sábado, 1 de noviembre de 2014

HALLOWEEN A LA ESPAÑOLA

He decidido cambiar la calabaza
por la sandía, porque como aún estamos en verano...
Además tiene varios usos: de postre asqueroso simulando un cerebro-descerebrado
y de mascarilla facial usando la parte de fuera que tiene unos resultados excelentes para la piel, porque cuando te la quitas, acuden las moscas y te dan un masaje que te dejan el cutis como si fuera de porcelana, que diría mi abuela.
Tres usos en uno, no hay más remedio que ahorrar.

47 comentarios:

  1. La calabaza no me gusta y la sandía si, me gusta la idea y menos mal que falta una imagen que a lo mejor es la que no me gustaría ver. Saltos y brincos agradecidos, el humor hoy sienta muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota de lo que me dices, pero lo siento, he tenido que poner manos a la obra para arreglar lo de la tercera foto. Lo siento.

      Eliminar
  2. Jajjaa, buena idea la de la sandía, muy práctica Tracy.

    Por cierto, la tercera foto no puedo verla.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por avisarme de lo de la tercera foto, creo que ya la he arreglado. ¿Te importaría cofirmármelo?

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Yo las compro a diario y me salen buenísimas.

      Eliminar
  4. Jjajaja oye pues no está nada mal cambiar la calabaza por la sandía jajajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Eso se llama aprovecharmiento!
    Salu2 santíficos., Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los recortes no hay más remedio que apretarse el cinturón.

      Eliminar
  6. Sí, Sí, reid. Pero en el Sur hay 30º en estos momentos. La sandía apatece. Nada de castañas asadas y boniatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy hace muchísimo calor 34º, así es que sandía y gazpacho son bien recibidos.

      Eliminar
  7. Que risa, Maria Luisa.....Y muy económico este tratamiento de belleza.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. No se porqué pero la tercera foto no me sale :(
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya la he arreglado, mira a ver qué tal.
      Agradezco que me aviséis cuando pase algo de esto, porque yo sí que veo las fotos cuando visiono el blog.

      Eliminar
  9. en algunos pueblos a la española, tienen la simpática costumbre de lanzar huevos a las ventanas...

    Será para que no les corten nada más las brujas...
    No sé. Un beso.

    En tu pueblo por lo menos hay niños de verdad¡¡¡
    Besosss¡

    ResponderEliminar
  10. Qué ingenio, Campanita !! Hermoso.
    Besos locos .
    ¡feliz sábado !

    ResponderEliminar
  11. Prefiero la sandia a la calabaza, por lo menos es más nuestra!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también por eso suelto la idea por si cuaja.

      Eliminar
  12. Jajaja, la tercera foto es la monda, y la sandía es muy buena idea. Aquí, también parece que es verano, Tracy. Tal cual.

    ¡Feliz día, querida Tracy!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! me legro que se vea la tercera foto porque ha dado problemas..
      Gracias Rosa. Feliz semana

      Eliminar
  13. Una buena alternativa. Sobre todo por la mascarilla, qué no máscara. jajaja.

    Saludos Tracy, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí?, pues a ponerla en práctica

      Eliminar
  14. Yo creo que la ciencia de la vida está
    en tomársela por el lado amable.
    Y si al final tenemos que morir, de todos modos,
    un solo día de asueto al año es poco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho "la ciencia de la vida está en tomársela por el lado amable", esa es la actitud .
      Un abrazo amable.

      Eliminar
  15. Jajajaja, como mascarilla es para reírse y no parar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ríe... ríe... pero los masajes de las moscas son de unos resultados increíbles, como los masajes que dan los pececillos en los pies.

      Eliminar
  16. No soy muy partidario de esta fiesta pero la admito como otra diversión para pequeños y mayores.
    Muy ocurrente tu idea
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fiestas todas son pocas sobretodo para los niños que aprenden a no tener miedo.

      Eliminar
  17. Pues yo me quedo con la calabaza de nuestro norte, ahora que ya empieza el fresco no os hacéis ni idea de lo rica que está una cremita de calabaza o la típica purrusalada. Y de postre la sandia. Aunque ya tanto la misma como su primo el melón se van encontrando menos en los mercados.

    Muy ingenioso y creativo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyyyyyyyyyyyyyyyyy!!!!, ahora mismo me tomaría una cremita de calabaza.
      Me alegro de tu visita, encantada de haberte conocido.

      Eliminar
  18. No sé si un punto de locura, pero imaginación sí hay!

    Otro. Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace falta un punto de locura para vivir cada día tal como está la cosa, sin que falte el humor.

      Eliminar
  19. Te daré otro uso: con la cáscara se puede hacer fruta escarchada para poner en los bizcochos y tartas.
    Bssos

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno!!!!! puedes ponerle unos chorizos como collar. Recuerda que es española.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Ay que recuerdos!!! Hace tiempo fui con mis hijos a un taller para hacer farolillos con las sandías y aprendieron una canción tradicional con esta tradición. Muy bonito.
    Pero me ha sorprendido el cerebro que guardan dentro, vaya!! creo que muchas sandías tienen más cerebro que algunas cabezas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, llevas razón , algunas personas tienen menos cerebro que una sandía.

      Eliminar
  22. Pues la tengo que probar (la mascarilla)... que hasta aquí estamos comiendo melones y sandías también.
    Qué otoño más remolón y más pachorra.
    Bss, linda.

    ResponderEliminar

  23. Desde luego que has hecho un halloween a la española jajajja. Que no nos falte el humor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Genial, Tracy. Me quedo la foto del cerebro sándico para mostrarlo y reproducirlo.

    ResponderEliminar