jueves, 28 de agosto de 2014

JUEVEANDO CON LOS ROBOS

El tema está propuesto por Encarni del blog "Brisa de Venus"
http://brisadevenus.blogspot.com.es/
en su blog podéis leer los distintos robos a los que haremos mención.


UN  ROBO  CONTEMPORÁNEO

En estos días en los que estoy comiendo productos de la tierra, sin intermediarios: de la huerta a la mesa, quiero enfocar el tema de este jueves hacia el mayor robo y más generalizado que nos hacen directamente a todos y cada uno de nosotros:
Nos están robando el sabor de los alimentos
¿Qué es lo que comemos que no tiene sabor a nada? igual te da tomarte un plátano que una pera, un tomate que una zanahoria. Si no fuese por el aspecto y la textura que tienen, no se distinguirían.
Estoy pensando en esto cada vez que me siento a comer.
¡Cómo voy a echar de menos el sabor de las verduras y frutas que se crían aquí!
¿Qué os parecen estos tomates y estos calabacines XXL?
¿Y las cebollas?
¿Y las calabazas? 
Con razón este Pisto Serrano está tan bueno.
Y de las frutas ¿para qué hablar?
 ciruelas en racimos como si fueran uvas, seguro que las uvas cuando llegue su tiempo, tendrán el tamaño de las ciruelas. 
Me pregunto...  ¿qué compramos en los mercados de nuestras ciudades que no sólo carecen de este sabor, sino que no tienen ninguno? 
¿Alguien tiene la respuesta a esta pregunta?
Me imagino que todos, pero nadie tiene la solución al fraude que nos están haciendo y que atenta contra nuestra salud.
Siento que me haya salido una denuncia en lugar de un relato, pero es que estoy muy, pero que muy cabreada con el tema.
Que no nos roben el sabor, por favor... 
Es una de los placeres de la vida  al que todos tenemos derecho .

44 comentarios:

  1. Mira,Tracy...fácil solución.
    Yo tengo mi huertito y sé lo que me estoy comiendo.Mi s hortalizas se nutren únicamente de la tierra,de los rayos del sol y del agua de la lluvia o del riego a goteo.
    Nada más.Y tiene todo un sabor.....
    Esa es la ÚNICA solución.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Comemos plástico condimentado de diferentes formas.
    No hay derecho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Claro que no hay derecho!, es indignante.

      Eliminar
  3. Podríamos comer fruta mejor si nos vendieran la que ahora no pueden exportar, yo también he comido productos sabrosos y ahora me va a costar volver al super. Un relato de lo más original. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegará el tiempo en que no reconozcamos los verdaderos sabores de los alimentos.

      Eliminar
  4. ¡Si sólo fuera el sabor!
    No nos han robado...nos han engañado y hemos aceptado el cambio: más imagen y menos esencia (y no sólo en las frutas)


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo, pero los alimentos es que van directamente al estómago y creo que nos están envenenando poquito a poco, parece exagerado, pero pararos a pensarlo... ya veréis.

      Eliminar
  5. El otro día lo hablaba con unos amigos...en Valencia los agricultores están arrancando naranjos de sus campos,porque les pagan una miseria por la cosecha que no da ni para los gastos.
    Los supermercados y tiendas casi todos compran naranjas de fuera,que son de peor calidad,pero tiradas de precio.
    He visto campos enteros de patatas,sandías,etc,sin recoger...
    Es una contradicción de la sociedad en que vivimos,se pone de moda la alimentación de productos ecológicos y se rechaza la producción cercana y natural en favor de la lejana o cultivada en invernaderos sin escrúpulos que producen blufffs con sabor a corcho.

    Nos van robando todo...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena!!! y mientras medio mundo se muere de hambre, y los que comemos nos vamos a morir de pesticidas, etc. etc. etc.

      Eliminar
  6. si hay que mangar..que sea lectura de comic

    chiste muy malo

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, todo un robo, por fortuna, todavía quedan algunos huertos y estoy pudiendo disfrutar de frutas y verduras directas de la tierra, incluso de huevos (otro sabor que ya estaba por olvidar).

    ResponderEliminar
  8. Mala solución tenemos mientras seamos 7.000 millones de bichos con dos patas que alimentar y la agricultura para alimentarlos sea una industria, una inmensa fábrica de materia prima para convertir mediante un proceso gratuito y corporal en excrementos -hoy me siento fisno y no digo directamente mierda- pero de todas manera si que cabria una solución, al menos parcial, y es que los propios agricultores comerciaran sus frutos como hacían antes, directamente, en el mercadillo de turno, de esa manera serian mas pequeños, pero ganarían bastante mas que ahora donde los que se forran son los intermediarios y ellos malviven, no tendrían que cosechar sus frutas verdes, como se los pide el intermediario, madurar en las cámaras para que aguanten lo mas posible sin tener que tirarlos, los cosecharian listos para comer. :)
    La semana pasada tuve yo que esperar siete dias para comer unas nectarinas del Mercamonas que eran auténticas piedras, no llegaron a madurar del todo ni en 10 dias, eso me parece un robo, en realidad estoy pensando en dejar el Mercamonas y replantearme las compras de otra manera, pero para eso no habria que ser un comodón como yo soy, pero en este pueblo si que es posible adquirir productos directamente de los agricultores, y lo que tu dices es cierto, menuda diferencia de calidad y sabor.
    Perdona, me he pasao de largo. :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo nada que perdonar, tú nunca te pasas de largo y hoy el tema que nos ocupa da para mucho.
      La solución la que tú dices, sin intermediarios. del consumidor al cliente. pero... ¿quién le pone el cascabel al gato?

      Eliminar
  9. Los alimentos que proceden de las huertas se sacan verdes para que lleguen a nuestras casas con un punto de maduración aceptable (a la vista) para nosotros los consumidores, pero su sabor no es el que tendría si lo hubiésemos saboreado cuando su maduración se hubiese conseguido en la planta. Ni hablar de pesticidas que tienen ciertas verduras que van al mercado.
    Besos Tracy, hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/08/mover-los-brazos-ayuda-caminar.html

    ResponderEliminar
  10. Llevas toda la razón del mundo, Tracy. No solo nos han vaciado las arcas sino que además nos han robado los sabores pero no los colores, porque si el color se adecuara al sabor se les acabaría el negocio y nunca podrían saciar la codicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las apariencias engañan, hay productos que están preparados para que se te metan por los ojos y lo consiguen, pero una vez que los pruebas te das cuenta del engaño.
      Un beso, querida Tecla.

      Eliminar
  11. Apreciada Tracy

    El blog de la Abu cumpliendo 7 años en el espacio virtual.

    Gracias por haber sido participe en estos años, acompañando al mismo y muchas de sus 1534 entradas

    Mis deseos para quienes se acercaron, en distintos momentos y sentires, es que vuestro camino se vea iluminado por logros y proyectos realizados, que la Luz los acompañe en el diario transitar.

    Gracias por siempre estar !!!!!!!!

    Cariños

    Abu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades, Abu!!!! qué alegría!!!!
      me siento satisfecha de participar en él, aunque no lohaya hecho desde primera hora.
      Suerte en la andadura y a por otros siete años como mínimo.
      Un enorme abrazo,

      Eliminar
  12. El problema es que no comemos nada madurado en su árbol o mata. ¿Has probado un plátano de Canarias arrancado maduro del racimo?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo he probado, así no me emberrinchino cuando me tomo alguno.

      Eliminar
  13. Es cierto. Es una forma de robo eso de tener que comer verduras sin gusto.

    ResponderEliminar
  14. Qué tristeza por estos rumbos aún tiene sabor la verdura, los vegetales y las frutas.

    Espero que no nos lo roben.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
  15. Bien denunciado, nos roban hasta el placer de saborear.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Tracy totalmente de acuerdo de contigo. Un día dije que si alguna vez escribiría un libro lo llamaría el día en el que las cerezas perdieron su sabor. Recuerdo mi infancia poneindo de cerezas hasta arriba, que buenas estaban, que sabor, recuerdo desde mi azotea tirar los huesos a la calle..... que gamberro.
    Tu texto me ha traido eso a la memoria, comemos plástico. Todo de invernadero, fresas es invierno, naranjas todo el el año, melón todo el año..... Es natural eso.
    Un texto que da mucho para pensar.
    Es verdad nos estan robando lo sabores.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribe el libro, será un éxito porque el título ya lo es.

      Eliminar
  17. Comemos parafina con brillo que pagamos como frutos prohibidos...
    Es lo que hay.
    Este temita me pone de muy mala hostia... y lo dejaré aquí, por estar en horario infantil.
    Bss, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que de la misma mala hostia que a mí.

      Eliminar
  18. "Intereses puramente comerciales han provocado que la fruta haya ido perdiendo sabor y dulzura. Los agricultores tratan de obtener la máxima producción en el menor tiempo, y para ello recolectan la fruta cuando aún está verde. La interrupción del proceso natural de maduración inhibe la producción de las principales moléculas del sabor y el aroma, como es el caso del etileno, un gas que es responsable de la síntesis de determinados azúcares y de la reducción de la acidez del fruto. Por otra parte, los comerciantes han prestado mayor atención al aspecto exterior de la fruta y han descuidado su sabor."


    Esto lo he encontrado en muy interesante. Estoy totalmente de acuerdo contigo. La culpa la tiene la agricultura intensiva que no deja descansar la tierra y además se recoge verde, para que aguante más tiempo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Beautiful photos of the bounty from your garden.

    ResponderEliminar
  20. Tracy: antes que robar, pedir permiso.
    Salu2 no roba2.

    ResponderEliminar
  21. Llevo mucho tiempo pensando lo mismo, Tracy. Mi único remedio es peregrinar por los pueblos en busca del cultivador nativo y así me va bien. Gasto en gasolina pero no creas que es más caro que en los supermercados. A veces, me pasa por la cabeza, dedicarme a ello. Si lo consigo, te mando unas fotos como las que aquí nos regalas.

    ResponderEliminar
  22. Ay Tracy, no te arrepientas, porque has dado en una diana. Nos hurtan lo que es más natural para revenderlo con artificios y hasta tratan de robarnos el sentido del gusto; tratando de hacernos adictos a esos sabores químicos.
    Me ha gustado tu reivindicación con la que estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  23. Tracy cuánta razón tenes! Todo tiene gusto a nada, los vegetales, el pollo, la carne, es todo lo mismo, sin adobarlo es solamente un pedazo de algo que se come porque sí.
    Ojalá podamos mejorar estas cosas, estos robos que dejamos que nos hagan a diario y a los que permanecemos inertes.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  24. Totalmente de acuerdo, este año hemos plantado unas matas de tomates, pimientos, berenjenas y calabazas, Ni que decir de ese olor, cuando metes la mano entre ellas y arrancas el fruto, ese olor y luego en la mesa, ese sabor. Nada puede compararlo con el que compras, pero es lo que hay ¿cómo cambiarlo?
    Buena denuncia Tracy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Pues denunciado queda, pero el robo del sabor es irreversible para la mayoría. Sólo unos pocos afortunados con cosechas propias podrán seguir disfrutando de los sabores más auténticos. Por cierto el otro día me comí un tomate en la caseta con huerto que mi cuñado tiene en las afueras de Liria, que estaba para acostarse con él (el tomate, no mi cuñado).
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Muy cierto. Los sabores de los alimentos resultan ser otros si la producción es orgánica y está libre de pesticidas y agregados químicos. Por suerte hay una corriente muy importante destinada a regresar a las fuentes de la naturaleza para replantear el tema con fuerza y decisión.
    Muy interesante el aporte que le has impuesto al tema.
    =)

    ResponderEliminar
  27. Nos han robado tantas cosas!!! De esto también hay que dar cuenta. No hay como comer un fruto recien arrancado de la planta...

    besos

    ResponderEliminar
  28. Me encanta tu reflexión y estoy totalemente de acuerdo contigo. ¡Que no nos roben el sabor! Besos

    ResponderEliminar