viernes, 6 de marzo de 2015

JUEVEANDO CON LA SORPRESA

Esta semana nos dirige Dorotea y su propuesta es sorpresiva, a cada cual le ha dado un tema elegido por ella, los podéis leer aquí
A mí el título que me ha asignado es:


LA  MÁQUINA  CHOCOLATERA



Cansado de trabajar de sol a sol en el pueblo se fue a la costa a probar suerte. pronto se dio cuenta que había gente que manejaba dinero fácil con mucha alegría, parecía como si no les costara trabajo ganarlo. A fuerza de observarlos empezó a desear ser lo mismo que ellos y  empezó a indagar:
 ¡vendían "tabletas de chocolate"!
Pensó que si el chocolate en tabletas producía esos beneficios, cuanto más lo produciría si lo ofertaba recién hecho con pinchos de frutas. Así es que invirtió sus ahorrillos  en una máquina chocolatera y puso un chiringuito en los jardines que había junto a la playa con el siguiente cartel:
¡¡¡¡Chocolate barato, al costo!!!! 
Pronto se acercaba gente de toda condición, unos atraídos por ese pincho apetitoso que vendía, otros no salían de su asombro al pedir "maría", "costo" o claramaente "hachís" y como única respuesta tenían la cara de panoli que se le quedaba al chocolatero ante su petición, algunos después de tomarse un pincho de frutas bañado en chocolate se marchaban contentos de no tener que luchar con lo que ellos creían que era una competencia solapada de un "camello" "espabilao".
El chocolatero para evitar sucesivas equivocaciones cambió el cartel por este otro:
¡¡¡Vendo el mejor cacao,
 aunque no sea al costo, ni sea de María!!!

44 comentarios:

  1. Jajajja
    Yo quiero brocheta con chocolate de cacao!
    ; )

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que no lo mataron antes de indagar....

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hacia Belén también iba una burra cargada de chocolate... sería del gremio :)))
    Muy ingenioso, sí señora!!! :)))


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno!, no había caído en esa figura del belén, jajajajajaja

      Eliminar
  4. ¡Buenisimo! le has dado un punto a la realidad con sentido del humor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor es un buen aderezo para todas las salsas.

      Eliminar
  5. Es que uno llega de fuera y no sabe las costumbres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que de fuera... del campo que es otro mundo.

      Eliminar
  6. jajajaja Listo y emprendedor el hombre, hoy dia no hay muchos, si no no se explica que tengamos este Gobierno con malloria absoluta, pero ya le queda poco, pero siguen jodiendo hasta el final... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Todo lo relacionado con el chocolate es bueno. Yo creo que habrá muy poca gente que el chocolate no le haga gracia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da energía y además es sustitutiva del sexo. ¡casi ná!

      Eliminar
  8. El reclamo daba motivo para la confusión, jaja. Igual tampoco hubiera estado mal haber invertido en ambos negocios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja. Si es que los equívocos son muy enojosos.
    Salu2 chocolateros, Tracy.

    ResponderEliminar
  10. Que se callen las contadoras de calorías, donde haya un buen chocolate blanco, de leche o amargo, la satisfacción gustativa está servida! Luego hay una resaquilla cara al peso, pero preferible... Me cae muy bien tu chocolatero. Gracias por participar y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por una vez en la vida no se relaciona el chocolate con los kilos y créeme que me costó trabajo no relacionarlos.
      Le comunicaré al chocolatero eso de que te cae muy bien, he de decirte que a mí también.
      Besos

      Eliminar
  11. Jajajajaj qué bueno, hay frases que pueden liar...huissss no, liar no!
    Que son un lío, vamos.
    :)
    Ingenioso resultó ser también, eh!

    ResponderEliminar
  12. Bueno, bueno. Se empieza de chocolatero y se termina como Walter White. Vendiendo metanfetamina a los narcos mejicanos.

    ResponderEliminar
  13. Muy ocurrente tu relato Tracy! Buena manera de encontrarle la vuelta al título que te tocó en suerte :D
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hubo un momento que no supe cómo meterle mano a la dichosa máquinita.

      Eliminar
  14. Muy bueno amiga, fácil confusión, y simpática también.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Fantástico, Tracy!!
    Que pases buen fin de semana. Abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Genial, Trazy, buenísimo. Felicidades. besos de buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que te haya gustado.
      Un beso María.

      Eliminar
  17. Que no falte el humor, este chocolate si que está dulce y rico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Buenos días, Tracy:
    Un placer, de esos que llevan a relamerte los dedos, leer tu relato delicioso confeccionado a base de ingenio puro y humor sano.
    Le recomendaré la lectura de tu blog a mi dietista, Tracy. Lo veo bastante crispado desde que no saborea una buena onza de chocolate.

    ResponderEliminar
  19. Tengo que considerarme adicto al chocolate, por eso tu relato me parece sabroso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Pienso Tracy que pronto llegaría a descubrir que con ese chocolate, tardaría un poco más en hacerse rico. Eso sí, contribuiría a que la vida de los demás fuera un poco más dulce.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Ja ja ja has resuelto muy bien el título que te ha tocado!

    ResponderEliminar
  22. Mejor aclarar, sí...aunque yo soy de la opinión que el que vendía nuestro protagonista da más alegrías que el otro...
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Es una confusión muy curiosa. Un primo mío, mexicano, me preguntó porque en Madrid vendían chocolate por la calle y lo ofrecían en voz baja.
    Divertido relato. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Jajaja que bueno el final! Que arte, hacer reír es lo más difícil del mundo, y tu relato me ha hecho acabar a carcajadas, lo de aunque no sea de María es buenísimo, eso si, el chocolatero no iba a forrarse vendiendo ese chocolate, pero la verdad es que seguro que fue mucho más feliz! Miles de besosssssssssssss.

    ResponderEliminar