jueves, 16 de octubre de 2014

JUEVEANDO CON UN MATRIMONIO IMPUESTO

Nos dirigirá en este jueves Maribel Lirio y el tema que nos ha propuesto es el que habéis visto en el título, si queréis leer lo que se le ocurre a cada cual, podéis hacerlo aquí
Pienso que los matrimonios impuestos, actualmente en nuestro mundo occidental, no son frecuentes , pero bueno intentaremos ver qué sale.


MATRIMONIO  IMPUESTO


Érase una vez una jovencita de cabellos dorados como los rayos del sol y ojos azules como la mar.
Vivía con sus padres pasando calamidades en un pueblecito del lejano oriente. La familia entera veía a la joven como la solución a sus problemas económicos y se pusieron a dirigir los pasos de la bella muchacha para que conquistase al único hijo del magnate del lugar. 
Hablaron con la obediente y buena hija y le explicaron sus planes. a los que ella accedió, aunque no estaba de acuerdo. Estas conversaciones se acompañaron con incienso a sus dioses. ofrendas al dios de los cristianos y rezos a Alá, no querían dejar ningún cabo suelto.
¡Y lo consiguieron! (no me preguntéis cómo)
¡Se conocieron y se prometieron en matrimonio! (no me preguntéis cómo)
El padre del novio no estaba de acuerdo con esta boda, pero antes de que se casara el hijo, le legó toda su fortuna aunque poniéndole como única condición que allí mismo firmara pasar la fortuna a su futuro heredero. El joven harto de tanto requisito nombró heredero a su perro Mofletes, al que le dejó su fortuna.
Pero... he aquí, que antes de celebrar la boda el novio murió (no me preguntéis cómo), dejando a la joven de dorados cabellos como el sol y bellos ojos azules como la mar, unida a Mofletes para poder disponer de la fortuna.
Colorín colorado... este cuento se ha acabado.
MORALEJA:
"Ten cuidado con lo que pides que igual se te puede conceder"

42 comentarios:

  1. Me has dado una idea. Dejar heredero al perro, interesante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo montaría de lujo, como Curro con la lotería, jejejejeje

      Eliminar
  2. Un relato curioso, entretenido y con final merecido. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Pues mira que bien lo que ella se encontró...

    Es muy original :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se encontró lo que le hicieron buscar sus padres y a Mofletes de pareja.

      Eliminar
  4. Muy bello relato, un beso para ti.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué temas se les ocurren...!
    Pero a ti te salió bueno el cuento. Tal vez la rubiecita salió ganando, los perros son más fieles que muchos maridos (y un perro con plata, además...)

    A mi se me ocurre otro:
    "--Recuerda que debes decir que Si, le dijo al novio el padre de la novia, mientras apoyaba cariñosamente los dos cañones de la escopeta en su espalda, bajo la mirada, dulce y complaciente, del cura del pueblo..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí?, la imaginación juevera no tiene límites, pero la tuya tampoco. Me encantó tu microrelato
      Un beso.

      Eliminar
  6. Un relato con sabor a cuento, "no me preguntéis como" pero me gustó mucho la forma en que lo has llevado a un gran consejo final amiga Tracy..... ¡mis saludos y respetos!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Guaaaaaauuuuu! ¡El final me ha dejado absolutamente descolocada! Y... ¡ESO ME ENCANTA! También me han gustado mucho los (no me preguntéis cómo". Sí... ¡He disfrutado mucho con su lectura! ¡Gracias por compartirlo, Tracy! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí esa coletilla ponía de manifiesto mi propia incredulidad ante los acontecimientos. A mí también me gustan esos finales inesperados.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Jajajaja, Tracy, muy divertido.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  9. Genial y ... aleccionador, Tracy. No obstante, ya lo dijo Perich: "El hombre es el animal más parecido al ser humano" ... es torpe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía esa frase, pero la considero genial.

      Eliminar
  10. Muy buena la moraleja!!!!!!!!! y el escrito que nos regalas.
    Te dire que para mi aun en occidente hay matrimonios impuestos
    Y muchisimos por conveniencia de diferentes tipos

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cada vez menos y hay que tender a que los que se den se acaben, es bochornoso.

      Eliminar
  11. Rubia, ojos azules y en el lejano oriente..., lo tengo!!!, era la hija de los embajadores suecos.
    Jajajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, No vas descaminado, era la hija secreta del embajador sueco y la madre de la muchacha, con la que tuvo un desliz pero nadie lo sabía (y no me preguntes cómo)

      Eliminar
  12. Pues sí...

    Es terrible que todavía existan ese tipo de matrimonios...en pleno siglo XXI...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los que se dan en el mundo occidental es por adquirir la nacionalidad, pero al ser con personas adultas lo veo menos sangrante.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Un relato con un buen final, seguro que la rubia y el perro disfrutaran como camaradas de la fortuna legada.
    El consejo es todo un acierto.
    Besos querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí y además suele suceder, como dice mi profe de yoga.

      Eliminar
  14. Lagarto, lagarto, como suele decirse...
    Muy bueno.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes que ni a ti ni a mí nos va a suceder, creo....

      Eliminar
  15. Jajaja, me ha encantado eso de no me preguntes

    ResponderEliminar
  16. Un cuento perfecto, y con esa unión tan divertida, Mofletes y la muchacha.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es una pareja que puede ser divertida.

      Eliminar
  17. Dale caña, dale caña que me gusta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero dime a quién le tengo que dar caña, porque si no....

      Eliminar
  18. Que miedo me da, cualquier día me casan obligao...
    A mi ya no me quieren ni obligada...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te dejes Genín, no te dejes, tú elige que vales mucho, nene.

      Eliminar
  19. Pobre Mofletes que ni enterado estaba del asunto!
    =)

    ResponderEliminar
  20. Ya tiene delito el padre de la novia, casarla con un perro... (porque la casaba y no me preguntes cómo) nunca jugará con sus nietos, salvo que sea a tirarles pelotas de tenis.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Una historia muy original, Tracy...La chica tuvo suerte y el perro también, ahora los dos se sentirán libres y unidos a la vez..El mundo es suyo. Mi felicitación y mi abrazo por tu buen hacer, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  22. Lo que no se te ocurra a ti...
    Pero yo: pregunto, pregunto!!!
    ;-)

    Besos, linda.

    ResponderEliminar
  23. jajajajaja que bueno, has conseguido poner una sonrisa a la tragedia. (me encanta Mofletes)
    Un beso

    ResponderEliminar