jueves, 24 de abril de 2014

JUEVEANDO SOBRE PERSONAS

es la convocatoria que nos hace Juan Carlos, así es que si queréis ampliar vuestro círculo de personas conocidas, pinchad aquí


PERSONAS


Esta imagen de felicidad, sencillez y ligereza,  me ha llevado a escribir sobre las personas que por su especial idiosincrasia nos hacen más agradable la vida.
Estoy segura que de esas, hay muchas, pero me voy a centrar en las gentes de Conil que parecen estar hechos de una manera especial o será que el aire del Levante le arrastra los enfados, el desagrado y todo lo que de negativo tiene el ser humano, por supuesto que entre ellos habrá de todo, pero nunca me los encontré en las veces que estuve allí.
Por la mañana cuando iba a la tiendecilla de la esquina a comprar, una mujer jovial me recibía con la mejor de sus sonrisas y a la vez que me daba los buenos días te preguntaba lo que necesitabas y al contestarle:
- No tengo prisa, gracias, ahora cuando llegue mi turno...
- ¿Y si no tengo lo que viene buscando? ¿para que va a perder horas de playa? Conozco a mis clientes y si se lo digo es  porque puedo decírselo, créame.
Naturalmente lo que iba a buscar, lo tenía. La tienda se llamaba "Un poco de todo"
Las veces que estuve allí no paraba de atender a unos y otros sin perder la amabilidad, ni la calma.
¡Una buena manera de empezar el día!
Al transitar por la zona no peatonal,  los que conocen el lugar saben de las cuestas y de las aceras sumamente estrechas, jamás he oído tocar el claxon porque los peatones fueran por la calzada, se limitaban a ir detrás suya, como si el coche fuera otro peatón más, hasta que al oír el motor, le dejaban paso. 
¡Increíble!
Ya por la noche, sentados en la terraza de un bar en el que las mesas invadían la puerta de entrada de una casa, intentamos levantarnos para darle paso a un chico que venía con un cochecito de bebé.
- No se molesten, pliego la sillita y la paso por encima, porque se les va a enfriar el pescado si empiezan a moverse.
¡Buena onda de principio a fin!
Personas que nos hacen la vida más llevadera.

76 comentarios:

  1. Vamos, igual que los de las grandes ciudades...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las grandes ciudades producen monstruos, como los sueños de la razón.

      Eliminar
  2. Gracias a Diós, que existen estas personas.
    perque nos ponen mas faciles las cosas y nos ayudan a se mas felices.
    Saludos muy cariñosos, Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abundan más que las otras, lo que ocurre es que pasan más desapercibidas.

      Eliminar
  3. Sabía que de todas las imágenes esta es la que tu escogerías, y me encanta, te ha servido para servirnos en bandeja la alegría, la bondad, la cara agradable de la vida, hay muchas personas como estas y solo hablamos de las otras. Hoy ya estoy contenta. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de dos o eres brujita o me conoces muy bien, ya me contarás cual de las dos cosas es la verdadera. Besitos.

      Eliminar
    2. Es la que hubiera elegido yo, jeje. Cosas de bruja.

      Eliminar
  4. Es bueno saber que no sólo en Conil, en cualquier lado del mundo, hay buena gente o buenas personas.
    Si todos fueramos así, que pedazo de mundo sería este¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está en nuestra mano hacer todo lo posible para mejorar la parcela del mundo más próxima a nosotros y que vaya irradiándose la buena onda.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Entran ganas de irse al Conil.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuando era pequeña, creía que Conil estaba en el extranjero... Válgame, qué gente más estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ¿Y eso por qué? ¿te sonaba el nombre extraño?, hoy día casi lo es por la cantidad de guiris que hay, pero casi son conileños en su forma de ser..

      Eliminar
  7. Empiezo a luchar contra la "civilización".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Biennnnnnn!!!!!, vamos ganando adeptos.

      Eliminar
  8. Conil es un sitio encantador, lo mismo que su gente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que rubriques mi afirmación para que los incrédulos me crean.

      Eliminar
  9. Así da gusto!

    Aquí casi todo el mundo lleva cara de perro cabreao...

    Una semanita en Conil necesitaría yo...

    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que tú, la semanita en Conil la necesitarían los "perros cabreaos", jajajajaja.

      Eliminar
  10. Hay gente maravillosa por el mundo, gente alegre, que nos cautiva por su sonrisa, su amabilidad y su servicio. No conozco Conil, pero al hablarnos tan divinamente de este lugar, quién sabe si alguún día voy por allí y me pueda encontrar con tu sonrisa.
    Un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la visitara estoy segura que le gustaría, se encontraría en su ambiente con gente sin hábito pero buena de verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Sin duda cuesta bien poco solo un poco de voluntad y todos seríamos más felices. Donde vivo es un pueblo del norte de la isla de Tenerife y cuando voy a la ciudad noto, notablemente, el cambio de comportamiento entre un lugar y otro, debe ser que la gente confunde civilización con mala educación y mal rollo.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La amabilidad cuesta poco practicarla, pienso que son las prisas y el estrés lo que hace distinta a la gente de la ciudad a la +de los pueblos.

      Eliminar
  12. A ese paraíso me quiero ir a vivir.
    Que lindo que la cordialidad, la bondad este primero.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He contado mi experiencia, aunque no dudoque haya gente de todo tipo que serán la excepción que confirme la regla-

      Eliminar
  13. Tropezar con el mundo pseudorural, el de la gente sencilla es algo que convendría que todos supiéramos hacer a menudo. Lo hice durante muchos años, cada verano, hasta que cumplí los 16. Aún lo añoro. Tracy. Tu relato me ha hecho volar hasta allí. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haberte hecho revivir etapas felices de tu vida.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Sin duda alguna, que bien que aún nos encontramos con personas que irradian esplendor de energías sanas, y que ayudan a motivarnos a ver la vida desde otra perspectiva. Genial aporte.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es su mayor atractivo que te hacen ver que otra sociedad es posible y no es pura utopía.

      Eliminar
  15. La gente así, me encanta, buena gente...alegre, sencilla... todo es más fácil así...

    Un saludo y ¡olé! para ellos y un beso fuerte para ti (olé también).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y a quién no?, lo agradable nos gusta a todos, incluso a los que no lo son.

      Eliminar
  16. La buena gente se tropieza con buena gente....
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es por eso que me he tropezado contigo? Gracias por propiciar nuestro encuentro.

      Eliminar
  17. Ese comportamiento tolerante lo hacen los siglos de civilización que tienen y su modo de entender la vida :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es su modo de entender la vida, el mar, el Levante, las civilizaciones que han pasado por allí, una mezcla de todo.

      Eliminar
  18. En las ciudades del interior se vive sin prisa y si es turística más, los estresados y apurados son los que en verano llegan a ella. Vivo en una ciudad a la que la llaman "ciudad feliz", si quieres conocerla en el margen derecho de mi blog está.
    Besoss hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/04/los-pequenos-robots-que-invadiran-el.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He ido a conocer tu ciudad, en e llado derecho de tu blog, es preciosa y ese apelativo de "ciudad feliz" aún la hace más atrayente.

      Eliminar
  19. Buen ánimo, se adivina muy buena salud. Las personas con ese tipo de actitud son personas sanas.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no lo sé... esa afirmación implica ir demasiado lejos, aunque la salud mental se ve que la tienen perfecta.

      Eliminar
  20. Madre mía...si todo el mundo fuera así..
    ...otro gallo cantaría!

    ResponderEliminar
  21. Sí, en Conil sólo hay gente maravillosa. No es como en Zaragoza, por ejemplo, que hay de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Conil también hay de todo, como en todos sitios, lo único que tuve la oportunidad de conocer a gente buena igual que en Zaragoza te conocí a ti que eres super divertido y contribuyes a hacerla ida más agradable.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. A veces los cuentos cobran realidad por algunas personas que los hacen posibles.

      Eliminar
  23. Me apunto a ir yaaa!! No es un sueño??

    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Hola, Tracy.

    Conozco a alguna de esas personas que te hacen seguir por la vida con alegría.
    Unos besos.

    ResponderEliminar
  25. Reconozco a esa buena de Conil, he ido mucho por allí y sé de lo que hablas. Por cierto mi exposición de faros se inaugura en Conil el día 8 de mayo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás como ha ido todo, te deseo lo mejor.
      Qué pena que no haya sido mientras estaba allí, hubiera asistido encantada.
      Un abrazo y suerte.

      Eliminar
  26. Pues si, la verdad es que esas personas te hacen la vida más feliz; pero no son muchas, sobre todo en la ciudad cuando todo el mundo va con prisa y no se paran para nada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son muchas pero seguro que son más que aquellas otras personas que hacen que la vida no sea tan agradable como debería serlo.

      Eliminar
  27. Por mucha maldad que haya, siempre quedará gente buena.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en mayor número que la que no lo es.

      Eliminar
  28. Tracy, te he dejado comentario, no sé si ha entrado. Pero bueno te decía que por mucha maldad que haya en este mundo, siempre quedará gente buena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Qué lindos son esos sitios donde la gente tiene un ritmo distinto, pacífico, y lleno de buena energía.
    Me pasó algo parecido en mis vacaciones, cuando fui a un pueblo donde la gente siempre estaba de buena gana para atender a los clientes, y predispuesta para ayudar a los turistas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas disfrutado con una experiencia similar a la mía. Es genial.

      Eliminar
  30. Lo que se dice un relato constructivo Tracy!!

    ResponderEliminar
  31. Tracy, se agradece entre tantas noticias negativas...que nos dejes tu crítica positva y constructiva a las gentes de Conil...Me encanta, amiga. Mi felicitación y mi abrazo. Feliz fin de semana, Tracy.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que se dicen las cosas negativas hay que decir también las cosas positivas, es casi un deber.

      Eliminar
  32. Creo en la buena gente, me gustó tu relato Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lao por tus comentarios, celebro que hayas calificado mi relato de constructivo, haber si aprendemos algo.
      Un beso.

      Eliminar
  33. Me alegro que hayas encontrado un lugar así, si conoces alguno más compártelo, no es fácil ver gente amable y contenta, creo que los tiempos que corren no lo favorecen, aunque es verdad que no se puede generalizar y hay personas maravillosas que de vez en cuando nos dan una buena lección.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  34. Ya lo creo que la hay... y por todas partes.
    Besos, linda.

    ResponderEliminar
  35. NO PUBBLICAR sigo la entrada de HUGO esta tan linda la pude leer en el fleedlly bien, a buen tañaño, lo
    que te digo pasa cuando quiero acceder a tu blog.

    ResponderEliminar
  36. Esas personas nos hacen la vida más fácil, y tu al contárnoslo, también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Es una suerte encontrarse con personas así, bien dispuestas y con buena onda. A veces nos damos de narices con cada caracúlico, que la diferencia se agradece. Una sonrisa, buena disposición y trato, hace que todo sea más llevadero.
    Sonrisa para ti Tracy y un beso al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  38. Lamentablemente no se prodigan mucvho esa clase de personas tan amables, si están en tu entorno, felicidades.

    ResponderEliminar
  39. Habrá que ir a Conil, que no lo conozco. Que ambiente tan de personas en toda la extensión de la palabra. Besos.

    ResponderEliminar
  40. He disfrutado tu relato costumbrista, reflejo del hacer de un pueblo y sus gentes. es bueno conocer estos detalles que te hacen añorar esos lugares. Muy bonito.

    ResponderEliminar
  41. Qué bello se puede tornar el mundo con lo común, verdad? Yo tuve de esos días en los que el sol brilla y la gente es amable, aunque por Buenos Aires es algo difícil de encontrar, todos llevan tanta prisa... Muy bello el relato!!
    Besos muchos!

    ResponderEliminar
  42. Vamos, que leyendo este homenaje a las gentes de Conil, no me queda mas remedio que ir un dia de estos a disfrutar de su gente y de su mar.
    Besos

    ResponderEliminar
  43. Me gusto mucho tu reflexión. Me recordó un viaje que hice hace años a la isla de El Hierro. Allí (al igual que en las otras islas más pequeñas) la gente sigue viviendo como si fueran todos una gran familia (de echo, en muchos casos es así).
    En una ocasión nos quedamos sin agua para beber y, no habiendo ningún sitio cerca para comprarla, tacamos a la puerta de una las pocas casas que había. Allí aún se dejan las puertas abiertas. Nos recibió una señora mayor que no solo nos dio toda el agua que quisimos con una gran sonrisa, sino que además nos invitó a entrar en su casa a tomar café. Huelga decir que mi familia y yo pasamos una tarde muy agradable en compañía de aquella señora que hasta entonces no conocíamos de nada.
    Un abrazo.
    ibso

    ResponderEliminar
  44. Solamente he estado un día en Conil, pero con tiempo más que suficiente para apreciar y percatarme de esa amabilidad que resaltas en tu entrada. Cuando por circunstancias perdemos la fe en las personas, deberíamos recordar que son muchas más las personas amables, generosas, cordiales que las otras, pero "destacan" menos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Me gustaría encontrar un lugar así, donde la buena onda sea general. Agradezco si, cuando algunas veces siento que realmente se me trata amablemente... Claro, estas son las cosas que le provocan a una querer seguir yendo a ese lugar.
    Un beso!

    ResponderEliminar