domingo, 13 de abril de 2014

LOS AÑOS SESENTA A ESCENA

"Los hijos de Kennedy" de Robert Patrick dirigida por Josep María Pou 
 llegó al Gran Teatro de Córdoba y vendió todas las localidades 
¡claro que con el plantel de actores que traía...!
Todos hicieron un trabajo espectacular, en una puesta en escena que requería que todos permanecieran ante el público, aunque no les tocara el turno interpretativo.
En este aspecto me pareció que destacaba Emma Suárez, que no paraba de emplear su lenguaje gestual para hacer puro teatro, sin un momento de descanso por su parte.
La obra, como se puede desprender de lo que llevo escrito, está formada por una serie de monólogos de cada uno de los personajes  que reflejan los arquetipos que componían la sociedad norteamericana en los años sesenta:  movimiento bohemio y hippie (Ariadna), el gay y la contracultura (Fernando Cayo), Wietnam y los misiles nucleares (Álex García), la década de Marilyn (Maribel Verdú) y la clase afín al poder (Emma Suárez).
 Son temas interesantes que nos llevan a revivir aquella época pero que para ser representada en un teatro, a veces resulta pesada.
Sin que la obra sea mala, que no lo es, la salvan los actores.
Mis aplausos para ellos.

26 comentarios:

  1. Me alegra que lo hayas pasado tan bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me alegro de verte por aquí, aunque sea entre procesión y procesión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me han hablado muy bien de esta obra.
    Si tuviese la oportunidad no me la perdería.
    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que va a tu ciudad, está atento.
      Feliz semana.

      Eliminar
  3. Ariadna Gil también?
    Siempre me parece que sobreactúa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue la que menos me gustó, pero justamente por lo contrario que tú dices, la vi sosa, falta de energía, poco convencida del mundo hippye que ella representaba, en una palabra insulsa.
      Besos

      Eliminar
  4. MB. Por cierto, me encanta el original diseño de esta tu página.
    Feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien!, me alegro que te guste el diseño de mi blog, así te encontrarás en él más a gusto y lo visitarás más a menudo.
      Feliz semana.

      Eliminar
  5. Me alegro que disfrutases de la interpretación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, porque con lo que valen las entradas....

      Eliminar
  6. Bueno, pues me alegro que la hayas podido ver. Esos años fueron muy densos para llevarlo al teatro, pero es bueno ese intento.
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lujo tenerla por aquí, lleva razón estos años estuvieron repletos de tantas cosas... que no se pueden meter en hora y media de función, poro es una introducción para seguir ahondando más en esos temas.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. ¡Feliz domingo, Tracy!
    Me encanta la imagen (lo que se ve) del teatro de Córdoba, tiene pinta de ser muy bonito.

    Un beso fuerte, querida Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy, muy bonito y cuando está lleno a rebosar, mucho más.

      Eliminar
  8. Mmmmm.... aplaudiremos a los actores, pero no me seduce en exceso el tema.


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aplauso que se lo tienen bien merecido, unos más que otros, pero en general bien.

      Eliminar
  9. Me gusta mucho Emma Suárez,pero por lo que cuentas,la obra no me atraería.

    Buen lunes ya...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí estuvo colosal, lo cual no es noticia: siempre lo está.

      Eliminar
  10. Muy interesante lo que nos cuentas, Tracy...Cuando hay buenos actores la obra siempre vale la pena.
    Mi abrazo y feliz semana, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Sí los actores convierten una obra mala en buena y viciversa. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me han gustado ellas en sus pelis, en teatro no lo sabría decir :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Se ve que la has pasado lindo, me legro por ti.
    Cariños…

    ResponderEliminar