miércoles, 27 de abril de 2016

CONTANDO SEMANAS (Idea de Sindel)

SEMANA  17:  VÍCTIMAS

Cuando me tropiezo con esta palabra lo primero que se me viene a la mente son las VÍCTIMAS de la violencia de género: dieciocho en lo que va de año.
El otro día en el blog del amigo Emilio me encontré con  esta infografía que me he permitido traer aquí para que la veáis detenidamente, vale la pena y además por mucho que se difunda, nunca está de más. 



Gracias por la imagen, Emilio.
Todos juntos: hombres y mujeres, autoridades y pueblo, tenemos que acabar con esta VIOLENCIA que es una lacra para la sociedad.

35 comentarios:

  1. No lo veo tan fácil, a veces hay una violencia oculta que nadie ve ni nadie conoce.
    Cosas de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Qué casualidad, ambos hemos publicado hoy esta imagen. :-)

    ResponderEliminar
  3. Lo que da pavor es que siga existiendo en los jóvenes. Algo muy mal estamos haciendo.

    ResponderEliminar
  4. Vi la imagen en su blog y de hecho la guardé porque me pareció muy lograda, has hecho bien en traerla, podríamos ponerla de vez en cuando, porque hay una clase de victimas de las que todos somos culpables. Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hoy un comentario de Silencio.

    Y no solo por las víctimas mortales, sino también por las veniales.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí es un buen ejemplo, de un iceberg solo vemos un 10 % de su volumen, con la violencia de género es muy parecido, creo que podríamos ver más sobre todo en cuanto a la publicidad, al lenguaje, al humor.

    ResponderEliminar
  7. Siempre lo he dicho: el machismo debe acabar en uno mismo primero que nada.

    No paro de seguir leyendo en las redes sociales a las propias mujeres barbaridades tales como "si no me cela es que no me quiere", tal cual decían probablemente nuestras tatarabuelas. He conocido a muchísimas mujeres que, estando de reunión social en casa de alguno, se enfadaban si un hombre pretendía fregar los platos de la comida, pues tenían asumido y daban por hecho que ese es su trabajo de mujer.

    Después pasa lo que pasa: a la primera bofetada, ellas mismas muchísimas veces, y por desgracia, justifican al hombre y su violencia: no pasa nada, no fue para tanto, la verdad es que la merecía, el es buena persona pero viene nervioso del trabajo y yo le pongo más nervioso...

    Todos estos comportamientos machistas que las mismas mujeres tienen grabado a fuego en su subconsciente, después de tantos milenios de explotación por parte de las sociedades patriarcales, es la primera línea de batalla. Ellas mismas son las que deben dar el primer paso para no volver a tolerar nunca más un comportamiento de esta clase, las que deben concienciar que la igualdad ante el trabajo (incluyendo el trabajo del hogar, por supuesto) no es un derecho, sino un deber que el mundo lleva demasiado tiempo eludiendo.

    Los hombres aprenderán cuando las mujeres les enseñen que no tienen más remedio, que con actitudes machistas no irán a ninguna parte, pues ellas han trazado una línea en el suelo y dirán “de aquí no pasarás, este es mi límite”.

    Siento haberme extendido demasiado en mi aportación a tu entrada, pero es que este tema me toca mucho la fibra sensible.

    Un cordial saludo, y buen día.

    ResponderEliminar
  8. Es terrible. Hay que denunciarlo cuando uno lo vea.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. La solución es simple: ¡educar a las madres!
    Instintivamente el hijo se arrima a la madre y la escucha y guarda en sus recuerdos lo que escucho y de acuerdo con eso vive.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Magnífica representación de una realidad, que desgraciadamente y en el siglo que estamos, ocurre y la vemos a diario… Denunciar… Y lo más importante de todo, esa educación que deja tanto que desear…

    Me aúno a tu grito, Tracy…

    Bsoss, amiga!

    ResponderEliminar
  11. Sí. Y sigue existiendo en los jóvenes ... preocupante ...

    Un beso fuerte, Tracy.

    ResponderEliminar
  12. Y la educación debe de comenzar dentro de la casa, desde la edad más temprana corrigiendo al niño y enseñándole el repeto hacia las demás personas...no se quiere más al niño cediendo a sus caprichos, el niño se irá mayor y llega un momento que no puedes con él...también desgraciadamente y en la actualidad cada vez más se da también un maltrato a los padres....es hora de reflexionar sobre las causas de estos hechos.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Interesante imagen que permite ver bien claro todo tipo de violencias. Ojalá algún día podamos erradicarla del mundo, ya que todas son tremendas.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  14. Muy demostrativo el gráfico. Una metáfora muy adecuada para este oprobio que padecemos (lo digo no sólo como mujer, sino, básicamente, como integrante de una sociedad en la que las injusticias siguen sosteniéndose sobre impresentables hipocresías)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. A mi víctima me suena a frío, a miedo, a dolor callado, a lágrimas sin verter...

    ResponderEliminar
  16. Siempre, siempre, hay que denunciar estas atrocidades. Besos. María.

    ResponderEliminar
  17. Muy buena publicación acompañan a tu letras para simbolizar lo terrible de la violencia de género, me agrado
    Un beso Marta

    ResponderEliminar

  18. La imagen no puede ser más explícita. Simple y potente, muy gráfica, que solamente puede ser entendida por cualquier persona con sentido común por lo que... ¿la entenderán los agresores?
    No sé que antigüedad tendrá la imagen pero yo no la he visto en la revista de AI.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  19. ¿Qué más puedo decir a todo lo que habéis puntualizado vosotros en los comentarios que habéis hecho? Gracias por enriquecer mi entrada como lo habéis hecho y decirle a Alfredo que no me tienes que pedir disculpas por haberte extendido, los veteranos de la casa saben cada cual dice lo que cree que tiene que decir y yo muy agradecida.
    Espero que este granito de arena que entre todos hemos puesto en la blogosfera, que es tan visitada, sirva para acabar con esta tragedia que tantas vidas está costando.
    Muchísimas gracias a todos y a todas.
    Deseo que paséis una buena noche y que cada cual sueñe con lo que desee. Creo que esta noche soñaré con que la violencia de género termine de una vez.
    ¡Ojalá se haga realidad mi sueño!

    ResponderEliminar
  20. Es una pena que en el siglo en que vivimos aun exista el machismo en gente tan joven, cada vez entiendo menos este proceder. ¡Ni una más!

    ResponderEliminar
  21. Contra la violencia.

    A favor del amor.

    Creía que tenías ya la entrada del relato juevero.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Me parece muy original, grafico y efectivo presentarlo todo contenido como si fuera un iceberg...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  23. Muy buena imagen. ¡Terrible!

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
  24. Sigamos denunciando. No al silencio.
    Bss, linda.

    ResponderEliminar
  25. Uffffff... sólo me sale bufar, porque a veces, por más mínimo que sea el "gesto" da rabia que no se lo considere una violencia, sino una forma de "amar"... y sigo soplando...

    Besote.

    ResponderEliminar
  26. Yo solo veo que en algunas cosas vamos hacia atrás. Y me doy cuenta de que muchos mayores tienen estos valores má marcados que muchos jóvenes que ha retrocedido a un nivel que da miedo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Esa es una parte de la sociedad que por desgracia en lugar de ir acabándose va escalando puestos.
    Por que en realidad solo vemos una parte del problema, pero hay muchas otras que siguen sufriendo en el silencio y la oscuridad.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Habrá que hacer un solo frente.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar