sábado, 2 de julio de 2016

UNA ACTIVIDAD MENSUAL

muy interesante,  presentada por el Museo Arqueológico de Córdoba en el último domingo de cada mes.
la del mes de Junio  coincidió con el domingo de las Elecciones así es que como el tema me interesaba me fui  para hacer que el tiempo pasara más deprisa ( y luego ¿para qué?).
La conferencia estuvo muy interesante porque trató de las ánforas olearias que servían para transportar el aceite a través del Río  Betis (Guadalquivir) durante la época romana.
El aceite se transportaba en odres hasta la orilla del Río, donde se ubicaban las alfarerías, puntos negros que aparecen en el mapa  y que como se puede apreciar eran muchas, a una y otra orilla del río.
Allí se compraban estas ánforas, y se trasvasaba a ellas, el preciado líquido.
Las ánforas eran colocadas en barcazas que hacían el trayecto hasta Sevilla y de allí salían al mar  colocadas en los barcos comerciales que transportaban el aceite hasta Roma.
Aquí se transportaba no sólo el aceite sino el vino en las llamadas ánforas vinarias que eran más alargadas.
Estas ánforas estaban marcadas con una serie de sellos que nos daban todo tipo de información. En las olearias nos encontramos con el peso de ellas, el peso del aceite, el nombre del comerciante, el del dueño del aceite, el control fiscal y en tiempo de qué cónsul se realizó el comercio.






















Cuando el aceite llegaba a su destino se sacaba del ánfora y esta se depositaba en lo que hoy es el Monte Testaccio, una colina artificial hecha con restos de unos ventiseis millones de ánforas rotas entre los s. I y III d. Cto
Impresionante verlo!
La globalización ya la inventaron los romanos, no es nada nuevo.

51 comentarios:

  1. Una de las cosas que mas me gustaría ver sería el Guadalquivir a su paso por Córdoba con barcos. Interesante el post. El arqueológico está lleno de sorpresas, y si tienes un poco de imaginación simplemente es la hostia.

    ResponderEliminar
  2. Parece que seguimos igual, el aceite “Made in Italy” es español. La información me ha resultado muy interesante. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si señora lo del aceite que nos compran y luego venden como suyo , es sangrante y bastante peor hoy que entonces, al fin y al cabo en aquellos tiempos éramos provincias romanas.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Es un pueblo que nunca deja de impresionarme.

      Eliminar
  4. Qué curioso...

    Y qué chula la nueva cabecera estival!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿te gusta? Es para ir calentando motores para nuestro encuentro con el mar.

      Eliminar
    2. ¿te gusta? Es para ir calentando motores para nuestro encuentro con el mar.

      Eliminar
  5. También trajeron la pizza (creo... jajjja)

    Besos playeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pizza no, pero el garum, sí

      Eliminar
    2. La pizza no, pero el garum, sí

      Eliminar
  6. Muy interesante la visita.
    Aunqué no sirvieron de mucho las prisas, quien sabe si el resultado electoral es el principio de algo (esperemos que mejor).
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ ???????????

      Eliminar
    2. ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ ???????????

      Eliminar
  7. Qué interesante. Y qué listos eran los romanos, luego fuimos para atrás, como ahora.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Un entrada muy interesante. Las ánforas, también servían para poder transportar otros tipos de productos, como por ejemplo el vino.
    Buen fin de semana!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. !!! Y sin intermediarios!!!
    Buena semana.

    ResponderEliminar
  10. Interesante reportaje. Gracias.
    Me gustó. Un abrazo. Feliz finde.

    Mucho.

    ResponderEliminar
  11. Sí, con matices diferentes, pero evidentemente el Imperio Romano nos enseña mucho y, sobre todo, en la época actual, las causas de su decadencia.

    Un beso fuerte, Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los imperialismos llegan a desaparecer, es ley de vida.

      Eliminar
  12. Gracias a ti, ya sé una cosa más.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha cumplido el dicho:no te acostarás sin aprender algo más

      Eliminar
  13. Un informe completísimo y muy interesante, sobre e transporte del aceite, que ignoraba que se hiciera por via fluvial.
    Hay qeu ver lo que aprendo contigo, amiga. Un abrazo grandote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno por vía fluvial hasta llegar al mar Mediterráneo, tu mar y el mío.

      Eliminar
  14. Muy interesante, no sabia que el Guadalquivir se llamaba Betis, en realidad deberían de haberle puesto Betis otra vez ya que era el verdadero ¿No?
    Si, los romanos eran los americanos de entonces, menudos tios listos... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Betis es, al parecer, un nombre celta o ibérico. Los romanos lo conservaron e incluso llamaron a la provincia (la actual Andalucía) Hispania Bética. Fueron los árabes los que le cambiaron el nombre, pero puede ser que sin intención, ya que en árabe "wadi" significa "cauce" y "kebir", grande, es decir que la gente llamaba al río simplemente "el río" o "el río grande" y de ahí quedó lo de Guadalquivir (wad-al-kebir).

      Eliminar
    2. Los árabeas lo llamaron "WAD-AL-KEBIR" que significa Río Grande, tampoco está mal.

      Eliminar
  15. Lo que encontré más interesante de todo, no fue tanto la extensión del comercio (normalmente nos enseñan historia en unidades separadas: "Roma", "Grecia", "Egipto" como si no hubieran estado conectadas económica y políticamente) sino el detalle de la "etiqueta", algo que podría creerse que es un invento moderno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeno, resècto a los romanos sólo hay nuevo "elinterné"

      Eliminar
    2. En la antigua Roma el Internet se llamaba Cursus publicus.

      Eliminar
  16. tienes razón, impresiona
    para sus medios, la inteligencia parecía superar toda dificultad
    saludos

    ResponderEliminar
  17. Interesante lo de las ánforas, y la cabecera genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Caray, qué interesante he encontrado toda esta historia de los alfareros y sus ánforas. No sabía nada al respecto y me ha gustado mucho! Gracias!!! Si contigo, aprendo cantidad!
    Sobre las elecciones encuentro que el resultado ha puesto a cada cual en su sitio. El pueblo manda, o debe mandar! Y el pueblo no son de los que más hablan, sino somos todos! Los que piensan de una manera y los que piensan de otra.
    Por suerte creo que ya ha acabado, al menos durante unos años...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UN ABRAZO SHEMARI, YA TENGO GANAS DE ECHAR UNA PARRAFADA CONTIGO, AUNQUE POR AHORA ESTÁ DIFÍCIL.
      UN BESO.

      Eliminar
  19. Interesante e ilustrativo.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
  20. ¿Qué no inventaron los romanos?

    ResponderEliminar