jueves, 5 de febrero de 2015

JUEVEANDO CON EL "FLASH BACK"

Lucía nos propone escribir una historia con un final común para todas las historias.
Veremos, en su blog, lo que hemos escrito.




Se conocieron de forma casual en un bar de ambiente a esa hora en que el alcohol corre alegremente entre la gente de la noche.
 El amigo de una amiga de la prima de una exnovia los presentó, en medio de luces intermitentes y músicas estridentes que hacían imposible la comunicación.
Alejandro nunca supo como se dejó convencer por sus miradas lascivas y sus caricias aterciopeladas, seguramente la profesión de modelo en la Escuela de Bellas Artes le habían hecho ser un sex-symbol. Se dirigieron al "cuarto oscuro"del que no salieron en toda la noche amándose apasionadamente hora tras hora, hasta que, ya, de madrugada se despidieron, quedando en wassapearse.
Nunca se volvieron a ver 
Siete meses después de aquél día imborrable le envió un telegrama.
"Alejandro vivo en Holanda, trabajo en un local donde exponen sus obras todo tipo de artistas noveles. Estoy aprendiendo mucho y soy feliz."

67 comentarios:

  1. Y el flashback?

    Tomando un té, fijo... jajaja

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón porque el texto tenía que haber empezado con el final y luego recordar lo que había pasado en un principio, pero.... las directrices eran esas, llegar con las mismas palabras fuera cual fuera el relato.
      Lo del té muy ingenioso, jajajaja
      Besos.

      Eliminar
  2. O sea, que se llevó un buen corte...
    Creía que había tenido un bebe,sietemesino
    Bss,me gustó¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tú lo ves como que el sex-symbol era una chica, quizás, es otra posibilidad de relato.
      Esto es lo bueno de estas cosas que de un mismo relato pueden salir miles según las interpretaciones.
      Me gustó la tuya.
      Besos.

      Eliminar
  3. Bueno...al final no lo olvidó del todo e incluso lo hace partícipe de su felicidad, que es mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que tú dices es lo más importante a tener en cuenta.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Es el primero que leo, voy a pasarme por las otras casas, de momento este me gusta. Mucho. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. ...................lo disfrutaron.....lo pasaron bien.....la pasión corría por sus poros......que mas da lo demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has quedado con lo que verdaderamente importa la pasión.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Comprendo que Alejandro no supiera como se dejó convencer de ir al "cuarto oscuro" con una sex-symbol después de recibir miradas lascivas y caricias aterciopeladas... yo no hubiera ido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menudo eres tú!!!!
      ¡Cómo para fiarte de nadie!!!

      Eliminar
  7. Por lo que se deduce de tu relato, a ella "le ponían" los tipos relacionados con el arte ¿eh?. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi relato no aparece ninguna "ella", ay que ver el poder que tienen los estereotipos...
      Interesante tu interpretación, es otra posibilidad.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Tampoco aparece ningún "él" y cuartos oscuros hay de muchos tipos ¿no?
      Otro beso para ti.

      Eliminar
    3. Por eso cada cual elige la pareja de Alejandro según le apetezca y hace que aparezcan otros relatos. El tuyo ya te dije queme gustó.
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Se es feliz, no hay nada más que añadir.
    Salu2 felices, Tracy.

    ResponderEliminar
  9. Esta vez no me he atrevido. Demasiado pie forzado. Me maravilla vuestra disposición y brillantez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poquito forzada sí que venía la cosa, pero que tú tienes más arte que nadie para haberlo .hecho, así es que no te disculpes.
      Besos

      Eliminar
  10. Esas relaciones de una noche pueden dejar huella.

    ResponderEliminar
  11. Menuda noche tan trabajosa...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Pero como se suele decir; que les quiten lo bailao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no se lo quita nadie, afortunadamente.

      Eliminar
  13. Extraordinariamente sorprendente. Un final para la interpretación ... Un favor: ¿Volvieron a verse? ¿Hubo futuro, juntos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La últimas preguntas te las tienes que contestar tú y hacer tus propios relatos, porque justamente para eso es para lo que tienen un final abierto.
      Besos

      Eliminar
  14. El relato te salió más o menos bien, pero el final propuesto no tiene asunto, ¿un telegrama?, ¿en qué época se desarrolla la acción?, además el mensaje no tiene formato de telegrama...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final nos lo dan hecho, pero tampoco creo que sea imprescindible saber la época en que se desarrolla la acción o que el mensaje se diga que es un telegrama y no tenga su formato.
      Los relatos unas veces salen mejor, otras peor lo que tratamos es de entretenernos. Te agradezco tu comentario y espero que el próximo te guste más que este.
      Besitos

      Eliminar
    2. No estoy criticando tu relato en particular, porque tuviste que ceñirte al final propuesto.
      Pero creo que la persona que lo propuso fue poco cuidadosa, que la persona pudo poner un telegrama está bien, pero lo escrito no concuerda, recuerdo que para poner uno de esos lo que más se cuidaba era no poner palabras de más, porque cobraban por palabra.

      Eliminar
    3. Quiero, me gusta, te agradezco que me los critiques, en serio. De ahí se aprende y tú tienes mucho que enseñar.
      De lo demás ya e dije ayer que creía que no era relevante, la imaginación puede alterar la realidad y no pasa nada ¿no crees?
      Un beso y gracias por estar ahí.

      Eliminar
  15. Un momento de pasión fugaz,espontaneo..
    Besos,Tracy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue y ese fue su valor.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  16. Jenofonte hace un buen análisis del relato, me parece interesante.

    Eso es un comentario inteligente de los que me gustan.

    El relato está poco más o menos bien, admiro tu capacidad de poder escribir por lo que piden. Yo no puedo.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empiezo por el final: Tú dices que no puedes porque no te has puesto a hacerlo, unas veces te saldrían mejor que otras, pero te saldrían.
      Jeno siempre hace buenos comentarios y además incluso te regala poesías hechas por él, lo que hace que se enriquezca tu blog, pero hoy , como le he dicho a él, no veo relevantes las cosas que echa de menos en el final, quiero decir que no son relevantes para el desarrollo del relato, al menos así lo veo yo,
      Un beso Pluma.

      Eliminar
  17. Te felicito por tu capacidad imaginativa, he pasado un buen ratito leyéndote.
    Seguro que le recibe con tulipanes, ya sabes, nunca es tarde.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, ese puede ser otro interesante final.
      Un beso estupenda cocinera.

      Eliminar
  18. Como se dice en mi tierra que le quiten lo bailao jajaja.
    Buen relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí también se dice eso y nunca mejor dicho..
      Un besazo.

      Eliminar
  19. Me gustó la presentación: el amigo de una amiga, de la prima de ... Je, je.
    Al menos el calentón le sirvió para conocer mundo...
    Bss, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja a todo hay que sacarle partido.

      Eliminar
  20. Muy bién!!!. en tu relato, ni siquiera hacia falta mandar el telegrama. Par nada . Despedir una relaciócn cuando aún no se ha consolidado, es absurdo. Seguro que al dia siguiente ni se acordaban de nada. Aunque esto no quita mérito al texto, que es genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso igual que tú, pero bueno un detalle que mandara el telegrama.

      Eliminar
  21. Se lo pasaron bien y eso es lo que importa, a los siete meses ella sintió deseos de ponerse en contacto con él y habría perdido el número de móvil pero tenía su nombre y dirección, un telegrafa era lo adecuado solo para que supiera donde estaba. Ya si luego pasó algo más es cosa que cada uno debe imaginar a su antojo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente eso es lo que importa, la vida está hecha de momentos.

      Eliminar
  22. Le quedo tan buen recuerdo de aquella única noche, que se vió obligada a hacerle participe de su nueva vida.
    Gracias por participar y no olvides pasar a recojer el pequeño regalo que os dejo en mi blog.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YA lo he recogido. Muchas gracias por el detallazo, ha pasado a formar parte de la carpeta que he hecho con todas las carátulas que hacéis con cada relato juevero, hay una buena colección a cual más ingenioso y sobretodo hechos con muchísimo cariño.

      Eliminar
  23. Aunque solo fue una noche, dejó huella y por eso le explicó lo de su nueva vida.
    Muy buen relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Después de esa memorable noche, cada uno a su vida.
    Sabían que era un momento.
    Y con los meses, volvió un recuerdo.
    Bien por ellos.

    ResponderEliminar
  25. Buena historia, con despedida sí, pero bastante amorosa jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Se contrarrestan el amor de toda la noche y el olvido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Una relación, la que narras, que para él resultó imborrable.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Hola Trancy, buenos días. Bello relato que has creado para el reto del blog de Lucia.
    Gracias por seguirme, encantada yo aré lo mismo. Precioso tu blog y su contenido muy interesante.
    Abrazos. Feliz fin de semana.
    Lola Barea.

    ResponderEliminar
  29. Parece que aquella noche de pasión dejó huella.

    ResponderEliminar
  30. Una corta historia pero muy intensa!

    ResponderEliminar
  31. Intenso debió ser aquel cuarto oscuro, para que muchos meses después su recuerdo fuese motivo de una sugerente comunicación. Esto no acaba aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hay momentos especiales cuya huella perdura para siempre. Encuentro casual y fortuito pero no por eso menos apasionado e intenso.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar