jueves, 23 de octubre de 2014

JUEVEANDO CON LA COMUNICACIÓN PERIODISTICA

En esta convocatoria nos conduce Lucía, el tema propuesto ya lo habéis visto: escribir sobre los cambios sufridos en esta atractiva profesión que es el periodismo.
Si queréis leer lo que hemos escrito podéis hacerlo en  el blog de Lúcía  "Sintiendo en la piel".




LA COMUNICACIÓN  PERIODÍSTICA




El primer recuerdo que tengo de esa profesión, de la que mucho más tarde me enteré que se llamaba periodismo, fue en casa de mis padres, bueno también en la de mi abuela, en la de mis tíos, en la de de mis amigas, en fin... en todas las casas españolas en las que a la hora de comer, creo que eran las dos y media, con el plato de sopa en la mesa se tenía que hacer un profundo silencio porque había que escuchar las noticias en la radio. 
Por aquel entonces no se hablaba de periodistas, no sé si lo eran, pienso que muchos serían escogidos por su magnífica voz que hacía creíble todo cuanto decían.  
No se cuestionaban la veracidad de las noticias  porque todas estaban pasadas por el filtro de la censura y me imagino que todos sabían al juego al que estaban jugando. 
Ahora se me vienen a la memoria, las palabras de mi padre cuando nombraban a "su excelencia el generalísimo", diciendo:
- Niña quita el volumen
O cuando se inauguraba un pantano;
- ¡Más millones! (como el "más madera" de los Hnos Marx)
Si viviera ahora y oyera los millones en euros que se están robando...  o viera la desfachatez con la que mienten y se cuelgan medallas los políticos de turno, no diría que bajara el volumen sino que bajara la tele directamente al contenedor.
El periodismo es una profesión digna y encomiable si se lleva con honestidad y transparencia informando a la sociedad de lo que está sucediendo, pero esto es difícil porque existe un entramado de intereses económicos y políticos que los tienen atados de pies y manos y... ¡sálvese el que pueda!
Por no hablar de los bulos que se lanzan para ser trending toping o atribuirse la primicia de una noticia que no ha sido contrastada antes de darla.
Cualquier día van a decir que Rajoy ha dado una rueda de prensa sin plasma y con preguntas abiertas a todos los medios y nos lo vamos a creer.

58 comentarios:

  1. Bueno, ahora no hay prensa.
    Ahora hay medios de comunicación que escriben o dicen lo que interesa a los partidos políticos que les pagan.
    Por eso leo 4 titulares para ver si ha pasado algo extraordinario y me olvido.
    No regalo tiempo de mi vida a juntaletras prostituidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Juntaletras prostituidos", lo has clavao.

      Eliminar
  2. Durante un tiempo trabajé como periodista,hace mucho tiempo,había intereses y de vez en cuando me retocaban los textos,pero ni color con lo que sucede desde hace unos años...ahora dan ganas de como tú dices bajar la televisión al contenedor.Y otros medios también.
    Y cierto que sobran egos y falta profesionalidad y honestidad.

    Mi apoyo a los periodistas honrados que tratan de hacer su trabajo lo mejor posible en medio de unas condiciones cada vez más penosas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por corroborar con tu experiencia , mi texto.

      Eliminar
  3. Que interesante tu relato, has hecho viajar con esos recuerdos infantiles. Yo soy periodista y cuando veo todo lo que está sucediendo y como lo cuentan, muchas veces, como dices tu, no bajo el volumen, sino que cambio de canal. Y pongo Diney channel....
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho esa profesión y me alegro que dentro de ella haya gente que piense como tú, ojalá fuera esa la generalidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tracy:
    Creo que los periodistas pecan de excesiva prepotencia y les falta contrastar más las noticias. Quizás la empresa para la que trabajan los obligan a ello.
    Les tengo especial manía (no a todos, pero a muchos sí) a los tertualianos. Suelen ser un hatajo de soberbios sabelotodos. No me interesas sus opiniones, lo que busco es que me pongan en antecedentes, que me cuenten los porqués no lo que ellos harían.
    Salu2 diarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, aunque tampoco hay que generalizar.

      Eliminar
  5. Hoy no existe el periodista, existe la empresa periodística y el objetivo de esta, en la actualidad, nada tiene que ver con la información al ciudadano, el periodista desaparece desde el momento que se debe a esa empresa estas pretenden estar a bien con sus socios cuando no con el gobierno de turno.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, acabas de puntualizar correctamente lo que pasa en este mundillo.

      Eliminar
  6. Creo que en España la carrera de periodismo no empieza a estar en la Universidad hasta 1971. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por poner el dato que enriquece siempre.
      Besos.

      Eliminar
  7. Ahí le duele¡
    en casa hay una periodista muy cabreada con el tema.
    besitos
    Mavi

    ResponderEliminar
  8. Un buen relato que nos hace pensar que tipo de sociedad estamos creando, sobre la piedra de los intereses ocultos, se creen dioses muchos idolos de barro.
    Gracias por participar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí esto es fiel reflejo de la sociedad que existe.

      Eliminar
  9. El periodismo es una profesión digna y encomiable si se lleva con honestidad y transparencia informando a la sociedad de lo que está sucediendo...


    Ejem, ejem, ejem, vaya tos , no nos olvidemos de aquel dicho que todo se ve depende del color del cristal con que miras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices.

      Eliminar
  10. Ya se que soy un poco guarrete, un poco no bastante; pero ahora tal y como están los medios de comunicación lo que más me interesa y veo son películas porno. Prefiero ver tías tocándose el chocho, que al ministro Montoro, con esa voz amariconada diciendo infamias y mentiras, o al periodista Marhuenda que sólo le falta hacer el saludo fascista.

    Besos Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre con el monotema, que desde luego no dudo que es más gratificante que escuchar a Montoro a a cualquiera de sus secuaces.

      Eliminar
  11. Mi hijo es periodista deportivo, desde pequeño quería estar dentro del mundo del deporte y hasta ahí, reniega muchas veces por los intereses creados...
    En fin, lástima que unos cuantos tengan que gobernar hasta lo que debiera ser ingobernable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que siendo hijo tuyo no hay peligro de que se deje guiar por nada que no sea la objetividad.

      Eliminar
  12. Si tu padre viera el desmadre que tenemos hoy, con los políticos, estafadores, y ladrones de guante blanco, creo que no solo te diria que tirases el televisor al contenedor, el mismo se tiraria desde cualquier puente al vacio. Mejor que no vean nada de lo que estamos pasando, en estos tiempos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo entendería , porque soy yo que estoy viviendo el día a día y no lo entiendo.

      Eliminar
  13. Estimada Tracy, se puede decir más alto peró no más claro. Lo suscribo todo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Lamentablemente han caido en el descredito, especialmente cuando buscan noticias sin tomarse la molestia de conocer antecedentes, historia etc.
    Lamentable!!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Hoy día no se informa o se inventan informaciones convenientemente acomodadas a la voz del amo. No hacen falta periodistas, basta una cara bonita o una voz agradable. Eso en cuanto a la televisión que vale también para las radios, en los periódicos es peor. Si quieres cobrar a final de mes no pongas ni quites una coma de mas, yo a eso le llamo censura y un trabajo censurado ya no es tuyo. Así de triste es. Y algunos llaman a esto democracia ¡ja, por los cojones!

    Mi televisión solo se enciende para ver alguna serie y/o deporte.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también lo practico yo, no veo cai ninguna televisión y cada vez menos.
      Abrazos

      Eliminar
  16. Pues si... no es ficción y en este caso no podemos decir la verdad supera a la realidad... porque la realidad nos desborda, amiga...
    Besos mil!!

    ResponderEliminar
  17. Puede que el periodismo sea una profesión digna, y seguramente lo es para los que están estudiando periodismo, pero la verdad es que el periodismo que busque simplemente informar pertenece a la mitología. Lo que escuchamos, leemos o vemos es mayormente información sensacionalista (lo que a mucha gente le gusta que le den) o información que, no siendo falsa en su totalidad, puede ser incompleta parcial o tendenciosa (con frecuencia las tres cosas juntas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que en el fondo parte de culpa tenemos nosotros porque somos demandantes de ese tipo de periodismo, es lo que vende, si no vendiera no se haría.
      Abrazos.

      Eliminar
  18. Hay sólo una cosa que no me gusta del periodismo: la línea editorial que marca el sentido de opinión de todos los de la nómina.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En definitiva, lo que estamos diciendo tod@s.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Creo que ahí va la clave: la honestidad, válida en todas las profesiones y formas de enfrentar la vida... pero como solemos decir acá: "no garpa" (no paga). Así que se le da color, se revierte o disfraza. Cuando no, alguien de más arriba, toma el teléfono para que ciertas cosas no se difundan o se las trate del modo que les convenga. En tanto, uno es televidente, oyente, lector, de tanta palabrería que cuesta discernir dónde está, precisamente, la noticia honesta. Buen enfoque del tema Tracy, pleno de actualidad.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  20. En una dictadura sabían a qué atenerse porque de un dictador ¿qué se puede esperar? Dios nos libre de caer en otra igual. De una democracia... ¿qué se puede esperar? y ¿qué estamos obteniendo? Es una vergüneza que ahora se diga que esto o aquello era sabido por todos los que se movían en el entorno y los periodistas ¿qué hacían? parece que miraban para otro lado. Eran fieles al "señor" que les daba de comer.
    Interesante reflexión.

    ResponderEliminar
  21. El día en que Diario 16 tergiversó mi/nuestra entrevista con Miguel Bosé, quien se portó como un ser humano que ya había tenido la oportunidad de conocer, y de corroborar su espesura humana en la Bienal de la Danza en Lyon, con Paloma Picasso, Nacho Duato y Partrick Dupond y añadieron a mi/nuestro artículo que tenía sida para vender una exclusiva... los mandé a todos a tomar por culo.

    Entendí ese día que nadie me coartaría y menos aún me dictaría lo que había o tenía que decir.
    Seguí escribiendo, y pese a todo, e in situ, vi cómo muchos pares siguieron desde su confortable punto de vista abandonando la profesión.

    Creo que no lo llevaban en las venas. La deontología se pelea, es como todo en la vida.

    Yo lo dejé no por rendirme, si no porque la gente y medios por las que trabajé dimitieron y dejaron paso a la mierda que la gente se come hoy en día.

    Y bahhh qué quieres que te diga... que de todas formas, a nadie le importa ni un puto carajo ni tirar la toalla ni acoplarse a una mierda más y con anestesia incluída.

    A mí me puede, y me duele... lo de no ir de reportaje y jugarme la vida, aunque sea por unas líneas que me recorten y no por las de un gilipoide Sálvame....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué interesante!, ¿no me digas que tras aquella entrevista famosa estabas tú?, anda que no hizo correr ríos de tinta...
      De ti me fío plenamente eres legal y eso es muy de agradecer en los tiempos que corren más que en ningunos otros.
      Un beso princesa..

      Eliminar
    2. Sí.
      Y ni te imaginas lo que nos costó dar con Miguel, quien por suerte, acabó diciéndonos que sabía que los tiros no los lanzamos nosotros.
      Desde los 80 trabajando para informar sobre el sida, con casi todos los amigos gays... y nos intentan dar con toda esa prensa amarilla de mierda, metiendo una frase (que no era nuestra) en el artículo...

      No veas cómo nos pusimos.

      Abandonarlo todo después de eso fue fácil.
      No te digo más.

      Eliminar
  22. Bueno.... ¡bueno Tracy! en la Argentina también hemos pasado situaciones muy parecidas a las tuyas... muchos "rajaron" para el extranjero y luego volvieron.... pero los pesos (o las pesetas) está gobernando demasiado ¿no te parece amiga?

    ResponderEliminar
  23. La clave de todas las profesiones es la honestidad. Palabra que poco a poco va desapareciendo.. Una lastima.. Creo que tu padre, mi abuelo o bizabuelo escucharian como estan robando el dinero, ellos que lucharon por la libertad, contra la censura.. por la libertad de expresion. Que es hoy el periodismo, DINERO, volvemos siempre al dinero.. Hoy para vender, hay que hablar de sensaciones, de cotilleo... ya no hay verdadera informacion..
    Buen relato, me encanto muchisimo Tracy.. Bravo
    Un beso
    Isa

    ResponderEliminar
  24. Muy buena descripción de lo que fue con lo que es. Han cambiado quizás también los intereses del público que gusta escaparse de la realidad escuchando intrascendencias y chismes en lugar de los temas verdaderamente importantes que marcarán nuestro destino...o quizás es que ya ha dado fruto la manipulación y el lavado de cerebro al que venimos siendo sometidos.
    =(

    ResponderEliminar
  25. Identificada con la escena, oyendo las voces y el noticiero según convenía a la dictadura.... Poco ha cambiado, otro collar para el mismo perro y mas parches para tapar verdades.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  26. Qué pena que el periodismo se haya desvirtuado tanto, como bien dices, cuando se meten intereses de por medio la veracidad muchas veces queda de lado y solo prima la conveniencia.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. Me he acordado de un tiempo, en que Alfonso Guerra mandaba y prohibió que un periodista de TVE hiciera publicidad, porque eso mermaba su credibilidad. ¡Qué tiempos! Y no hace tanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Otros tiempos en los que los valores tenían otro sentido, y la información se daba desde otro lado más humano y no tan comercial.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  29. ¡Pues sí...! Recuerdo lo mismo de aquel "Diario hablado" que en casa todos deseabamos que pasara rápido para oir la novela de Guillermo Sautier Casaseca, con la maravillosa voz de Juana Guinzo.
    El hedor de los noticieros aún no se ido.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Y como decía el filósofo: nada es, todo cambia, y, lo que no mejora, empeora.
    Me han gustado mucho tus palabras, tal vez tienes madera de periodista, pero de las buenas.

    Un placer seguirte.

    ResponderEliminar
  31. En mi caso fue la televisión en blanco y negro y a esa hora tambien nos hacian callar, para escuchar las noticias, jejej, y ahora casi es mejor comenzar a charlar cuando saltan a la pantalla, Son de pena.
    Besos Tracy.

    ResponderEliminar
  32. Empezando por el final de tu entrada, hay mentiras demasiado gordas que nadie creería. ¿Rajoy a pecho descubierto aceptando preguntas de periodistas?. Demasiado para ser creido. Siempre ha existido la manipulación periodística y siempre ha habido prensa al servicio de los poderes sean estos políticos o económicos. Hoy, para estar informado, hay que ir a muy diferentes fuentes a sabiendas de que cada una de ellas te dará el sesgo que en cada momento le interese.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar