viernes, 20 de mayo de 2016

ENTREVERANDO LIBROS MIENTRAS BUSCO EL TIEMPO PERDIDO

Acabo de leer un libro cuyo título  me ha hecho recordar una entrada que escribí en uno de estos últimos  "Jueveando", pero sólo por el título, no os llaméis a engaño porque esta obra, "El olvido que seremos", es de un autor colombiano muy reconocido: Héctor Abad Faciolince.























Hijo de Héctor Abad Gómez médico, profesor de la Universidad  y comprometido en la salud pública  de los barrios marginados de su ciudad, Medellín. Él mismo definía cual era su ideología:
 "Cristiano de religión, marxista en economía porque detesto la explotación económica de los capitalistas y liberal en política porque no soporto la falta de libertad en las dictaduras"
Este hombre es el protagonista de la obra que hace su hijo brindándole su cariño y un homenaje merecido a través de los recuerdos que guarda de él, de su carácter, su pedagogía, su labor sanitaria y su compromiso social que hizo que fuera asesinado.
Todo esto y mucho más es contado en este libro que aunque narra una historia trágica logra suavizarla salpicándola con algunas notas de humor que la hacen menos dolorosa.
Me ha gustado leerla y acercarme a la sociedad colombiana de los ochenta y comprender el panorama que se vivía allí en esa época.

27 comentarios:

  1. Un sentido homenaje de un hijo a su padre...casi nada!
    Bien por los dos.

    Buen finde y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te deseo a ti: Feliz finde y un beso.

      Eliminar
  2. A mí este tipo de libros me emociona siempre... casi que prefiero no leerlo porque me conozco, y me entra mucha pena... y uffffffff

    Hala, adiós.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las injusticias siempre estremecen el alma.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Un título maravilloso. Todos seremos olvido y no todos los olvidos son iguales. Vivir de un determinado modo es elegir parte del tuyo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas mucha razón, pero después de muerto...¡qué más da!

      Eliminar
  4. Hay libros que dejan huella, que después de leídos seguimos recordando su trama y a sus personajes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No conozco el autor :(
    Lo describes tan hermoso que me dan ganas de ir a la librería a comprarlo
    por el título me engañaste jajaja , pensé en el Origen Perdido de M Asensi, está claro que estoy de viernes ¡

    ResponderEliminar
  6. No se donde leí que tras la muerte, la segunda generación que le siga ya has sido olvidado/a.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si llegamos a la segunda generación sin que nos olviden, sera todo un éxito.

      Eliminar
  7. Me alegra que hayas disfrutado. Besos.

    Interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que disfrutar me he enterado de cosas que no sabía.

      Eliminar
  8. Tomo nota de tu reseña, no he leído nada de este autor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También yo es el primer libro que leo de él.

      Eliminar
  9. Los autores sudamericanos siempre te agradaran porque muestran vivencias diferentes de la europea.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que son tan diferentes a otras épocas que espero que no vuelvan.

      Eliminar
  10. Gracias por la recomentación, tomo nota.

    Saludos, y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es interesante leer realidades de otros países que ayudan a comprenderlos mejor.

      Eliminar
  11. La religión no es una ideología.
    Un encuentro con un Dios personal no se entiende así.
    Y me pregunto: ¿No es el marxismo una dictadura?
    De las mayores ...

    Y mi respeto, Tracy, por esta persona que vivió y se comprometió con lo que creyó. Si su hijo lo guarda en el recuerdo con tanto cariño por algo será ...
    Lo miraré.

    ¡Animo con el "tiempo perdido"! Creo que lo voy a releer :)
    Seguramente encontraré nuevos matices ... cada etapa de lectura es distinta ...

    Un beso fuerte. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si decides releerlo me echarás la delantera, jejejejeje
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Muy interesante, lo que pasa es que es muy dificil entender la problemática colombiana de entonces, e incluso la de ahora mismo, eso si, muy interesante si es...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso llevas razón pero te da mucha luz sobre lo que pasó en esa época ya pasada que ha desembocado en la actual.
      Besos.

      Eliminar