jueves, 6 de febrero de 2014

JUEVEANDO EN PRISIÓN

 Lois y Clark, quieren que escribamos desde allí dentro sobre emociones, sentimientos, venganzas iras y todo aquello que se nos ocurra. Veremos si una vez que estemos dentro nos dejan salir.
Si os pica la curiosidad podéis pinchar en este enlace:
http://thedailyplanetbloggers.blogspot.com.es/



Aquí estoy por la mala cabeza de la gente...
 viendo el cielo compartimentado en espacios paralelos por los que me escapo los días que hace sol, montándome en uno de sus rayos.
 Me cuesta trabajo salir a través de los barrotes, pero a fuerza de hacerlo, las partículas de polvo que transportan cada rayo, ya me conocen y se van moviendo  alrededor de mi cuerpo hasta lograr acomodarme entre ellas, como si fuera un niño jugando en un mar lleno de bolas de colores.
Tengo que estar atenta al momento que llegan los rayos de sol a mi celda, sobre las diez y media de la mañana, porque a la una se despiden hasta el día siguiente. 
Es poco tiempo pero el suficiente para dar una vuelta por el parque, por el mar, por el centro de la ciudad, acariciar a mi gente y estar de nuevo en la celda  preparada para el recuento que se hace antes  de la comida.  
Durante la tarde tengo tiempo para recrearme en el paseo que he dado por la mañana, incluso escribo algún que otro relato basado en lo que he visto fuera.
Lo peor son los días que amanecen nublados es cuando me doy cuenta realmente de donde estoy y la tontería que hice llamando "foca" a una mujer que se disputaba conmigo el tanga de un biquini en las rebajas. ¡Claro que yo no sabía quién era! ni  si quiera cuando uno de sus guarda espaldas me retorció la muñeca y yo le clavé el tacón de aguja de diez centímetros en sus partes más "innobles" y aprovechando su dolor le cogí la pistola y disparé al aire con tan mala fortuna que la bala rebotó y mató a la "foca". 
 Aún no sé quién pueda ser, ni me interesa lo más mínimo.
¡Ay que ver la que se puede liar por un tanga, mejor dicho por no ser consciente de no tener cuerpo de tanga!

59 comentarios:

  1. Eso es estar en la cárcel "de rebote" :)


    Bss

    ResponderEliminar
  2. Jajajjajajaj
    Por un tanga...

    Mejor llevar bragas!
    :P

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O no llevar nada, porque por las bragas también puede haber disputas en las rebajas.

      Eliminar
  3. Pero que mala fortuna, caramba y todo por un tanga!
    Mira hasta me ha salido disparado un pareado,ja,ja,ja
    Me ha encantado como has fusionado sensibilidad poética y humor.
    Que genia eres.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que te salen las rimas como rosquillas, ¡qué arte tienes!

      Eliminar
  4. La que se lía por un tanga, trapo minúsculo, mayúsculo error el disparo. Por suerte es escurridiza la flaca y pasa por las rejas y con el sol se ensueña y viaja, lista flaca.
    Cada cosa tiene sus consecuencias, pero para volar hay que ser pajarita soñadora, un portento como tu relato punto irónico, divertido, genial. Besito.

    ResponderEliminar
  5. Las focas y los tangas dicen que nunca se llevaron bien, en fín... dulce condena.

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que no se lleven bien es que ni se llevan.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Puas sí, así se quitan las causas de las discusiones.

      Eliminar
  7. Es curioso, mi mujer colabora en una asociación que sin ánimo de lucro participa en jornadas con presos, un JUEVES al mes. Hay que estar ahí para ser consciente de lo que una cárcel realmente implica, de lo débil que es el hombre y la crudeza de verte privado de libertad. Estar ahí no es cosa de risa, ni por el más disparatado de los accidentes.

    Que conste que no es una crítica al texto, para nada, sólo una reflexión al hilo del mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate si no lo considero de risa, que me parecía tan duro hablar de esto, porque yo también he conocido a esta pobre gente que están en prisión, que he querido darle un pequeño toque de humor para que no nos quedemos con mal sabor de boca.
      No hay nada por serio que sea que no admita la ironía, de cualquier forma si he podido molestar a alguien : mil perdones y un abrazo.

      Eliminar
    2. Para nada me ha molestado y como sabes suelo jugar con la ironía, me gusta y la valoro. Era una sencilla reflexión, a los presos se les considera "bestias", seres incapaces de reinsertarse que no son más que prejuicios sociales. Más bestias hay fuera que dentro.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es cierto Tracy muchas veces las circunstancias nos pueden traicionar y aprisionar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las circunstancias, la sociedad, las necesidades... ¡tantas cosas...!

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Pues sí, porque ni si quiera se llevó el tanga, vamos digo yo.

      Eliminar
  10. Demasiados problemas por un simple tanga, será mejor que tu protagonista cambie sus gustos en lencería jjaja. Un besote

    ResponderEliminar
  11. Toda una tragicomedia, mira que por un tanga liarse la que se lió.
    Muy bien expresado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Los tangas, perdición de hombres y de mujeres, tambien :) jaja.

    Bss.

    ResponderEliminar
  13. Me asusta lo que puedes llegar a hacer como alguien te quite el novio. La próxima no discutas por un tanga, roba el Banco de España, no condenan.

    ResponderEliminar
  14. Y yo aqui en la carcel y mi mujer con otro gastandose el dinero que robe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No me digas! ¡¡¡qué fuerrrrrrrrrrrrrrrrte!!!!

      Eliminar
  15. Pobre flaca, ha tenido mala suerte.
    Esta Tanga quedara para la historia.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor es que no se sabe donde está el tanga

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Lo mismo era de oro y brillantes, no se sabe.

      Eliminar
  17. La verdad, mi felicitación por este relato. Me parece muy bueno.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
  18. Una minúscula prenda que llevó aparejada una grandísima pena. Pero claro, había que disputar la propiedad de la prenda. De rebote, nunca mejor dicho, acabó entre rejas. Me gusta ese diario escape al mundo más allá de los barrotes, a lomos de un rayo de sol y al abrigo de las motas de polvo iluminadas por este. El cuerpo está preso, pero los sueños son libres, el pensamiento también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mente humana siempre busca formas de creerse libre no solo en la ficción sino en la realidad.

      Eliminar
  19. Creatividad, sentido del humor y muy ameno, amiga...Tiene también ciertos matices poéticos...Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer y cercanía,Tracy.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nombre de mi relato te doy las gracias por todas las cosas bonitas que dices de él.
      Y en mi nombre un abrazo.

      Eliminar
  20. Cuando uno carga con mala suerte pasan estas cosas insólitas, todo por una tanga. Me encantó como se va embrollando el relato, el toque de humor que le diste a pesar de que en el fondo es una tragedia lo que le pasó.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las desgracias con humor se sobrellevan mejor.

      Eliminar
  21. :), me has hecho sonreir.
    Besos.
    Gracias.
    :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te he hecho reír, el relato ya ha cumplido su cometido.
      Un beso.

      Eliminar
  22. wouw... tendré cuidado cuando me ponga una tanga ajaaj.
    Me encantó el relato preciosa.
    Te dejo besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encantó que pasaras por aquí a leerlo y a decirme que te encantó.

      Eliminar
  23. Esos es saber hallar un justificativo para un pequeño "error" cometido jejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que quede claro, el error fue de "la foca", jejejejeje

      Eliminar
  24. Anda que no, Tracy!!!
    Cualquier día leemos algo así en un diario.

    Eres imaginativa :)

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Llevo media mañana, leyendo y opinando sobre prisiones y libertades y se agradece poner una sonrisa ante tanta tristeza y desasosiego.
    Tu lo has conseguido gracias a la "foca importante" y al tanga de las rebajas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Tu relato Tracy, me ha dado dos impresiones, la primera, es casi mágica, porque ese escape a través de los rayos paralelos que se cuelan por entre las rejas... me pareció de una poética preciosa, aún tomando en cuenta que se trata de una prisión y poca poesía puede haber en ello. Pero de a poco, nos vas introduciendo en el personaje en sí, en esa necesidad de evadir, de viajar, de vislumbrar que hay afuera, allí es donde radica su visión de las cosas, una visión de alguien que termina siendo prisionera de una cuestión bastante hilarante a pesar del resultado final. Así que disfruté muchísimo de tu relato, que pone ese tinte un poco más relajado al tema.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  27. Hola, TRacy.

    Menuda la que se armó por algo tan pequeño.

    Besazos, bonita.

    ResponderEliminar
  28. Vivir las desgracias con un punto de humor, hace más llevadera la mala suerte.
    Me gusta tu relato.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  29. Me gustó el toque de humor que le diste al tema. No todas las circunstancias que llevan a la cárcel son previstas de antemano, como cometer un crimen por razones planificadas.Esto fue fortuito e inesperado, aunque la condena inevitable.
    ¡Saludos una vez más! :D

    ResponderEliminar
  30. ¡Ay que arte por diossss! me he reido y he disfrutado con las escapadas tan poeticas a traves del rayito de sol.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Toda la crudeza y la mezquindad de una batea de liquidación, plasmada en un relato, que entretiene mucho con un dejo de poesía al comenzar. Odio pelearme con otras focas, no voy a liquidaciones( ni compro cuando está caro... me abstengo de consumir...bueno ni tanto, jajaj)

    besos

    ResponderEliminar
  32. Caracter tenía la mujer, y que tanga tan maravilloso debió ser para semejante cruzada jajaja, Que no falte el humor.
    Un abrazo Tracy

    ResponderEliminar
  33. Eso, me reafirma en pensar que las pobres políticos, también son de esta tierra. A pesar de lo que pueda parecer, padecen las consecuencias de la cuesta de enero y evidencian que no les llega el sueldo a final de mes. ¡Pobrecitas! Aunque la proporción no es del todo mala: Un tanga, una política menos...
    Abrazos y gracias por la sonrisa

    ResponderEliminar
  34. Qué divertido! Pobrecita, ja ja la que se lió por un tanga de nada!

    ResponderEliminar
  35. Ay de estos hilos dentales modernos...
    Sonrío.
    Bss.

    ResponderEliminar