miércoles, 18 de enero de 2017

APROVECHANDO QUE AYER FUE SAN ANTÓN

os voy a enseñar una iglesia atípica, que lleva su nombre y que desde que la tiene el Padre Ángel, se ha convertido en la sede de un proyecto social para los sin techo. Así es cómo deberían ser las demás, pero al no serlo, ésta se ha convertido en un mirlo blanco 
abierta las venticuatro horas del día, es lugar de refugio  de aquellos que no tienen donde ir, ni donde entrar en calor en días de bajas temperaturas como los que estamos viviendo. Allí pueden sentarse alrededor de una mesa camilla para hablar, tomarse un café...
























La iglesia goza de calefacción, una música muy bien elegida y bajas luces que contribuyen a que quien entra por esas puertas se sienta como si estuviera confortablemente en su casa.
En estas mesas largas sirven todos los días a las ocho de la mañana un desayuno con café, zumos y bollería artesanal. Termos de café y té a cualquier hora y cena a las ocho de la tarde con caldo, bocadillos y postre.
Pedí permiso para sacar estas fotos, aunque se quedan cortas para mostrar lo que dentro de las cuatro paredes de esta iglesia se vive. 
Hay servicios para niños y mayores, enchufes para para móvil, wifi, televisión... 
¡Qué diferencia con las demás iglesias! con sus estrictos horarios, sus ricos ornamentos, sus dorados candelabros, en una palabra su riqueza...
Pregunté por el Padre Ángel  quería decirle personalmente el impacto que me había causado su obra, a la vez que charlar un poco con él de esto que os estoy contando, me dijeron que el sábado estaría allí, pero como me volvía para Córdoba, no pude ir. 
Otra vez será.
Fue muy emocionante ver cómo con tanta gente que pasa por allí, son ellos mismos los que ponen orden y se gestionan para que no surja ningún conflicto, aunque hay Mensajeros de la Paz que colaboran en el reparto de alimentos..
























 El azar me llevó a pasar por delante de las puertas de esta iglesia y al decirme mi hija que era la que gestionaba el Padre Ángel, como se le conoce, decidimos entrar.
Fue muy emotivo y la verdad es que cuando sales de allí, algo ha cambiado en ti, además de constatar algo que ya sabes: 
¡cuánta gente buena hay en el mundo...!  
Lo que pasa es que hacen más ruido los que no lo son.

47 comentarios:

  1. Una iglesia de verdad!!!

    Bien por el padre Ángel.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No hace mucho emitieron un reportaje con este cura en la TV, no se puede negar que su labor es encomiable y es una isla dentro de la iglesia en la que solo se escuchan cosas negativas como la pederastia o el clásico negacionismo a cualquier cosa que de libertad al ser humano y especialmente a la mujer.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si cunde el ejemplo y la isla da lugar a un archipiélago.

      Eliminar
  3. Hay mucha mas gente buena de lo que pensamos y hay mucha, se puede colaborar con "mensajeros de la paz" de varias maneras y muchísima gente colabora con lo que pueden, con lo que tienen y tambien muchos con lo que les sobra, estos de forma anónima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, si no esta vida sería insufrible.

      Eliminar
  4. Tienes razón, hay gente buena en el mundo que pasa sin hacer ruido, esta parroquia es un gran ejemplo.En barrios humildes, como el de La Ventilla, en Madrid, la parroquia también es de oración y acogida.
    Gracias por tu entrada. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y tiene la misma filosofía de esta, también está abierta venticuatro horas?

      Eliminar
  5. Una visita muy bién aprovechada. Esto si que es una casa del Señor. Porque acoge a todo al que lo necesita. sin preguntas,sin reproches.
    Ojalà hubieran más iglesias como esta. Buén reportaje amiga.Ah! y seguro que también deben tener café o té,.. Quizás infusiones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero y deseo que cunda el ejemplo.
      Sí, tienen café y té en termos durante todo el día.

      Eliminar
  6. A esas iglesias nunca tendría reparo en asistir y colaborar. Todas las iglesias y hasta el mismo Vaticano deberían ser "de acogida". Para ponerse en paz con uno mismo, no se necesitan ni intermediarios ni grandes boatos.
    Angel, un nombre muy bien puesto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Un fuerte abrazo para ti también!, el trabajo y los niños no me dejan más tiempo para el blog pero de vez en cuando saco un rato para leer a los viejos blogs amigos!!

    ResponderEliminar
  8. La labor del Padre Ángel es un ejemplo para toda la Iglesia y de una fidelidad absoluta con el Evangelio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Acciones como esta son las que hacen que se pueda seguir creyendo en la gente.

    ResponderEliminar
  10. Aplaudo tu post, Tracy...Ojalá en televisión nos dieran, también, todos los días buenas noticias, que las hay...Sólo se trata de buscarlas y crear un ambiente más positivo...Quizá todo cambiaría poco a poco, porque se generaría más confianza y generosidad.
    Mi felicitación y mi abrazo por tus buenas fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La positividad llama a la positividad, mira me has dado una idea aunque la tengo que madurar, pero si llego a ponerla en práctica te lo comunicaré. Un beso.

      Eliminar
  11. Buenas tardes, Tracy:
    Muy interesante tu entrada, comparto palabra a palabra tu opinión.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que somos muchos los que pensamos así, afortunadamente, aunque no tantos como para hacer cambiar la actitud de la iglesia.

      Eliminar
  12. La gente buena, suele hacer tan poco ruido, que casi no se la oye.
    Al padre Angel, había que hacerle un monumento, pero con unas alas bien grandes para que, al anochecer, se echase a volar y esparciese su mensaje en todas las iglesias del mundo.
    Es un ejemplo de amor hacia los demás lo que hace ese sacerdote y sus colaboradores, digno de ser imitado.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se mueve mucho aunque no tenga alas, lástima que no frctifique su semilla.

      Eliminar
  13. Verdadera vocación de servicio la del sacerdote. Ojalá que se vayan imitando esas acciones por doquier.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Eso es una iglesia de verdad.
    El Padre Ángel es un ángel de verdad también.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es verdad desde que entras por las puertas de ese templo.

      Eliminar
  15. ¡Que genial!
    A ver si cunde el ejemplo, tantas iglesias y edificios públicos que están estrategicamente situados, infrautilizados, manejados así el bien que se podría hacer...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. A mi los curas como este, si es que hay alguno más, me hacen volver a creer en el ser humano.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no conozco a ninguno, aunque pienso, o quiero pensar, que los habrá.

      Eliminar
  17. Gracias por mostrarnos estos sitios y las buenas obras que hay tras esa iglesia. Es cierto que hay gente buena en el mundo, aunque no se llene con ellas la tapa de los periodicos..
    Bien por esa obra!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada . no tenía más remedio que compartirlo porque me dio tanta alegría de verlo, que no tenía más remedio quecontároslo.

      Eliminar
  18. Vivan las iniciativas como ésta!
    El Vaticano debería aprender del Padre Ángel y compartir sus ricas y doradas edificaciones!!!
    Jesús dijo que en su nombre no se edificara ningún tempo...pero si ya está construido,que sirva para acoger a todos los que lo necesiten.
    Besos Tracy!! Felicidades por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que el Papa los curas... los curas... y los altos cargos eclesiásticos.

      Eliminar
  19. El servicio que presta la Iglesia a la sociedad es inmenso, creyentes o no, basta con acercarnos a nuestras parroquias para verlo.
    Hospitales, comedores, acompañamiento espiritual y material, personas marginales, transeúntes, ropero, Cáritas, Manos Unidas, misiones, formación, centros educativos, personas que rezan por todos en las distintas órdenes monásticas, Calor, sin preguntar a quién asisten, para todo el que lo necesite ...
    Gracias también al padre Ángel por esta labor.

    Gracias, Tracy, por compartirlo.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa de eso habría mucho que hablar .
      Como muestra un botón: no conozco ninguna iglesia que esté abierta día y noche prestando sus instalaciones para los que no tienen donde meterse, están cerradas a cal y canto y abren estrictamente cuando tienen servicios religiosos y sobretodo el espíritu que en esa iglesia se respira, perdóname pero no llega ni con mucho al de las demás.
      Piénsalo ¿qué más quisiera yo que poder darte la razón.
      Un beso grande.

      Eliminar
    2. Ya, Tracy, tampoco la conozco, pero ese espíritu sí se observa y se vive en otros proyectos de la Iglesia, cada uno tiene una misión. Se trabaja mucho en las parroquias, lo sé bien.
      No es cuestión de razón, es cuestión de colaborar en lo que se pueda, hay de todo para poder hacerlo, necesidades de todo tipo.

      Un beso fuerte.

      Eliminar
  20. Me parece alucinante, ojalá cunda el ejemplo. Hay mucha necesidad y demasiada riqueza en el Vaticano.
    Con perdón.

    ResponderEliminar
  21. Qué cunda el ejemplo...

    Qué sí, que hay gente buena, sólo que no se difunde lo suficiente porque el morbo y la violencia venden más.

    Un abrazo, Tracy

    ResponderEliminar
  22. Eso es una Iglesia, no todas las demás, que solo sirven para un ritual que solo se queda en eso. En mi barrio la parroquia, intenta que no se ponga gente a pedir en su puerta durante el horario de misa. Será porque molesta ver la dura realidad o porque esas posibles limosnas, la pierden en su propio cepillo.
    Viva el padre Angel!!
    Y viva, tú!!

    Y, un beso.

    ResponderEliminar
  23. Lo que sí es emocionante, amiga Tracy, es saber que existen mirlos blancos así. En un mundo tan deshumanizado como el que vivimos hoy, saber de su existencia nos hace encenderle una vela a la esperanza.
    Feliz noche

    ResponderEliminar