miércoles, 22 de abril de 2015

CONTANDO 53 SEMANAS (Ideado por Sindel)

SEMANA  17:  SOLEDAD



La palabra SOLEDAD me traslada a la que  se apoderó de mí cuando perdí al último de mis progenitores que fue mi madre.
 Me quedó una sensación de desamparo... de abandono... de orfandad... de SOLEDAD, que me hizo sentir como si me hubieran cortado de golpe y porrazo el cordón umbilical que me unía a ella.
A mi padre lo sentí y mucho, pero no experimenté lo mismo porque quedaba la otra parte, mi madre, que me acompañaría por los dos.
Pero el último en irse... te deja desvalido y te preguntas:
 ¿Y ahora , qué?
¡Tengo que seguir marchando en SOLEDAD!

Gracias Sindel

70 comentarios:

  1. Todavía no he tenido ninguna de las dos sensaciones, afortunadamente, pero pienso que aunque se sabe que el momento llega, nunca se tiene lo suficientemente asumido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Con hijos y nietos, y me imagino que con tu pareja, esa soledad se supera muy pronto, luego se recordarán los momentos bellos vividos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni con hijos, ni con pareja se supera tan pronto.

      Eliminar
  3. Mi amparo es pensar la suerte de haber conocido a los que ya no están, otros no tuvieron esa suerte. La imagen que has elegido tiene la soledad de que ella ya no ocupa el sillón frente a la ventana, y la paz de que ella se ha ido a dar un paseo por la orilla de playa. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí justamente es lo que quería trasmitir con esa imagen.

      Eliminar
  4. Me has tocado el corazón...

    Te abrazo Tracy.

    ResponderEliminar
  5. La soledad sólo tiene buen sabor de boca cuando es provocada y voluntaria, el resto, más de los seres queridos, es muy dolorosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Comparto tu sentimiento, es un golpe porque te deja cabeza de lista automaticamente, lo que no importa porque es la realidad, pero te das cuenta que tu papel es velar en la soledad a los que ahora se apoyan en ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más importante es la segunda parte de tu argumento.

      Eliminar
  7. Aunque cada situación es distinta, a todos nos cuesta asumir la pérdida de un ser querido, sobre todo la de nuestros progenitores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí,pero cuando vi la palabra soledad, lo primero que se me vino a la cabeza fue la sensación que sentí ese día.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Comprendo por vivida esa sensación que describes, Tracy, y el precipicio que queda y el vértigo que provoca.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si la has vivido, sabes de lo que hablo y de lo que siento.

      Eliminar
  9. Tracy, puede entenderte perfectamente, hace muy poco que falleció mi padre...Sólo puedo decirte, que la fé me ayuda a sentirle feliz en el cielo con los suyos, y a la vez sentirlo cerca de mi, alentándome cada día...La soledad depende de la actitud positiva o negativa de cada uno ante la vida, amiga.
    Mi abrazo y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ya lo sé, siento haberte traído a la memoria tan triste experiencia.
      Perdona.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Cuesta perder a los padres: mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengas la edad que tengas tú o ellos.

      Eliminar
  11. La muerte de los padres deja un gran vacío, y ese vacío de soledad, siempre perdura. Sabes que es ley de vida, pero cuesta mucho asimilarlo cuando te toca.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me tocastes la fibra sensible Tracy.
    Esa soledad la conoci cuando perdi a mi padre, es realmente una sensacion de abandon.
    Aunque relamente nunca nos abandonan, siguen con nosotros de otra forma

    Muy tierno tu post
    Un beso
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero eso de no poder besarlos o dejarte abrazar por ellos o de pedirle consejo en situaciones problemáticas...

      Eliminar
  13. Hermosa imagen y hermoso relato, escrito con sensibilidad y amor.
    Besos, Tracy... parece que volvió la conexión a Internet, lenta, pero algo es algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas vuelto a nuestro mundo bloguero.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Los recuerdos también son compañía en ese ir hacia adelante.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  15. Hola amiga Tracy: He buscado en tu perfi, y no he encontrado la manera de comunicarme contigo
    en privado. Si fueras tan amable de mandarme un email, pues yo si que tengo mi dirección de correo electrónico en mi perfil. Gracias aticipadas.

    ResponderEliminar
  16. Es completamente comprensible.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Respuestas
    1. La vida es así, y peor es que se fueran los hijos antes que los padres, ¡eso sí que es antinatural!

      Eliminar
  18. Te dejo muchos abrazos, para cuando los necesites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Machas gracias iré tomándolos a discreción.
      Miles de besos para ti.

      Eliminar
  19. Se siente horrores. Sé lo que es. Tal como lo describes.
    Un abrazo de anís

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara otro abrazo para ti

      Eliminar
  20. La soledad se combate con Recuerdos,que son compañía.....un saludo desde Almería....)))
    http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo único que nos queda y no es poco.

      Eliminar
  21. Me ha encantado tu reflexión, me quedo con el corazón un poquito encogido, todos tenemos que pasar por esa soledad...
    Besos
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso nos iguala a todos en el sufrimiento de la pérdida.

      Eliminar
  22. Viví la muerte de mi padre contigo, estabas conmigo, nunca olvidaré esos momentos: el blog, nuestros amigos del blog, que son tan importantes como los que palpamos físicamente, son muy importante en esos momentos. Piensa que nunca nos dejan, están, Tracy, permanecen, a veces no lo captamos, pero ellos permanecen, no nos dejan. Nunca estamos solos, Dios está, sabe todo de nosotros, de cada uno de nosotros. Sé que es duro, todavía tengo a mi madre, pero, Tracy, ellos continúan a nuestro lado, en otro lugar, pero al lado, y son muchas personas, por ejemplo hoy, tú, las que nos hacen sentirlos, en muchos detalles, muchas veces nos parecen insignificantes, no les damos importancia, se nos escapan, pero siguen... Dios siempre está... como hoy, que me siento muy unida a ti, y escucho a los pájaros trinar...

    Un beso, muy fuerte, muy fuerte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La familia bloguera me imagino que es muy importante en estos momentos. Mis experiencias fueron antes de estar en el mundo bloguero

      Eliminar
  23. Siempre es traumatico, cuando se espera o son personas muy mayores se sobrelleva mejor, pero cuando se trata de un hijo (segun se dice) no se asimila nunca, por estar la mente preparada para la muerte de los padres, pero no de los hijos...

    Ley de vida....Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, como he dicho más arriba, lo de los hijos es antinatural, no lo quiero ni pensar.
      Abrazos

      Eliminar
  24. La soledad venía en mi pack genético.
    Siempre me sentí solo.
    Desde bien pequeño.
    Y hoy sigo sintiendo lo mismo.
    Da igual quien esté a mi alrededor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solos estamos todos, pero por lo demás no me creo que estés solo, a las pruebas me remito de tu blog y que te queremos mushooooooooooooooooooooooooooooooooo

      Eliminar
  25. Esa es la que se hace sentir en los huesos.
    La que no tiene remedio, pero suavizan los que vienen.

    Un abrazo Tracy:)

    ResponderEliminar
  26. Es un momento duro,la orfandad a cualquier edad es dolorosa, es que uno siempre se siente amparado y amado incondicionalmente por los padres, es el vínculo con nuestro nacimiento y vida.
    Es un texto precioso, más allá de su tristeza, emociona y llega al alma.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por la tristeza en una cosa que es puro divertimento, pero al leer la palabra que proponías, es la imagen que se me vino a la mente.

      Eliminar
  27. Estoy completamente de acuerdo, a mi me ha pasado lo mismo. ¿Y ahora qué?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Lo creo y... casi lo siento. Mi madre ya es tan mayor... Temo que me pasará lo mismo...

    Profundo escrito y una imagen divina.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ve preparándote para ello y así lo aceptarás mejor. Pienso que mi generación no ha sido educada ni preparada para ver la muerte como algo natural.
      Un beso fuerte a tu madre y a ti.

      Eliminar
  29. No quiero ni imaginarme esa situación... Espero tardar mucho en vivirla.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tarde mucho y mientras disfruta de ellos.
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  30. Esa sensación de soledad causada por una pérdida es la peor de todas, porque sabemos que es irreversible, cualquier otra soledad podríamos solucionarla de alguna manera, esa en especial, no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente es eso "el para siempre", "El nunca más" eso me hace aparecer un nudo en la garganta...

      Eliminar
  31. ¡Cómo te entiendo, mi querida amiga!
    Ella prepararía una deliciosa cena para ti.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y me daría un beso de buenas noches...

      Eliminar
  32. eso nos empequeñece, nos mutila, nos acorrala
    saludos

    ResponderEliminar
  33. Pasé el trance y por ello comprendo tus palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Terribles pérdidas, Tracy.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  35. Y luego nos tocará a nosotros, y así...
    Es ley de vida.
    Y que no sea de otra manera, que es lo más terrible.

    ResponderEliminar
  36. Mi padre murió hace trece años y mi madre hace tres años. Y me sentí huérfana, tal y como dices. Y sola, espantosamente sola, aún con pareja e hijos. El día que murió en una larga agonía que Nunca podré olvidar me enfadé mucho con Dios, mucho, tanto que desde entonces tengo serias dudas de que realmente nos escuche, de que realmente esté ahí.

    ResponderEliminar
  37. Es inmensa la soledad que uno siente cuando pierde ese lazo que te une a la persona especial, con quien has compartido muchas historias ye experiencias.
    Bellas palabras querida Tracy.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Compartes una vivencia personal de la que no estamos exentos... ninguno! Y cómo ha de doler esa soledad! Es algo a lo que temo mucho. Un desierto de incertidumbre, de frío, de desconcierto. Muy conmovedoras palabras Tracy.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar