucho..
    ...lotería,viaje a casa de los abuelos..mirar en el periódico..
    ...sí,me hace recordar ese momento,ese día,muchísimo a mi padre..
    Besos,Tracy!!

    ResponderEliminar
  15. Entonces deberías jugar por ahí se te hace como a la viejecita.
    Besoss

    ResponderEliminar
  16. Para mí las vacaciones significaban volver a casa de mis padres salí de ella con 14 años primero por estudio y luego por trabajo.
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  17. evocaciones, de allí mismo, el costado zurdo (ese que late)
    saludos

    ResponderEliminar
  18. Creo que todos tenemos en la mente ese momento loteria de navidad como el pistoletazo de salida de las navidades, algo entrañable... pero me ha encantado la historia de la viejita!
    Será cuestión de ir diciento lo de a dios querer... a ver si tenemos un poco de suerte, no??
    No hace falta que nos regalen el décimo, yo lo compro pero que toque, y nos saque de la ruina.
    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  19. Mi papá juega todos los años, con la esperanza de llevarse el "gordo" alguna vez.
    Por ahora, los únicos gordos somos nosotros, después de la seguidilla de "despedidas" de año!
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Un recuerdo entrañable aunque no me van las loterías, como mucho "a Dios querer" suelen regalarme algún décimo. Pero comprar no compro nunca vaya a ser que me toque. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. qué bonito recuerdo!! una linda anécdota!!! nosotros no jugamos a la lotería, pero si mi papá tiene su frase que nos ayuda en la vida "Dios proveerá", besos

    ResponderEliminar
  22. Tracy:

    Dejandote todo mi cariño con el deseo que disfrutes un buen fin de semana!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  23. TU HERMANO ES QUE HA SIDO MUY GRACIOSO SIEMPRE. ¿NO?. UN BESO

    ResponderEliminar
  24. Dicen que una persona permanece entre nosotros mientras que se le sigue recordando y hablando de ella, así es que muchas gracias porque hoy habéis multiplicado el tiempo que permanecerá mi padre entre nosotros, haciendo vuestra su frase de "a Dios querer..."
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  25. Que buena la rima de las pesetas!
    Que buenos recuerdos no? y la anecdota...
    Sí...me voy a coger a tu frase de que una persona permanece con nosotros mientras se la siga recordando y hablando de ella..porque la necesito

    "a Dios querer"

    Alpaca se despide sin frase, sólo con un beso por falta de tiempo:

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar