jueves, 11 de junio de 2015

JUEVEANDO CON UN PECADO CAPITAL

Charo nos propone que escribamos sobre uno de los Pecados Capitales, el que queramos. Podéis leer todos nuestros pecados aquí


PECADOS  CAPITALES: LUJURIA

Ella estaba aburrida de ser tan buena, tan buena, que no conocía el placer que, según decían las malas lenguas, producía pecar. Así es que se decidió  a visitar la tienda de los pecados:
-Por favor me enseña los pecados que tiene?
- ¿De qué clase los quiere: veniales, mortales o capitales?
- Los más grandes que tenga y los más divertidos.
- Lo de la diversión va en gustos, yo te puedo ofrecer los mayores que son los capitales y tú eliges.
- ¡Vale!, pero me tendrá que asesorar porque nunca he pecado.
- ¡Claro que sí! incluso puedo pecar contigo hasta que aprendas a hacerlo sola. ¿Por donde empezamos?
- No sé.... por algún pecado que sea divertido....
- Todos son divertidos pero empezaremos por el que a mí me parece más entretenido: la Lujuria
- ¡Bien! y ¿en qué consiste?
- Se refiere a  pensamientos o  acciones  viciosas que llevan a un uso ilícito o a un apetito desordenados de los deleites carnales.
- Y eso....¿que es lo que es? pon un ejemplo que yo lo entienda.
El tendero que no era otro que el mismísimo diablo, apuesto y embaucador como siempre, se puso manos a la obra con todo su afán y cuando estaba más enfrascado en enseñarle un comportamiento lujurioso....
-¡Anda!, pues si a esto le llamo yo follar y de divertido no tiene nada, necesito experiencias mucho más fuertes y pecados mucho más graves.
El diablo le pasó los cuernos, el rabo, el tridente y el olor a chamusquina y desapareció.

77 comentarios:

  1. Y porqué desordenado?
    Habiéndolo como lo hay bien ordenadito y ya no se peca.

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la cosa de los pecados no hay quien lo entienda y menos sus definiciones.

      Eliminar
  2. Nadie es culpable de divertirse follando.
    Ni tampoco de no hacerlo. Divertirse me refiero.
    Pero pecadores somos todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menos mal porque si no, no tendríamos con quien pecar!
      Besos

      Eliminar
  3. Jajajajajjajajaja.
    ¡Apúntate un 10!
    Salu2 capitales, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Con Matrícula de Honor y derecho a beca?

      Eliminar
  4. Es que eso no es pecado, uno de los grandes pecados y ni tan siquiera esta aquí incluido, es el de la gilipollez, si estuviera incluido en la panoplia de pecados, en el infierno habría lo más granado del mundo mundial.

    Saludos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que quien hizo la lista de los pecados no estaba muy lúcido ese día.

      Eliminar
  5. Las mujeres somos más en todo que el diablo. Buena historia. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el diablo era hombre, jejejejejee

      Eliminar
  6. El cazador cazado, Menos mal que nunca había pecado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los extremos se tocan: de cero a infinito.

      Eliminar
  7. Eso es lo bueno: que todos los pecados son divertidos. Es más, muchos hasta han dejado de serlo, por lo cual pierden parte de su encanto.

    ResponderEliminar
  8. No tiene nada de divertido?? depende con quien,no? jajjaja

    Besos pecadores!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ten en cuenta que ella era muy mojigata, jejejejejejee, ¡quien sabe lo que haría!

      Eliminar
  9. Pecar, pecar pecamos todos, ¿o no?

    ResponderEliminar
  10. A todo hay quien gane, en esta vida.
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nadie se puede erigir el mejor de nada, porque te puede salir de momento alguien mejor que tú.
      Besos

      Eliminar
  11. jajajaja ¡Buenísimo!
    Besos y salud...

    ResponderEliminar
  12. Los diablos siempre salen corriendo...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sobretodo si encuentran por el camino alguien que los supere en argucias.

      Eliminar
  13. Que bueno!!! que bueno!!! y que bueno!!! has estado genial! Felicidades TRacy!

    ResponderEliminar
  14. Yo no cometo ninguno, soy inmaculado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tan inmaculado como la protagonista de mi relato?

      Eliminar
  15. Jajajajaja... que bueno Tracy, desde luego que ella se ganó los cuernos de diablo, es toda una demonia...
    Muy bueno tu relato!!
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ten cuidado a ver si te la encuentras por ahí.

      Eliminar
    2. :D El diablo se las creía tener todas consigo y le ganaron la partida.
      Un saludo

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. En la diversidad de opiniones está el gusto.
      Un beso

      Eliminar
  17. jajajjaja....se quedó con el rabo entre las piernas

    ResponderEliminar
  18. Me haces sonreír, Tracy. Qué buen final y qué bien redondeado todo. Para mí el peor pecado no es la lujuria, que es lo mejor, sino la calumnia y las mentiras. Aunque no creo que se disfrute demasiado mintiendo y calumniando, pero cualquiera sabe: Hay gente pa tó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en lo de la lujuria, es más yo voy más allá , no sólo creo que no es el peor, sino que no es ni pecado, jejejejeje
      Gracias por comentar
      Un beso.

      Eliminar
  19. Vaya, vaya con la puritana. Lo tenía muy claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hizo con el cargo de diabla por derecho.

      Eliminar
  20. La lujuria se reinventa... y si encima el diablo no se actualiza... Saludos. Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí el diablo se ha quedado un poco "demodé"

      Eliminar
  21. Jajajaja, y eso que era "buena" Pobre diablo, se quedó corto.

    Muy bonito y divertido tu relato :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayas divertido leyéndolo.
      Un beso

      Eliminar
  22. Me encantó tu post, me divertí mucho, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo único que pretendo que os divirtáis y divertirme yo.

      Eliminar
  23. Jajajajaja Tracy sos única! Qué divertido este relato, es fenomenal!
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Seguro el demonio se habrá sentido despreciado jejeje
    =)

    ResponderEliminar
  25. Buenas tardes, Tracy:
    Una delicia leer tu relato articulado sobre tu ingenio y habilidad creativa. Y es que el diablo no deja de ser un ángel, de ahí que un humano tenga tan fácil superarlo en pecados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Creo que ella no lo encontró divertido porque quería ser realmente mala, hacer daño a los demás.
    Y con este supuesto pecado, se lo suele pasar bien de a dos. No hay maldad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa lectura que tú has dado puede que sea acertada. Gracias.

      Eliminar
  27. Muy divertido. Dejó al diablo en pañales.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Ja, ja, ja ! Qué bueno Tracy el pobre diablo se habrá quedado hecho polvo!
    Muchas gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por dirigirnos tan magnificamente

      Eliminar
  29. Hola Tracy, he aterrizado en tu blog y me permito comentarte tu relato original y lujurioso. ¡Las mujeres ya venimos de vuelta cuando el diablo ni siquiera ha empezado el camino!. Me ha gustado que se constate que no somos mosquitas muertas como muchos pueden opinar todavía. Espero poder intercambiar muchos pecados y buenos momentos contigo puesto que yo también escribo adoro la palabra y por supuesto la lujuria.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo te permito que comentes, sino que te lo agradezco t espero que sigas viniendo por aquí cuantas veces quieras, además tenemos gustos comunes, jejejejeje

      Eliminar
  30. La sola idea de partida de que haya alguien que no haya pecado y quiera probar es absolutamente genial. Pero es que encima tenga tienda para adquirir experiencia, es aún mejor. Una especie de Amazon pecaminoso. Muy divertido y con trasfondo porque cuando el otro está a lo suyo, la protagonista le dice qu e eso ya lo ha probado y por lo que trasluce no le gusta...
    Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaa me he reído con eso de "Amazón pecaminoso", además te agradezco tus adjetivos, que me animan a seguir participando en este juego de los jueves del que se aprende tanto.
      Un besazo

      Eliminar
  31. Jajajajajajajajajaja! ...me encantó!!! ...de la serie "Dios creó a la mujer y el Diablo le enseñó a sonreir"! ...estupendo es poco.

    Un beso y por aquí me quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco esa serie, pero parece interesante.

      Eliminar
    2. Aichhhhh ...que a veces me expreso en un modo tan "local", tan mío, que no se me entiende! ...disculpame Tracy ...no existe una serie que se llame así (al menos que yo sepa) ...es sólo un dicho popular y una forma de decir, como que tu relato podía pertenecer a una serie llamada de ese modo.

      Disculpá la confusión ...un abrazo.

      Eliminar
    3. No hay nada que disculpar, al contrario si alguna vez escribo una teleserie, tendré en cuenta el nombre y te pagaré royaltis,jajajaja
      Un abrazo

      Eliminar
  32. Pienso que habría que renovar la naturaleza de artículos de esa tienda de exquisiteces pecaminosas. Algunos de sus artículos han quedado obsoletos y son saldos casi caducados. Otros males son los que aquejan ahora a la humanidad. ¿La lujuria?, cuando se ejerce desde la libertad y consentimiento mutuo, se ha mudado a la tienda de las virtudes y placeres.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pensándolo bien hasta el demonio necesita una modernización.

      Eliminar
  33. Muy bueno Tracy :-) Llamamos pecado a algo tan simple y necesario como es el sexo. Curioso establecimiento en el que te metiste.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hasta los pecados han quedado obsoletos.
      un beso

      Eliminar
  34. Jajá, el diablo dimitiendo, menuda imagen para terminar el relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Y es que sabe más la vieja por vieja que por Diabla...
    ;)

    Bss, Tracy.

    ResponderEliminar