jueves, 28 de abril de 2016

JUEVEANDO CON UNA ESCULTURA AL AIRE LIBRE

Nos conduce Moli de Canyer y se le ha ocurrido presentarnos unas esculturas expuestas al aire libre, de la que tenemos que escoger una, sobre la que escribiremos e inventaremos su historia.
Si queréis leer las historias, pinchar aquí.
Aunque ha sido difícil elegir, me quedé con esta.



Todos los días paseaba por la playa a paso ligero, le servía de terapia para relajarse mientras la brisa marina oxigenaba su mente  y dulcificaba el gesto de su cara. 
Aquel día había amanecido cubierto de nubes que de vez en cuando pulverizaban su cuerpo con unas diminutas gotas que le eran molestas en su caminar, pensó resguardarse en uno de los bares del paseo marítimo, a pesar de que esos quitavientos de plástico transparente le ponían de mal humor, esperaba que los claros que se iban abriendo en el cielo dieran paso a una mañana más apetecible para su paseo mañanero. 
Iba tan abstraída en sus pensamientos que, hasta que no estaba sentada y había pedido un café bien cargado, no se fijó en la escultura de bronce que sentada frente al mar le daba la espalda. 
Se quedó absorta en su contemplación, no sólo por la belleza de sus formas, sino por una emoción interior que la paralizó momentáneamente y la transportó por unos instantes a otro mundo, a otro tiempo, a otro lugar...
Cuando le trajeron el café, con voz temblorosa y grandes esfuerzos para que la voz saliera de su garganta, preguntó al camarero cuánto tiempo llevaba allí esa escultura y si conocía el nombre de su autor, interrogantes que sólo tuvieron por respuesta un:  "señora he empezado a trabajar aquí esta misma mañana, siento no poderle contestar"
Ella le dio las gracias esbozando una leve sonrisa y se dirigió hacia la parte frontal de la escultura... ¡pero si tenía su misma cara! y aún eran más parecidas por el peinado que en ambas era idéntico.
Acarició el rostro de la estatua y sintió la necesidad de posar a su lado, preparó el móvil, se colocó  tras ella, incluso se apoyó en su hombro para que las caras quedaran una al lado de la otra...
¡¡¡Clik!!!
En la foto sólo había salido la escultura y en un segundo plano el nombre de la cafetería: NAUSICA.

55 comentarios:

  1. Entonces está esperando a Telémaco!

    Buen guiño final...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una historia magnífica Tracy.
    Me ha gustado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno hayamos coincidido. Me encantó tu inspiración!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que ha sido le escultura que ha sido la mas elegida de todas, ¡y que cosas más distintas han salido!

      Eliminar
  4. Oh, qué emocionante final. Bravo. Me encantó, el café estaba buenísimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que el final lo hayas puesto a la altura del café. Gracias.

      Eliminar
  5. Un historia que empieza en el mundo moderno y termina en el mundo mitológico, y el nexo es la dama que no sale en la foto. Has conducido la historia de modo genial y al "bautizar" el nombre de la cafetería le has dado un vuelco a la historia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy buena haciendo sinopsis. Si alguna vez publico, recurriré a ti para que me ayudes en la edición.

      Eliminar
  6. Precioso relato. Un sorprendente final. Me encantó.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí el final me ha sorprendido hasta a mí, jajajajajaja

      Eliminar
  7. Un relato con sorpresa o tal vez un selfie hecho por la propia estatua: milagro insondable y relato misterioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... que cada uno de vosotros lo habéis enriquecido con vuestras interpretaciones. Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Precioso y enigmático relato, Tracy. Cuantas coas, cuantas sensaciones en un solo clic.
    Un abrazo, amiga ... me ha encantado.

    ResponderEliminar
  9. Con tu permiso me lo llevo para quye puedan leerlo mis amigos del Ateneo: https://etarragof.wordpress.com/2016/04/28/tracycorrecaminos-jueveando-con-una-escultura-al-aire-libre/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso... eso...! hazme famosa, si lo consigues te llevo de "manallé"

      Eliminar
  10. Wow, me dejas asombrada! Me encanta tu historia!
    Besos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  11. Un hermoso fundido para tu sorprendente final.

    Bss, linda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu comentario además de agradecértelo.

      Eliminar
  12. Una escultura muy atractiva y con un encanto único!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Gran misterio en ese final, Tal vez se transformó en la escultura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Qué bien, qué bonito, Tracy.
    Emoción.

    Un beso y fuerte :), como todos los días :)

    ResponderEliminar
  15. Qué bonito, Tracy! Un relato que sin duda podría inspirar para hacer una película… Me encantó!

    Bsoss mil, amiga!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas...
      Me pondré a buscar productores que le interese producírmela.
      Muchos besos.

      Eliminar
  16. Buenas tardes, Tracy:
    Más allá de las identidades de unos rostros idénticos, lo que os iguala son vuestras sensibilidades únicas para encontrar bellas historias en playas homéricas o en valles del viento.
    Un abrazo, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito lo que has escrito...!
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Preciosa y sentida historia que denota tu amor al mar, tu sensibilidad y tu categoría literaria. Ese desenlace final e inesperado es magistral.

    Comentario a tu comentario: estuve dudando en titular mi entrada entre Piola (como yo la llamaba mientras jugaba) y Pídola, el nombre que da el diccionario de RAE.
    Me decidí por la segunda por los posibles lectores foráneos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, se nota que me aprecias.
      En cuanto a lo de Piola, no sólo era en mi pueblo que se le llamaba así ¿no?
      Besos

      Eliminar
  18. Que buena historia que imaginaste, con un final intrigante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de ti, es todo un piropo. Gracias.

      Eliminar
  19. Muy buen relato, gracioso lo de la foto, si quería comprobar su parecido sólo tenía que volverla a mirar.

    Estoy de vuelta, por cuanto tiempo no lo sé.
    Gracias por tu visita, comentario y guardarme en tu recuerdo durante mi ausencia.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanto tiempoooooooooo!
      No me olvido ¿como me puedo olvidar, amiga?

      Eliminar
  20. Un amor que trasciende los tiempos?..Una espera que jamás se interrumpe?..como quiera que se vea, el amor nunca se perdió ...una belleza de relato..Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: una espera que jamás se interrumpe. El relato puede continuar.
      Besos.

      Eliminar
  21. El mar es un bello espectáculo. ¡No me extraña que la chica se quede hipnotizada!

    ResponderEliminar
  22. Un detalle que hoy se tome café y no té...jajajaja
    Me ha gustado tu historia...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agudo tú, jajajaja
      El jodío, en lo que se ha fijado, jajajajaja.
      Muy bueno lo tuyo.

      Eliminar
  23. Impactante final! Me ha inquietado leer esta historia, tan bien narrada que no da respiro hasta llegar al final. Muy bueno, Tracy. Te felicito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Siempre pensé que algo vivo hay en ellas, algo que trasciende lo material y queda latente, esperando que alguien lo sepa descubrir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. He gozado con tu relato y me ha sorprendido el final. Y le has dado ese toque mitológico que me ha hecho volver a mirar a la muchacha mirando al mar por donde se perdía el navío de aquel héroe.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Que final mas sorprendente, me he quedado descolocada, ella era la esculura o la escultura era ella? Muy bueno, besos.

    ResponderEliminar
  27. Me encantó ese final que sorprende... y que deja abierto a más de una interpretación.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Enigmática historia Tracy. Es como si el alma de tu protagonista viviera suspendida en el tiempo esperando un retorno que nunca va a producirse.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Interesante, un buen cierre.

    Inesperado. Muy bueno.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar