jueves, 25 de agosto de 2016

JUEVEANDO CON RELATOS

Nuestro Demi está al cargo de este jueves y nos ha dado muchas ideas para elegir entre ellas y hacer nuestro relato, si os apetece leerlos pinchad aquí.



Cuento sobre la imagen en un espejo

(Pintura de Francine Van Hove)

 Mientras se miraba en ese triple  espejo que su abuela le regaló el día de su cumpleaños pensaba en las palabras que le dijo al entregárselo: Cuídalo, este espejo ha ido pasando de abuelas a nietas no sé desde cuantas generaciones atrás, siempre que te preguntes algo mirándote en él, te dará la respuesta acertada. 
Ella se sonrió decepcionada pensando que le habría venido mejor aquel bolso de marca que había pensado pedirle en caso de que la abuela le hubiera preguntado qué quería para su cumple.
En ese momento se dio cuenta que en cada parte del espejo  aparecía la imagen de ella: cuando era niña, ahora de joven y la imagen de cómo sería cuando fuese mayor, era igual que su madre.
 Se sintió angustiada.
 Volvió a fijarse en la imagen central y vió el reflejo de su madre, que conocía perfectamente por las fotos de los viejos albumes, rápídamente pasó a mirar el espejo lateral derecho y comprobó que estaba en lo cierto era su madre tal como estaba en la actualidad, dirigió su mirada al de la izquierda: allí estaba su madre con sus tirabuzones rubios inconfundibles.
Miró de nuevo y su madre había desaparecido del tríptico para dar paso a las imágenes de su abuela en las tres etapas de su vida: de niña con sus trajes de encajes, de jovencita con sus trenzas y ahora con su cabeza canosa, la reconoció por su aspecto actual. 
Plegó el espejo con cuidado y lo guardó en un cajón, no quería verlo más.
¿Por qué en su imagen futura aparecería su madre o era ella que se le parecería cuando fuera mayor?
La curiosidad le hizo volver a sacar el espejo y abrirlo con cuidado. Con espanto vio que su imagen futura no sólo había desaparecido, sino que la luna aparecía hecha añicos.

52 comentarios:

  1. Cuántos reflejos se pueden apreciar en un espejo!!!!

    Coincidimos en cuánto al espejo para relatar de los tan interesantes relatos que propuso nuestro amigo Demiurgo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad y me gusta coincidir contigo, señal de que pensamos igual a veces.
      Muy buena tu participación.

      Eliminar
  2. y es que "la curiosidad mató al gato", y nos nos enteramos, y nos empeñamos en querer saber...con lo fácil que es dejar fluir...
    He cambiado la direccion de la mnadrágora, ahora estamos es:
    http://laisladeali.blogspot.com.es/ (te espero), un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia ¿cómo te sigo? me he metido en el enlace que me das y es imposible entrar en tus seguidores, no me deja y a mí si no veo el anuncio de entradas me es difícil leerte.

      Eliminar
  3. buen relato y estupenda moraleja

    me has recordado un relato de un espejo , es largo pero como tendré que ausentarme unos días lo subiré a piel , por si te apetece leerlo, eso será el lunes que operan a mi madre y no sé cuando podre entrar

    un beso y buen jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya!, le deseo mucha suerte a tu madre y que todo resulte bien , un gran abrazo de ánimo para las dos.

      Eliminar
    2. Nada grave💓

      Gracias y buenas noches

      Eliminar
  4. Los espejos no mienten.
    Mal futuro para ella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. jejejje eso la va a torturar por el resto de su vida, en realidad, hay que cuidar hasta los pensamientos...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si el resto de vida que le queda es argo... no va mal.

      Eliminar
  6. Me he adelantado a enlazar tu relato. Parece que está es el argumento preferido. Y ha tenido diversos planteos. Parece que ciertas preguntas mejor no hacerlas cuando pueden ser contestadas. Creo que no le queda mucho futuro. Una idea inquietante y bien planteada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí... "no preguntes por saber que el tiempo te lo dirá, que no hay cosita mejor que saber sin preguntar".

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Si ha sido para bien, me alegro. Y si no, lo siento.

      Eliminar
  8. Ciertamente, es un lujo, eso de juevear, amiga Tracy. Me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si lo crees así ¿por qué no jueveas tú?

      Eliminar
  9. Sí, inquietante.
    Voy a mirar sobre esto de los espejos ...
    No sé.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las supersticiones sobre los espejos rotos son terribles.

      Eliminar
  10. ay dio!!...que final tan espeluznante..siempre he pensado que el futuro hay que dejarlo donde esta y no adelantarse..vivir como al paso del reloj y dandonos cuerda para no quedarnos atras...ni adelantarnos..besosss...impecable y magnifico relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de esa opinión de dejar al futuro en paz que bastante tenemos con el presente.

      Eliminar
  11. Poco futuro le quedaba a la pobre, creo que al fin el espejo mágico se hizo entender!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y le respondió, con su lenguaje, lo que le preguntaba.

      Eliminar
  12. Hola Tracy:los espejos no mienten nunca. Además las hijas las madres y las nietas, son casi siempre identicas en alguna época de la vida. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que saber entenderlos y dialogar con ellos, de tú a tú.

      Eliminar
  13. Muy intrigante tu relato, sobre todo el final.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha resultado inquietante hasta a mí, que soy la autora...

      Eliminar
  14. Felicitaciones Tracy, un relato muy bueno. Tienes una gran imaginación me gustó un montón.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME ALEGRO MUCHÍSIMO QUE TE HAYA GUSTADO.

      Eliminar
  15. Los espejos… cuántos secretos guardan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hemos coincidido en el tema y casi en la forma de llevarlo y es que estos espejos que van del pasado al futuro dan para tanto! Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola; un texto muy original y reflexivo. Qué pasa cuando a cada persona se le enfrenta la verdad de una manera diferente, cuando salen a traslucir esos momentos que suelen negarse para dedicarse a otra cosa. Me encantó, simplemente me encantó. Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes lo que me agradó que fuera así y me lo contarás, no sé si estaba segura cuando lo terminé de escribir.

      Eliminar
  18. ¡Que clase de abuela hace un regalo asi!, me encantó tu relato TRacy, me inquietó, y me gusto
    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco inquietante sí que es, pero la culpa no es de la abuela, sino de su curiosidad por saber su futuro.

      Eliminar
  19. Inquietante ese espejo del futuro hecho añicos. Parece que no deja puerta abierta a la esperanza. En cierta forma me ha recordado el cuento aquel de las navidades pasadas, presentes y futuras de Dickens.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Alaaaaaaa!Dickens ná más y ná menos.

      Eliminar
  20. Qué miedo me ha dado Tracy! No me esperaba ese final tan agorero...me he quedado muerta!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedé muerta al escribirlo.

      Eliminar
  21. Me encanta el arte de Van Hove :-)
    Por otra parte, los espejos nunca me han gustado mucho. En mi casa están casi todos dentro de los armarios.
    Los espejos tienen tantísimas leyendas y como cualquier objeto, puede recoger la impronta de quien los poseyó.
    Al menos, el espejo le decía que iba a llegar a mayor.Algo bueno hay que sacar.

    Me ha gustado el ritmo del relato. Ha sido como caminar casi con cautela y, al tiempo, con curiosidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Si es que pretender conocer el futuro siempre es peligroso...

    ResponderEliminar