jueves, 7 de junio de 2018

JUEVEANDO CON UN CUADRO

Pepe nos conduce con un tema muy atrayente que consiste en elegir un cuadro y hacer una historia sobre aquello que represente.
El tema es interesante, os dejo el blog de Pepe para que podáis leer.


"De vuelta a casa" (1996)

Este cuadro es de Vettriano, uno de mi pintores favoritos.
En otro jueves que tuve que escribir sobre una pintura lo hice sobre otro cuadro del mismo autor.
Vettriano es un pintor escocés que en sus obras intenta captar momentos fugaces de la vida y desde luego lo consigue a la perfección. Sus personajes son elegantes y parecen sacados del cine de los años cuarenta. Él mismo dice que sus cuadros son únicamente pinceladas para crear una historia sobre la imagen, así es que vamos a crearla:



Se colocó el traje que tanto le gustaba a él, se pintó los labios rojo-pasión y se calzó unos tacones que le iban a permitir sacárselos y echarlos al aire en ese gesto seductor que había aprendido en el cine y que sin duda provocaría un deseo irrefrenable en él.
Ya estaba imaginando la cara de sorpresa que pondría cuando la encontrara  en la Estación, le había dicho que lo esperaría en la cama con el deshabillé de raso negro y encaje que la hacía tan sexy.
Al fin y al cabo el juego que habían preparado para esa noche era representar una escena de cine negro, desde hacía algún tiempo recurrían a estos juegos para estimular la libido y espantar al aburrimiento que se había instalado entre ellos.
Lo vio llegar como salido de la pantalla de un cine de verano, con  el gabán y el sombrero negro, en una mano llevaba el portafolios y en la otra un ramo de flores... ¿Flores? no le dio tiempo a cuadrar ese pequeño detalle porque enseguida vio cómo se abalanzaba sobre él una chica vestida de rojo y contempló como se abrazaban y besaban con una pasión tan fuerte, que no era el resultado de pobres fantasías peliculeras de reestreno.


58 comentarios:

  1. Vaya chasco!!!
    Si es que no hay que improvisar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué chasco, pobre chica. Punto final y a otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. … con la ilusión que estaba ella preparándolo todo...

      Eliminar
  3. ¡Me encanta! Tendré que ensayar ese gesto seductor que aprendió tu prota del cine, para alguna ocasión ;-)

    Un beso, Tracy

    ResponderEliminar
  4. El relato tuyo es bueno, la idea de ella tambien pero las flores me hacen sospechar. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las flores también hicieron sospechar a mi protagonista.

      Eliminar
  5. Una sorpresa que acabó en sorpresón.
    Salu2, Tracy.

    ResponderEliminar
  6. Ese cuadro me ha recordado la fotografía de Alfred Eisenstaedt de un soldado besando a una enfermera al final de la segunda Guerra Mundial, de esa foto si que se puede sacar una historia, que digo historia, un libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la filosofía de la fotografía es la misma aunque en distinto contexto.

      Eliminar
  7. Bonita escena. Muy bien hilado.
    Beso cinematográfico.

    ResponderEliminar
  8. No...no.
    El es Rajoy. Está disfrazado. Se ve como lleva las maletas desde La Moncloa a su casa.
    Ella, una votante de Ciudadanos , (se ve perfectamente de que es joven, alta, guapa, bien vestida, como una azafata de Vueling, vamos), que le da un beso porque por fin lo ha sacado de la poltrona del manda-más.
    Lo que pasa es que se han encontrado en la puerta del restaurante ese tan famosos donde han pasado un pilón de horas, se supone que pensando, y con esa excusa, Rajoy, ha mangoneado el ramillete del florero del restaurante para entregárselo a su señora. Así ella no olerá el tufillo a Montecristo que lleva encima, porque se dedicará a poner las flores en el jarrón.

    Más claro agua ¡¡¡¡
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja tú si que has escrito un estupendo relato, si por mí fuera te haría JUEVERO DE HONOR, jajajajaja
      Muchas gracias

      Eliminar
  9. Me gusta mucho este pintor inglés, al que veo muy cinematográfico, pero con una perfecta técnica,(no en vano en sus inicios fue copista de El Greco y Dalí).
    Perfecto el relato, con ese final triste de abandono y vejez.
    Pero arriba los corazones, he visto la toma de posesión del Consejo de MINISTRAS y ministros, y para los que sabemos poner en el sitio que os merecéis , hoy es un día alegre.
    Felicitaciones y besos con sabor a mejor futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la felicitación como mujer, pero también hay que felicitaros a los que, como tú, nos reconocéis iguales.
      Me gustan esos besos con sabor a mejor futuro, yo también te lo mando.

      Eliminar
  10. No concocía a Vettriano, me lo apunto. Muy buen relato!

    ResponderEliminar
  11. Pobre mujer la sorpresa se la llevó ella.

    Buen relato .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo.
      Gracias por tu opinión y besos

      Eliminar
  12. ahhhhhhhhhh y yo que pensaba que se trataba de un reencuentro feliz! jeje excelente giro final que le has proporcionado a la historia, Tracy. El cine es ficción y la realidad nunca resulta tal como nos muestra la pantalla cuando pretendemos emularla.
    =)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es un encuentro feliz, pero los derroteros del relato, lo han llevado por otro lado.

      Eliminar
  13. Nunca hay que salirse del guion, pues llegan las sorpresas inesperadas

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me encanta tu interpretación del cuadro. La imaginación al poder.
    Un fuerte abrazo Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi interpretación es otra, pero el relato no tenía porqué coincidir con ella ¿no te parece?
      Besos

      Eliminar
  15. La vida te da sorpresas cantaba Pedro Navaja... y es que la realidad, suele superar a la ficción; como en la vida misma.
    Bien hilado, Correcaminos, e se non è vero è ben trovato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..sorpresas te da la vida...
      Me hace gracia que me llames Correcaminos, jejejejeje
      Besos también bien hilados.

      Eliminar
  16. A Vettriano lo descubrí por un conocido al que le gusta mucho y me lo descubrió, sus cuadros siempre sugieren historias. Y desde luego a ti te ha sugerido bien. Pobre, ¡¡¡vaya chasco!!!
    Un abrazo
    Pd gracias por la bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, las gracias hay que dártelas a ti.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  17. Bonito el cuadro , no conocía a este pintor así pues que mucho mejor hemos aprendido algo nuevo y sobre el relato , que decir sorpresas te da la vida y ella te sacan de tus sueños .
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tengas tiempo mira sus cuadros verás como son resúmenes o gérmenes de historias. Abrazos

      Eliminar
  18. Justa la fusta!!! La visión de ramo me hizo temer o peor. A mi no me ha sorprendido, per lo has hacho de maravilla. Mejor aún lo has bordado a punto de realce. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj me ha hecho gracia eso de que lo he bordado a punto de realce, se vé que entiendes de bordados, jejejeje

      Eliminar
  19. Un final inesperado.
    ¡Qué giro!
    Muy bien narrado, Tracy.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado a pesar de la sorpresa.
      Un gran beso

      Eliminar
  20. Y plof!
    Algo me recordó, vaya cosa, más real que la misma realidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo siento! de verdad, los malos recuerdos hay que olvidarlos.
      Siento que precisamente hoy sea cuando te as quedado por aquí, pero quédate con el recuerdo de otros días que has visitado el blog y la cosa iba de güasa. BIENVENIDA, espero que te lo pases bien entre nosotros y olvides este relato que ha hecho mi mente calenturienta y que sólo es fruto de la imaginación.
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  21. encantador tu cuadro... de muy lindos colores además...

    y si, parece una historia cinematográfica... saludos...

    ResponderEliminar
  22. No se pueden crear fantasías de cine negro ni cambiar las reglas del juego al libre albedrío. Pasa lo que pasa :-) Que nada sale como se esperaba :-)

    Toda una escena de película.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es.
      Todo los cuadros de este autor son escenas de películas.
      Un beso

      Eliminar
  23. ¡Me encantó el cuadro y también tu texto! Totalmente acertado; ese gesto americano tan bien plasmado, la sorpresa, los sentimientos mientras se besan... ❤
    Genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace mucha ilusión que te haya gustado mi jueves.
      Besos

      Eliminar
  24. Ay, amiga Tracy, me preocupa que nadie mencione al hombre sentado tras la vidriera... Es el novio de esa chica y seguirá a la pareja de rompecorazones para desenlazar la situación a su manera. Esos abrigos amplios ofrecían holgura para armas de fuego y malas intenciones. Cine negro congelado en el tiempo. Qué inspirador!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy perspicaz, jajajaja, me gusta la nueva visión que has dado sobre el relato.
      Un abrazo

      Eliminar
  25. ¡Excelente relato, Tracy! con ritmo trepidante y un final inesperado. Me ha super-encantado. Conociendo tu gusto por este pintor, me imaginé que traerías un cuadro suyo. Me acuerdo muy bien del otro.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lista eres! t que buena psicóloga, jejejeje

      Eliminar
  26. Plof. Sin embargo es muy buena historia. El cuadro es muy alentador sobre posibles historias y esta que elegiste es muy buena.

    Me ha encantado, Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuadro es de uno de mis pintores favoritos y he inventado una historia alejada de los parámetros que se esperaba.

      Eliminar
  27. Vaya sorpresa, no se puede improvisar sino luego pasa lo que pasa.
    Te ha quedado un relato muy bien cosido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues mira que eso de coser no me gusta nada.
      Un abrazo

      Eliminar
  28. ¡¡Menudo chasco!!. Con la ilusión que había puesto ella con la anhelada vuelta a casa. Un giro imprevisto para describir un cuadro desconocido para mí, al igual que su autor, pero que me ha gustado mucho.
    Gracias Tracy por sumarte a mi propuesta literaria.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre a ti, que mantienes los jueves a pulso.
      MUCHAS GRACIAS.

      Eliminar