domingo, 1 de diciembre de 2013

ÉRASE UNA VEZ...

un cine, el Avenida de la Gran Vía madrileña, que se convirtió en un fastuoso centro comercial










Obra clasicista del arquitecto José Miguel de la Quadra Salcedo, se inauguró en 1928 y ha sido un edificio "singular y protegido" hasta el  2004 en que el Ayuntamiento decidió que podría ser utilizado para otros usos y ahora es una tienda HM, aunque mantiene la protección de la fachada, el vestíbulo y la escalera  





















como veis son espectaculares, igual que los techos, las vidrieras






















y las lámparas de araña que iluminan toda la tienda.
 Todo lo cual roba  protagonismo a la moda que allí se exhibe.
Llama la atención la planta dedicada a la moda joven de chicos, situada en lo que era la Sala de Fiestas "Pasapoga"
su forma circular, su  luz central reflejando mil colores  y la música que lo invade todo, hace pensar que en cualquier momento aparecerán las vedettes con sus plumas como en otros tiempos.
Y... colorín... colorado...

43 comentarios:

  1. Hay que ver como lo transforman todo, esa tienda es una pasada que a pesar del cambio, atrapa la mirada haciendo de la moda algo secundario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así por lo menos te entretiees mientras tus hijos se prueban cosas y más cosas.

      Eliminar
  2. Qué crimen utilizar estos edificios para tiendas.
    Lo mismo quieren hacer con el maravilloso Palacio de la Música que está al lado.
    Me da mucha pena.
    Como siempre el dinero manda y gana.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puñetero dinero y las ansias de poseerlo.

      Eliminar
  3. Fueron acabando con todos esos cines que perfumaron nuestra infancia. Y los de reestreno también.
    Cualquier día harán lo mismo con la Opera aquí en París? Lo estoy pensando hace mucho tiempo... Ya la han cargado de boutiques, y con los teatros ya lo fueron logrando.
    Ciudades asépticas, todas ya parecidas e iguales, donde el cosumo ha aniquilado paulatinamente los antros donde soñar aún era posible.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. cuando perdemos el patrimonio en favor de centros comerciales sin personalidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día , desafortunadamente, ocurren más casos de estos.

      Eliminar
  5. Realmente es una lástima que edificios singulares acaben siendo tiendas de ropa sin más, lo cual los despersonaliza y los uniformiza en cierta forma con otros cientos de establecimientos que inundan las ciudades. Tan sólo veo una cosa positiva y es que los edificios cerrados y vacíos acaban deteriorándose sin remedio y de esta forma es posible que se mantengan mucho más tiempo. Así, si nos olvidamos de pantalones y faldas, podemos seguir apreciando la arquitectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno que mientras aguantamos que nuestros hijos se prueben una y otra vez, nosotros podemos entretenernos admirando su estructura.

      Eliminar
  6. Adoro la arquitectura de los cines antiguos, cada vez quedan menos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Tracy
    feliz de leerte
    Tu blog me saca de mis pensamientos para hacerme sonreir
    abrazos siempre

    ResponderEliminar
  8. Menos mal que en pos del progreso no lo han tirado abajo.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, pues está bien que este tipo de edificios se reciclen conservando su esplendor de antaño.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pero a costa de acabar con la cultura del cine, potenciando el consumismo.

      Eliminar
  10. A mi estas cosas me dan mucha pena, sobre todo los cines, en los que trabajé tanto y que no queda ni uno solo de mi juventud... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, siempre que iba a Madrid, caía alguna peli en los cines de Gran Vía.

      Eliminar
  11. Vedettes?
    Dónde, dóndeeeeeeeeee???????

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi imaginación al visitar la antigua Pasapoga.
      Jejejejeje

      Eliminar
  12. A MI ME PARECE QUE DEBEN CONSERVARSE ESTOS EDIFICIOS TAN EMBLEMÁTICOS. ESOS VITRALES ME ENCANTAN.
    HAY DEMASIADA HISTORIA ALLÍ Y DEBE SER VALORADA.
    UN BESITO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que deben conservarse, pero no potenciando el consumismo a costa de rebajar cotas de cultura quitando cines.

      Eliminar
  13. Curioso como las actividades moldean los edificios... imaginate que luego sea una oficina...

    ResponderEliminar
  14. Los tiempos cambian y las salas de cine mueren. En mi larga estancia en Madrid estuve muchas veces en este cine que lamentablemente ha cambiado de uso.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estuve en ese cine en más de una ocasió, igual hasta coincidimos, jejeje.

      Eliminar
  15. Por lo menos es una manera de que lo pueda disfrutar todo el mundo...


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También el cine lo podía disfrutar todo el mundo, ¿no crees?

      Eliminar
  16. Lo que se rescata de estas "renovaciones" es que al menos preservan la belleza que supo ostentar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no las pueden tocar, si no,,, ya veríamos.

      Eliminar
  17. Sigue siendo esplendido sea cual sea su destino. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Recuerdo tan solo una conversación de dos chicos que por la que hablaban debían dedicarse a programadores informáticos y sin embargo no consigo recordar que película veía aquel día.Lo cual me dice que nos vamos haciendo mayores y aquellos magníficos locales han ido encogiendo en forma de multi cines y al final desapareciendo convertidos en eso, En tiendas de ropa.

    Beso

    ResponderEliminar
  19. Suena regular pero lo están haciendo con muchos edificios. Cuando los ves, con los nuevos usos, te dejan bastante pallá pero bueno.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  20. Interesante esta entrada sin que haga falta tu visión crítica. Me gustó bastante.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  21. Iré a verlo menos vamos el puente p álla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. He estado en ese edificio comprando.
    Es impresionante.
    Por fuera y por dentro, aunque sea exhibiendo ropa no me pasó desapercibido.

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que tu reportaje es tan completo, que invita a visitar todos esos lugares, una visita muy detallada y completa.
    Fijo que hay que ir en la próxima visita a Madrid

    Saludos Tracy

    ResponderEliminar