jueves, 11 de diciembre de 2014

TAL DÍA COMO HOY

fue la víspera de otro día, en un año que mejor no recordar porque nunca se olvida.
Era domingo.
Amaneció un día espléndido, con un sol espectacular que potenciaba el azul nítido de un cielo sin que  la menor pincelada blanca lo mancillase.
Como cualquier otro domingo la comida en casa de mi madre nos reunía a todos alrededor del  menú preferido por mis niñas, que semana tras semana se repetía: Tortilla de patatas, Pollo al ajillo, 
postre y chocolates.
Este menú, ante los ojos y el paladar de mis hijas, aún hoy no ha sido superado por ningún otro. 
 Por mucho que yo me haya esmerado, no en superarlo, ni si quiera en igualarlo, el ingrediente emocional que ponía "la ayeya" al elaborarlo, se fue con ella cuando se marchó.
 Aquel domingo, después de comer, mi madre y yo nos fuimos con las niñas a tomar café a los Jardines, queríamos aprovechar la calidez que nos regalaban esos rayos de sol y que era tan impropia en esa época del año.
Mi madre se quejaba como hacía siempre... "con lo que me gusta el café bueno y tengo que tomar estos polvillos (descafeinado de sobre), que ni es café ni es ná y encima con sacarina".
La miraba y pensaba... "hay que ver lo guapa que está mi madre, qué elegante, qué señora, ¡¡¡qué guapísima está!!!"
Pero lo pensé, no se lo dije.
 Las cosas buenas hay que decirlas.
Aquella tarde perdí esa oportunidad para siempre porque al día siguiente a la misma hora en la que yo habría tenido que verbalizar esas palabras, ella nos dejó para siempre.
Un mañana que parece un hoy.

69 comentarios:

  1. Vaya..
    Que pena Tracy.
    Hoy un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  2. Jo...
    He visto como caían unas lagrimillas por tus mejillas...

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, cada vez que escribo sobre mi madre, hacen su aparición en escena.

      Eliminar
  3. Un post muy bello, Tracy....y lleno de emoción.
    Tienes toda la razón, no tenemos que desperdiciar los momentos por pequeños que sean, para decirles todo lo bueno a las personas que queremos.

    A mi también me gustaría, decirle a mi madre, que era sobre todo amiga, todo lo que me dejé por decirle, ahora es una señora extraña que me sonríe.... pero que no recuerda......maldita enfermedad....

    Un besos muy grande para ti, Tracy....y para todos/as a lo que este post les sea cercano.
    Florestán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una enfermedad horrible pero no dejes de hablar con ella, ¿quien sabe si en algún momento tiene un ápice de entendimiento y se da cuenta de que estás ahí?
      Pienso que a pesar de lo doloroso que puede ser perder a tu madre de la noche a la mañana, creo que es bastante peor verla sufrir o como en tu caso cun esa enfermedad terrible que todos tememos.
      Un abrazo muy fuerte, muy fuerte para ti y para tu madre.

      Eliminar
  4. El aroma, la ternura y el amor con que las madres y las personas que nos quieren hacen las cosas es imitable pero nunca alcanzable.
    Tampoco tus "tortillas" lo serán :)
    Tienes toda la razón. Las cosas buenas hay que decirlas
    Creo que es falso eso de que lo bueno se supone sin necesidad de decirlo. No, todo lo contrario... hay que decirlo siempre.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las madres son únicas y hay que decirlo, yo perdí la oportunidad de hacerlo, a pesar de que esa tarde la encontré especialmente guapa ¡qué pena!

      Eliminar
  5. Qué razón tienes al decir que las cosas hay que decirlas en el momento, porque se puede perder la oportunidad para siempre...
    Dónde esté, sabe que lo pensaste.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo su lado positivo: que desde entonces no me callo nada de lo bueno que veo en las personas con las que me relaciono.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Tracy, me emocionó la claridad franca y directa que nos has mostrado en este tema...Nosotros también nos reuníamos todos los domingos en su mesa y ella ponía lo mejor de si misma. Cuántas cosas quedaron por decir, que ahora en silencio recordamos...Ufff...amiga mía, creo que nos has tocado en la llaga a todos...Ahora sólo nos queda abrazarla en nuestro corazón, ella sigue estando ahí a pesar de todo. Mi abrazo inmenso y mi cariño, Tracy.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu recíproca sinceridad y te amando un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  7. ¿Conoces a una madre que cocine mal?, eso no quita que se le diga lo guapa y lo bien que cocina, las padres y los padres nos ponemos que no cabemos en nosotros mismos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguna madre cocina mal porque el ingrediente principal que ponen en todas las comidas es el cariño, un cariño que nadie lo da como ellas.

      Eliminar
  8. Ay, esos recuerdos, que se avivan en estas fechas.
    Salu2, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso no es por las fechas, es por "la" fecha.

      Eliminar
  9. Es por eso que no creo en los "Días de ...", todos días deben de serlo, todos los días hay que decir "te quiero". todos los días hay que decir "me gustas", todos los días hay que regalar lindas palabras, porque mañana... no sabemos, si estarán allí para recibirlas o nosotros para darlas.
    Pero, estoy seguro, desde algún lugar tu madre, mientras bebe un café "de verdad", te está sonriendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo pienso así, como pienso que aunque no le dijera lo guapa que estaba por mi mirada lo tuvo que saber, aunque esas son disculpas que me doy yo a mí misma.

      Eliminar
  10. Cuando nos hacemos mayores, creemos que todo está ya dicho, sin darnos cuenta que en los afectos, repetirse es necesario.
    Sentidas palabras, amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has dicho algo muy importante "en los afectos, repetirse es necesario", una frase diez.

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puse el mismo comentario con distinto nombre. Me estoy haciendo viejo...creo...

      Eliminar
  12. Tienes razón y es un buen ejemplo, pero lo pensabas y seguro que en tu expresión no hablada se lo hiciste llegar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de decir eso mismo un poco más arriba, al menos quiero pensarlo así, sin que esto llegue a ser una disculpa por mi parte.

      Eliminar
  13. Qué bonito recuerdo, Tracy, a pesar del dolor. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Imagen que siempre quedará en tu recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobretodo en el día de hoy, víspera de su marcha.

      Eliminar
  15. Siempre andamos con ese pudor a cuestas para manifestar nuestros sentimientos ¿Por qué será?
    Un abrazo enorme, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que llegue a ser ni pudor, es algo más tonto y peor: no darle importancia.... ¡con la que tiene!

      Eliminar
  16. Ay Campanita ! si supieras de cuántas cosas me arrepiento. Ahora ya no hay nada que hacer. y pensar que son pequeñas cosas que luego duelen y mucho.
    Muchos besos de miel.
    ¡Feliz tarde !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Carmen fuera arrepentimientos, ya no tiene solución y hay que sacar conclusiones que creo que tú y yo las hemos sacado.
      Besitos.

      Eliminar
  17. No sé, este tipo de cosas me producen confusión. Suelo tender a pensar que prefiero que sea así, repentino, que la tortura de una larga enfermedad.
    Eso sí, nunca nos resignamos a perder a un ser querido, sea de la forma que sea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos a elegir...
      desde luego es mejor así, pero los que quedan ...
      Besos.

      Eliminar
  18. ¿Me creerás si te digo que, ella, siempre supo esas palabras ?, creo que nunca nos quitanron el cordón umbilical pues. ellas, siempre conocen nuestros sentimientos aunque creamos que ya no es están con nosotros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te creo, claro te creo.
      Pienso que el cordón está aún uniéndonos aunque ye no esté a mi lado..
      Gracias por tu comentario, de corazón. Cada vez que te veo por aquí, me das un alegrón...

      Eliminar
  19. Es cierto, las cosas buenas hay que decirlas siempre, sobre todo a las personas de nuestra sangre, y si son mayores, con mas motivo todavia.
    La tortilla tiene una pinta que pa que...
    La empanada de atún, las empanadillas y el atún con tomate a la cazuela que hacia mi madre, que en paz descanse, nunca los he vuelto a comer tan buenos :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  20. Qué triste, coincido contigo que hay que decir lo que se piensa, en el momento mismo sobre todo si es algo bello y lleno de amor.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa lección la aprendí en aquel momento y no se me ha olvidado.

      Eliminar
  21. Yo creo que no os dejó del todo, Un beso, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡De eso estoy segura!!!, su energía nos acompaña.

      Eliminar
  22. mMy bonita y sentida refleccion Tracy.
    Esta Navidad hemos decidido con mis hermanos y demas miembros de la familia, compartir en voz alta algo especial que queremos agradecerle a nuestra madre, abuela o suegra.
    Sera dificil porque son infinidad de cosas pero creo que sera un ejercicio interesante hacerlo y compartirlo.
    Un beso para ti
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa idea, seguro que resultará muy interesante y cuanto más dificultades existan, mejor.
      Por cierto el nieto que esperas ¿es catalán o madrileño? Que todo venga bien, es lo importante.

      Eliminar
    2. Será madrileña sí Dios quiere!!!
      Estamos muy ilusionados
      Besos

      Eliminar
  23. uy.. que triste.. y si, hay cosas que hay que decirlas, no guardarlas... lecciones que se van aprendiendo..
    te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las lecciones que te da la vida no se te olvidan nunca.

      Eliminar
  24. Estoy segura que ella sabia lo tú pensabas de ella..............pero se me ha erizado a piel al leerlo.

    A mi me cuesta.......................mañana les diré lo mucho que les quiero........

    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos mi entrada de hoy ha servido para algo. Gracias.

      Eliminar
  25. Hoy vengo a abrazarte y a dejarte un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengas a lo que vengas sabes que siempre eres bien recibida, pero si me traes besos y abrazos....ni te cuento....

      Eliminar
  26. Solo una madre tiene ese arte agitando la coctelera del amor, nos mezcla, nos remueve, nos achucha, nos seduce y nos liga a todos los de la familia. Como tu apuntas y pienso igual que tú, hay que cantarle y bailarle esa alegría, sin ningún reparo. Ainsss, tengo que hacerlo más a menudo!.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo merecen todo por el arte que le ponen alcariño que nos dan.
      Besos.

      Eliminar
  27. Emocionante, Tracy, seguro que tu madre lo ha recibido hoy. Me siento muy identificada contigo, me has emocionado. Sí, es cierto, las cosas buenas hay que decirlas. Se las podemos seguir diciendo igual; se las sigo diciendo a mi padre muchas veces; están a nuestro lado.

    Qué rico menú, la tortilla también es especialidad de mi madre. Hoy, te doy un "achuchón", muy fuerte, comparto, no sabes cuánto, lo que dices.

    Gracias, por comprender, ayer, mis sentimientos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También yo me emocioné al escribirlo, fue una catarsis
      Besos.
      PD gracias a ti por compartirlos conmigo, lo valoro y te lo agradezco, Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  28. Precioso recuerdo en el que se entremezclan diferentes emociones...
    Besos,Tracy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es un cúmulo de ellas que siempre están ahí, pero que en los aniversarios de su fallecimiento, se potencian mucho más.

      Eliminar
  29. Momentos muy tristes, duros y que jamás se olvidan. Yo creo que a todos nos ha pasado eso, el no decirle a los padres algo bonito en ese instante, y cuando nos queremos dar cuenta, llegamos tarde.

    Besos Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comprenderme . Un beso fuerte.

      Eliminar
  30. Si supieras como me siento identificada con tus palabras ... ella me decía que el dolor más grande es sobrevivir a un hijo y se le fueron dos y muy jóvenes, pero nunca me habló del dolor que se siente al perder una madre. Después de diez años no hay día que no la recuerde, se me fue cuando más fala me hacía y te aseguro que algo de mi se fue también con ella.
    Seguro que se dio cuenta de tu admiración aunque no se lo dijeras. hay fechas amiga, que nos hielan el alma.
    Un abrazo Tracy, un sincero abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Tienes toda la razón del mundo Tracy, el cariño hay que expresarlo a todas horas, porque el tiempo pasa inexorablemente y no se pueden perder las oportunidades.
    o siento muchisimo de veras.
    Besos sinceros.

    ResponderEliminar
  32. Hola Tracy, muy bonito y triste lo que nos cuentas. Dentro de la desgracia, tuviste la suerte y estuvisteis con ella hasta los últimos momentos disfrutando la familia junta.

    No sé como saben las tortillas de las madres ni ninguna otra comida porque no tuve la suerte disfrutar con ella. A penas tenía cuatro años y no recuerdo nada más que me daba trocitos de carne de caballo que se compraba para tener más fuerzas.
    Seguro tu madre está a tu lado porque nunca se van del todo.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Correcaminos, no necesitaba que se lo dijeras... ella ya lo sabía!
    Qué menú más tentador!! Ambos platos : fabulosos!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Querida Tracy
    Hay días que no se olvidan...pero no te atormentes cada día al levantarte dile que la quieres ...ella te escucha
    Un Beso

    ResponderEliminar