lunes, 7 de septiembre de 2015

LUNES DE PONERSE MANOS A LA OBRA

y de quitarse los gramillos de más que hemos cogido estas vacaciones ¿no?
Y en caso de no poder, se recomienda la siguiente plegaria:
No las amigas virtuales, las otras, jejejejeje

43 comentarios:

  1. Yo siempre he creído en este tipo de soluciones. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en aquellas en las que tú no tengas que adelgazar, sino que engorden otros.

      Eliminar
  2. Haremos dieta y ejercicio hasta Navidad...

    ResponderEliminar
  3. Creo que la oración es lo mejor que se puede hacer.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La menos lo que cuesta menos sacrificio, jejejejeje

      Eliminar
  4. ¿¿Ya??
    Todo de golpe nahhh, Tracy.
    Poquet a poquet...
    :-)

    Amén!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con lo que corre el tiempo, como no aligeremos la Navidad nos coge gordas y ¿Cómo engordar más si no adelgazamos antes?

      Eliminar
  5. Por Dios que la de los lunares consiga adelgazar, si seguimos engordando me van a tener que asignar un código postal para mi sola. Saltos y brincos divertidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, cría que los exageraos éramos los andaluces,,,

      Eliminar
  6. Jajjajaja, el chiste es genial...

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. La plegaria sólo es para las amigas reales, no para las virtuales. Así es que tranqui.

      Eliminar
  8. Jajajaja, o al menos que así las veamos nosotras,¿no?
    Que malasssss
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con verlas más gordas, aunque no sea verdad, nos conformaremos.

      Eliminar
  9. Por lo menos intentarlo es lo importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto es por si nuestros intentos fallan.

      Eliminar
  10. me duele la cabeza solo con pensar en ello

    ResponderEliminar
  11. ¿Gramos?
    Que suertuda, lo mio son kilos... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, vale, Tracy... ya veo que nos quieres mucho.

    Un beso muy fuerte y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, os quiero mucho porque os he dejado fuera de la plegaria.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  13. Hola. eso que engorden tus amigas reales... las virtuales que adelgacen sin esfuerzo... muy real e irónico.

    ResponderEliminar
  14. Me encanto la oracion y la hare conocer a la susodicha.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Buenas tardes, Tracy:
    En mi caso, dada mi tendencia al exceso, no he ganado unos “gramillos”, sino añadido unos “kilillos”.

    Dicen que reir adelgaza, así que procuremos tomarnos el tema con humor, que a diferencia de la “gordura” nunca está de más.

    Un abrazo, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si reír adelgaza o no, pero reír hay que reír siempre aunque te pongas como una vaca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Jajajajaja, pero que maldad tan divertida.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  17. Si uno a disfrutado comiendo benditos los kilitos de mas o gramos para ser mas fino. Besito Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que verdaderamente importa.
      Besos.

      Eliminar
  18. Entonces me comeré esa palmera de chocolate gigante, como soy virtual ......ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprovecha antes que alguna amiga real rece esa oración, jejejejeje

      Eliminar
  19. Cada día puedo moverme menos, pues a pesar de limitarme bastante en la comida... lo mío no son gramos, son kilos. Afortunadamente he podido dar por finalizada la temporada de los helados. Jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alaaaa, exagerao.
      Los helaos han finalizado, pero ahora vienen las castañas y enseguida los polvorones.
      Esto es un sinvivir.
      Me alegra mucho tu visita. Un besszo.

      Eliminar
  20. después del quince, volveré al gimnasio. No queda otra opción. Yo cada vez veo mas delgada a mis amigas, y yo me veo mas gorda...

    ResponderEliminar