domingo, 28 de junio de 2015

BYE, BYE... VINÇON

El día 30 de este mes cierra sus puertas.
 Cuando me he enterado he ido a despedirme de esta tienda que me ha hecho pasar tan buenos momentos  ya que siempre que he venido a Bcn, era una visita obligada dar una vuelta por su interior y comprar algo original de las muchas cosas que en ella se vendían.
 Lugar emblemático y templo del diseño barcelonés, su importancia la revela la placa  que delante de su fachada, en pleno Paseo de Gracia, luce el pavimento de la acera.
Hoy he ido por última vez  y me ha dado pena ver su interior, aunque hasta en la manera de despedirse han tenido arte, sus escaparates estaban llenos con sus bolsas, diseños gráficos que han exhibido a modo de pinacoteca. Era lo único que quedaba por vender, no he comprado ninguna, las tengo casi todas porque las he ido guardando, sin saber que esto iba a ocurrir.
En el interior más de lo mismo: bolsas perfectamente alineadas en las estanterías que antes eran ocupadas por objetos que atraían la curiosidad del visitante.
















Me he sentido triste al leer su despedida y agradecimiento a las personas para las que, como me ocurría a mí, el entrar en Vinçon era una liturgia. 
¡¡¡Bye... Bye...!!!

41 comentarios:

  1. Cuando ocurre esto, El cierre con la desaparición de una Tienda, a la que has conocido desde siempre.
    Se te va algo de ti con ese cierre.
    Es que en realidad, forma parte de tus vivencias.
    Y se siente como algo que se te va.

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que alguna que otra vez lo has experimentado porque lo has explicado muy bien.

      Eliminar
  2. Una pena.
    Era una tienda emblemática...
    Pronto todo serán franquicias.
    Y la ropa, el ajuar y los objetos de regalo serán idénticos en todo el mundo.
    La globalización de las narices.
    Sólo les falta darnos un uniforme y un localizador permanente (bueno, eso ya lo tienen, el movil...)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no entiendo es el motivo del cierre, porque esa tienda vendía y mucho no sólo a los autóctonos, sino a la cantidad de guiris que pululan por esa zona y que están montados en el petrodólar.

      Eliminar
  3. Liturgia es una metáfora muy hiperbólica, a mi entender.
    En fin, más se perdió en Cuba y volvieron cantando.

    Te acompaño en el sentimiento Tracycoleccionabolsas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, "Fíhatetú" si colecciono bolsas que haré con los versos...
      Aunque hay que decir que estas bolsas , como habrás visto, no eran unas bolsas cualquiera, eran verdaderas obras de arte en lo que ha diseño gráfico se refiere.
      Un besito.

      Eliminar
  4. En Valencia, el cierre de tiendas de, las de siempre, es un goteo continuo, seguramente por jubilación de sus dueños, pero siempre se va con ellas un poquito de nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí esto se va convirtiendo en una práctica usual.

      Eliminar
  5. Jo...

    No lo sabía...

    Y pena me da... :-(

    Un beso Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que te hayas enterado por mí, pero para que te enteres por la prensa.... mejor por una amiga. ¿No crees?

      Eliminar
  6. El mal endémico de este siglo :(

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ¡cochina crisis esa que nos quieren hacer creer!

      Eliminar
  7. Me da pena,era una tienda especial,diferente.
    He comprado muchas cosas allí que no encontraba en ningún sitio.

    Besos y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que lo que quieren es uniformarnos, lo diferente fuera!!!
      Tendremos que buscar por otro sitio regalos que originales.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  8. Ostras, Tracy... mi entrada para el martes....
    Sin duda, pensamientos similares.
    Con tu permiso, también la publicaré, aunque sean con fotos iguales, ..será un recuerdo más a esa tienda ...llena de recuerdos....

    Un beso del Florestán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Con mi permiso?, creo que cuantas más entradas se publiquen de este tipo se hará más patente el desconcierto que nos provoca este cierre, que no comprendo, ni comparto por mucho que intente hacerlo.
      Sin duda Florestán, el martes estaremos unidos en la nostalgia.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Cerrar una tienda, una casa, una fábrica, un negocio, siempre produce una inmensa tristeza. El gigante asiático, entre otros, se está comiendo el pequeño comercio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso no me imagino que sea este el motivo, pero en fin... produce la misma sensación.

      Eliminar
  10. Hay lugares que nos marcan no solo ciudades , paseos,.. Y si una especie de melancolía nos invade ... por suerte tu has al menos llegado a tiempo... yo ya me he dado con tantos sitios con las puertas cerradas .... y en fin ... como dice Toro pronto todos con un chip :( ... a saber ..

    Feliz domingo y disfruta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí no sabes lo que me produjo ver esas bolsas expuestas en las vitrinas donde antes se exhibían originalísimos objetos para regalarte o regalar.

      Eliminar
  11. Una verdadera pena!!! Sí, sufro mucho cuando algo que se ha convertido en una institución, desaparece. Es muy duro! Y... luego... qué pondrán en su lugar? Eso, aún me hace sufrir más.
    Barcelona está perdiendo locales, bares, tiendas y muchas cosas emblemáticos. Ya conoces alguna de esas historias. Para qué? Están destruyendo la historia y las cosas bonitas de la ciudad. Hasta donde?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, pero por mucho que pienso no concibo ese lugar ocupado por otro tipo de establecimiento que no sea Vinçon.
      ¿qué le vamos a hacer? pronto seremos nosotros los que desapareceremos.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Es una pena... y mientras, las tiendas de ropa (todas iguales) crecen como setas en otoño.
    Un abrazo Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me imagino en ese lugar una franquicia ¿tú crees que sí?

      Eliminar
  13. Estas cosas pasan, aunque pensemos que no.
    En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos hartos de verlas y cada día más.

      Eliminar
  14. Una pena, Tracy. Qué pena que desaparezcan este tipo de tiendas ... pienso lo mismo que Toro ...

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos pensamos igual, pero los que lo tienen que pensar, parece que no lo piensan.

      Eliminar
  15. Triste la verdad. ¿Por qué cierran? ¿Se fueron a la quiebra? Lástima.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, pero no sé porqué me huelo que no es ese el motivo. Ya nos enteraremos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. ¡Qué pena Tracy! =(((


    Pudiste hacer lo de seguir mi blog por blogger?

    Me avisas y yo te puedo ayudar....vale?

    Besos =))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no he podido hacerlo, si me echas una mano te lo agradezco. No veo esa pestaña que tú dices por ningún sitio.
      Besos

      Eliminar
  17. Nacimos el mismo año, parece que yo duraré mas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es seguro y más seguro que en tu lugar no van a poner una franquicia.

      Eliminar
  18. nos fagocitan........perdemos la esencia.........una pena.

    ResponderEliminar
  19. No conocía la tienda pero las bolsas me parecen sensacionales!

    ResponderEliminar
  20. Sí, esta tienda era una gozada. ¡Lástima!

    ResponderEliminar