jueves, 17 de octubre de 2013

JUEVEANDO CON LOS CELOS

El tema ha sido propuesto por mi paisano Pepe del blog "Desgranando momentos", si queréis leer sobre el tema podéis pinchar aquí
A mí hasta pronunciar la palabra me da repelús, cuanto más escribir sobre lo que representa, pero a mi paisano no le puedo fallar, así es que .. ¡allá voy!
Me voy a meter en un jardín que veremos cómo salgo de él.

LOS  CELOS



Decía San Agustín que " El que no tiene celos no está enamorado" y a mí esta frase, con la que está cayendo, me pone de los nervios.
Mire usted San Agustín, por muy santo, filósofo y obispo de Hipona que fuera usted, me parece una auténtica barbaridad su frase.
Primero: ¿Usted estuvo enamorado alguna vez? no lo creo, un hombre de la iglesia en aquellos tiempos no se enamoraba, más bien se encelaba, con lo cual no tiene argumentos en primera persona para demostrar lo que afirma tan categóricamente.
Segundo: Los obispos, entonces como ahora, sólo pontificaban en asuntos relativos al poder, no sobre el amor, hoy a lo sumo que llegan es a prohibir el preservativo y eso  tiene más que ver con el sexo.
Tercero: sé que como filósofo es usted uno de las grandes, pero para mí también lo era  Punset  como divulgador científico hasta que empezó a hacer anuncios en la tele y usted con esta frasecita es como si también hubiera hecho anuncios, muchos anuncios.
¿Por qué digo ésto?
Porque el amor es libertad y los celos son sumisión.
Porque el amor es generosidad y los celos son puro egoísmo.
Porque el amor es dadivoso y los celos son posesivos.
Se puede morir de amor pero se mata por celos.
Existe otra frase suya : "Ama y haz lo que quieras" que da patente de corso a algunas personas  para el maltrato, el abuso, el sometimiento y en el peor de los casos, el asesinato.

92 comentarios:

  1. ¿Dónde hay que firmar?
    Besos, preciosa,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, ¡si la cosa se resolviera firmando...!

      Eliminar
  2. No soy persona celosa, para nada, pero las mínimas, las pocas veces que he podido sentirlos, han dolido mucho. Son puro egoísmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio gracias por tu aportación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Permíteme, querida Tracy, que yo haga otra lectura de la frase que destacas hoy de san Agustín. Según el DRAE, "celo, 1. (Del lat. zēlus, ardor, celo, y este del gr. ζῆλος, der. de ζεῖν, hervir). m. Cuidado, diligencia, esmero que alguien pone al hacer algo. || 2. Interés extremado y activo que alguien siente por una causa o por una persona. || 3. Recelo que alguien siente de que cualquier afecto o bien que disfrute o pretenda llegue a ser alcanzado por otro."
    A mi entender, el obispo se refería a la primera de las acepciones y no a la tercera; o sea, se refiere a poner esmero y diligencia en lo que se hace. Comprendo que todo es opinable, pero es así como yo lo leo. En cuanto a la segunda frase del mismo autor, "ama y haz lo que quieras", para una interpretación más precisa es conveniente leer el capítulo 13 de la primera carta de san Pablo a los corintios. La persona que ama verdaderamente no es que pueda hacer las barbaridades que le vengan en gana, sino que en amando sólo se puede hacer el bien, salvo que no sea verdaderamente amor sino un engaño.
    Te mando un abrazo nada discrepante y muy cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que ibas a entrar en "el jardín en el que me he metido" y además casi intuía lo que ibas a decirme y aún sabiendo que eres leído, "escribido" y documentado en todo cuanto haces, ¿no piensas que aunque sean ciertas las intenciones del de Hipona, esas frases se han divulgado tanto que ya pertenecen al que las dice? ¿y crees que el personal está tan documentado como tú y sabe lo de las cartas de San Pablo?
      De todas formas no veo yo muy claro que el significado de "celos" en la primera frase se refiera "al cuidado, diligencia o esmero que alguien pone en hacer algo", La frase quedaría más o menos así:
      "El que no tiene cuidado, diligencia o esmero en hacer hacer algo, no está enamorado", a mí me parece que... como que no.
      No está la cosa como para ir dando alas, de todas formas me alegro de tu comentario como aclaración, aunque me temo que este foro de comentaristas ya sabía, más o menos, lo que pones, pero no está mal recordarlo si eso evita cualquier barbaridad de las que proliferan tanto en estos tiempos.
      Un fuerte abrazo, y como el tuyo, nada discrepante y muy cariñoso.
      Vamos a dejarnos de coñas: Un besazo.

      Eliminar
  4. Como dice Sergio, si alguna vez apareció un atisbo de ese sentimiento, la verdad es que es desagradable y si que duele, por eso mejor borrarlo pero lo más rápido posible.
    Buenas reflexiones Tracy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias San, ¡los temas que se le ocurren a mi paisano!

      Eliminar
  5. Odio los celos, pero como que a ti te ha salido tan bordada la entrada, tan perfecta en mi opinión, no voy a añadir nada más.
    Suscribo punto por punto todo lo escrito por ti.
    Mi aplauso, me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos much@s l@s que odiamos los celos, por sus funestas consecuencias, Te agradezco tus palabras, para mí son un acicate de que no voy muy descaminada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo, los celos no es estar enamorado, los celos son desconfianza y poca seguridad en uno mismo y en la pareja... mejor que no aparezcan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente, la raiz está en la poca seguridad en sí mismo.

      Eliminar
  7. Entre "celos" y "celo" hay una gran diferencia, teniendo claro a lo que te refieres diré ¡¡malditos celos!!.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Joder tía, me han dado ganas de levantarme y aplaudirte¡¡¡ ole mi Tracy¡¡¡ Ole¡¡¡¡ Hija mía, más razón que un santo tienes. Y lo bien que lo has contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que tengo más razón que un santo, en esta entrada viene a pelo, jejejeje.

      Eliminar
  9. Creo que los sentimientos (positivos o negativos) son viscerales, no responden al razonamiento de la mente con lo cual mal interlocutor has ido a buscarte :D Pero me ha gustado tu visión y tu forma de decir. :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un interlocutor que me pilla un poco a trasmano.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  10. Desde ´Porque digo esto´ hasta el final totalmente de acuerdo, no entiendo a quien tiene celos y menos a quien los suporta.
    Yo hoy tengo lazos rosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me ha resultado más interesante coincidir en los finales que en los principios,
      Estoy descolgando el lazo de tu árbol, espero conseguirlo.

      Eliminar
  11. Que los prelados se metan en los asuntos espirituales -que lo hacen cada vez menos- porque se supone que de los terrenales hablan por boca de ganso... ¿o no tanto?
    Si el amor es una rosa, los celos son las espinas.
    Excelente entrada, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas espinas que matan el alma y a veces el cuerpo.

      Eliminar
  12. Totalmente de acuerdo. Los celos matan. En muchos sentidos, incluso en el físico.

    ResponderEliminar
  13. Pues sí, me quedo con tu filosofía y dejo la de san agustín ahí a un lado, que él solo se basta para estar agustín y también agustón. Los celos son una cosa y el amor es otra, la posesión es una cosa y compartir la vida de igual a igual es otra muy distinta.

    Saludos sin celo (y sin esparadrapo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Ximo, me has hecho reir, como siempre.

      Eliminar
  14. Muy bien dicho, se puede decir más lato pero no mas claro..
    Besos

    Raquel
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede decir con las letras más grandes, pero mi ordenata no da para más.

      Eliminar
  15. TRACY siento no poder comentarte más largo y tendido, me encuentro en la biblioteca y he de salir pitando. Solo decirte que "un aplauso". Ah si y que me parto de la risa cuando los supuestos "santones" de la actualidad mencionan a aquel Agustín y a tantos otros, sin caer en la cuenta que aquellos eran otros tiempos, otro tipo de sociedad y aunque las emociones sigan muy parecidas, ahhhh, los medios para aprender y las oportunidades que vivir por más largo tiempo nos ofrece hace que varíen mucho ciertas cuestiones, pero claro, eso nunca lo entenderán los inmovilistas. Ufff, adiós, Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que vas buena hoy con las prisas....
      Distintas formas de pensar, pero que se aunan al final porque nadie quiere, me imagino, que la cosa llegue a mayores.

      Eliminar
  16. Yo soy celosa, pero conociéndome, trato de analizar la situación antes de poner el grito en el cielo.

    ResponderEliminar
  17. Esto de los celos es algo enfermizo. El amor hay que vivirlo en libertad y confianza.

    No era yo la del Tibidabo, me debiste confundir con alguien que se me parece :)
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues era tan guapa y tan interesante como tú.

      Eliminar
  18. Según el DRAE, celo (en singular): Cuidado, diligencia, esmero que alguien pone al hacer algo.
    celos (plural) : Recelo que alguien siente de que cualquier afecto o bien que disfrute o pretenda llegue a ser alcalzado por otro
    Sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra.

    Creo que queda bien patente que el significado es bien distinto según utilicemos el singular o el plural. San Agustín lo dijo en plural, de lo que se deduce que, o bien el significado de la acepción en plural ha cambiado con el transcurso del tiempo, o estaba justificando de alguna manera la existencia de celos como patología.
    Gracias por sumarte a mi propuesta juevera, paisana.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No me voy a sumar, viniendo de donde viene?

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Para todas aquellas personas que han perdido la vida a causa de los celos.

      Eliminar
  20. Mi niña, me rindo a tus pies, esos que tan bien lucen en tu perfil.. mucha gente cree estar enamorado pero poca sabe amar y muchas veces el amado en su ignorancia cree que si no le celas no le quieres por esas tontas frases del famoso agustin y entonces hará tonterías para que te celes y lo que conseguira en nuestro caso, no es celarnos si no cabrearnos por tonto jajajajaja . o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por contribuir a que vayamos abriendo los ojos.

      Eliminar
  21. Si tu entrada es interesante algunos comentarios no lo son menos.
    Soy una de esas que no es ni tan leida ni tan "escribida " como Francisco y estoy contigo .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡"Amos"....anda que tú no eres leída ni "escribida"...!

      Eliminar
  22. Un sombrerazo, amiga, si usase sombrero. Pero las palmas de mis sentimientos echan humo. No se puede mejorar esta entrada sobre los celos. No se dan cuenta de que los celos son el camino mas corto para esa lacra de las agresiones a las mujeres. "La maté porque era mía", es la horripilante justificación de los celosos.
    Bravo Tracy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te parece, esas palmas se las vamos a dedicar a aquellas personas que se han ido por causa de los celos.

      Eliminar
  23. El que no tiene celos no ama... Por Dios, qué gran mentira. El problema es que es una mentira tan extendida que se ha acabado por convertir en una verdad universal.

    Genial texto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aniquiladora, gracias por interrumpir tu silencio.

      Eliminar
  24. San Agustín, los obispos...

    Vamos a ver, qué entienden ellos?

    Nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Aunque poco original mi comentario. Totalmente de acuerdo contigo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual dice lo que piensa sea original o no lo sea.

      Eliminar
  26. El amor cuando no muere mata...dijo algún superviviente...
    Los celos son depredadores y destructivos el amor es como dices dadivoso, generoso y gozoso y debería ser alegre, siempre...puestos a idealizar el amor es, libertad...es la frase que más me gusta, la que mejor lo define, para mí, es un sentimiento muy reconfortante a la vez y tiene que ser alivio, encuentro, el amor es tremendamente poderoso, vitalista pero no me atrevo a decir que sea vitalicio y menos cuando los celos merodean lo dadivoso para convertirlo en objeto, en presidiario, culpable de ser el suculento bocado que alimenta al monstruo...

    Besos, Tracy


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tenerte por aquí y otro mayor leer tus argumentos.
      ¿Qué pasó de aquellos blogs tuyos? ¿Ya no tienes ninguno, sólo compartes?, me gustaría saberlo

      Eliminar
  27. Pues si, el amor es libertad y los celos es posesión. Està claro que son incompatibles, y de eso la iglesia a veces parece que sepa poco.
    Muy bien llevado el relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. El amor supone respeto, no propiedad...

    ResponderEliminar
  29. Cuando las emociones son muy fuertes quizás los celos pueden aflorar. No hay nada mejor que un amor equilibrado pero un poco de pasión no esta nada de mal.
    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasión toda la que quieras, pero los celos son otra cosa, digo yo.

      Eliminar
  30. Hola, saludos cordiales y feliz Viernes, un gusto pasar por tu gran blog, te invito de forma cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un poema mio titulado “Espera por mi”, seguimos en contacto, estupendo fin de semana. Escribes genial, ya soy tu fan :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y encantada de conocerte.

      Eliminar
  31. Los celos siempre son malos, eso lo aprendí muy pronto.

    ResponderEliminar
  32. Quien tiene celos no está enamorado, sí, pero de uno mismo.

    ResponderEliminar
  33. Porque el amor el libertad y los celos sumisión, que gran verdad y lástima que mucha gente todavía justifique los celos y los actos cometidos en su nombre. Me encanta tu texto, un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien los justifica es que no se paró a pensar lo que pueden llevar consigo.

      Eliminar
  34. Creo que San Agustín ha recibido una gran lección...
    Un beso:
    Jime

    ResponderEliminar
  35. Leyéndolo así, con todas tus elucubraciones, resalta de un modo diferente la frase (las frases) que al pasar hemos leído -creo que todos- y me suena sensato todo lo que expresas. Los celos, si bien la palabra puede tener otras acepciones, son entendidos generalmente como un sentimiento de posesión, negativos y hasta incluso enfermizos cuando son en exceso. Creo que es lo primero que nos viene a la mente cuando de ellos hablamos, así que estoy de acuerdo con tu exposición en cada letra y punto!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  36. !Menudo rapapolvo le has dado a San Agustín! Pero me parece requetebién, se lo merece por decir tantas estupideces!

    ResponderEliminar
  37. Excelente reflexión Tracy, que al principio tiene un tono divertido pero después está llena de verdades.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que envolver las verdades con un tono divertido para que no resulten tan áridas.

      Eliminar
  38. Todo es cuestión de engañarse a si mismo sin límites. Bueno, sí, los que te pone tu estupidez y soberbia de pensador grandilocuente.
    Este y Balmes iban de la mano, no sé cuáles podrían ser sus referencias o experiencias... pero me las imagino.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te refieres al filosofo catalán, no? yo también me las imagino.

      Eliminar
  39. Estoy de acuerdo con tus reflexiones finales acerca de los celos, sin embargo creo que uno no elije ser celoso, creo que es un padecimiento de lo peor que hay. Y que puede hacer quien tiene la desgracia de padecerlos?

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy muy segura de que sea algo innato, más bien creo que nacen de la inseguridad que se tiene.

      Eliminar
  40. Hola,

    Sí solo comparto de momento estoy, sigo bastante ocupada y una de dos o escribo en el mío o escribo en el vuestro. Qué prefieres? jajaja

    Besos! qué tal por Córdoba?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero que escribas en el tuyo, pero tú verás qué haces.

      Eliminar
  41. Hola Tracy, cuando empezó el jueves te habría dado la razón, pero este jueves me ha hecho pensar que unos celos moderados están implícitos al amor. Digo moderados, quede claro.
    Otra cuestión que te discutiría, con cariño claro, es que no creo que los obispos de hoy hablen sobre poder, creo que cada declaración que hacen tiene un trasfondo económico, a veces dicen algo sobre preservativos o así por disimular, pero creo que lo que les importa es defender sus negocios.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Juan Carlos ¿qué es la política sino economía?, hablamos de lo mismo.

      Eliminar
  42. Me quedo con la última parte de tu texto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Con un poco de retraso y uno más de los innumerables comentaristas que te han escrito a este post de los celos, sin querer profundizar en este tema tengo que decirte que tal y como lo has descrito, me ha parecido maravillosamente explicado. No es fácil hablar sobre este tema, pero tú, correcaminos, lo has "bordao"! Te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Shemari, tu opinión siemmpre es interesante y no sólo en pintura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  44. La verdad es que los religiosos de la apostólica iglesia romana tienen un estúpido tic de hablar del amor de pareja que yo no entiendo, habida cuenta de su voto de castidad...
    Me ha encantado el careo entre el amor y los celos.

    ResponderEliminar