lunes, 7 de agosto de 2017

LUNES DE... VIVIR PARA VER

¿A qué hora se levantarán, los dueños de estas sillas, para "inmatricular" este trozo de playa?
Lo mismo se han creído que esto es como la Mezquita de Córdoba.
Os deseo un buen lunes.

39 comentarios:

  1. El otro día vi en la televisión sin poder creer lo que veía, escenas de auténticas batallas para coger un sitio en la arena!!! me quedé horrorizada.
    Un beso mañanero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quí no se ha llegado a eso. todavía.

      Eliminar
  2. Se han levantado a las 6 h 45 de la mañana; no que tengan que trabajar; que están de vacaciones; sino que tienen que tomar sitio en la playa; que están de vacaciones. Que nadie les quita a ellos, de ninguna forma, las vacaciones ganadas con el sudor de funcionario, aunque se tenga que hacer cola y madrugar como un día en el trabajo; que madrugar para la playa no es lo mismo; hay que imaginar Sísifo feliz en los campos de concentración del ocio y de la playa. He visto playas realmente magníficas, este verano -y otros- en Cantabria ¿ A quién no le gusta el mar ? con gran Sol; vacías porque situadas lejos de los sitios de moda o cerca de los montes marinos que yo preferí escalar antes que estar tumbado demasiado ocioso, expuesto al incomprehensible y estático farniente solar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es tremendo!, quienes hacen esto carecen del más elemental sentido cívico.

      Eliminar
  3. Me hace mucha gracia esa costumbre que tienen en algunos sitios de playa de madrugar para coger sitio. Como soy del norte, aquí no hay playa pero cuando voy a las del Cantábrico eso no se ve... Me parece una costumbre vacacional un tanto extraña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calificativo de "extraño", me parece excesivamente leve. yo diría algo más fuerte. Y que conste que yo no necesito sitio porque cuando yo bajo a la playa no hay nadie y cuando llega la marabunta, me voy yo.

      Eliminar
  4. En cuanto a lo de los ingleses (y alemanes) en Mallorca, Costa del Sol, Cataluña, Costa Brava; etc..lo que ocurre es una disimetría flagrante. Existen bares y restaurantes enteros dedicados a ese turismo *barato y masivo*, cuyos reclamos están escritos en lengua inglesa (o alemana) y ni siquiera muchas veces en Español. Es una situación asimétrica porque cualquiera que haya viajado por Inglaterra, Gales e Irlanda, comprobará que allí no se ve, ni se verá ningún hotel, ningún restaurante, en ninguna de las zonas de ocio que se visiten; que tenga sus ofertas en Español, o donde las camareras se presenten ante tí, solícitas, y te hablen en tu lengua o te pregunten si quieres un bocadillo de jamón serrano o de tortilla, en vez del "steak-and-kidney pie". Dicho esto, no comparto la actitud violenta, loca e insensata de los grupúsculos marxistas-leninistas catalanes o vascos; pero el turismo **masivo y barato** (1) debe y puede ser criticado.
    (1): Nótese que sólo estoy hablando, y nada más, que del turismo *masivo y barato*; que le importa un comino, en dónde se emborrachan por unas cuantas míseras monedas; si en Grecia o en Turquía; en Túnez; en Méjico o en España; que todo se parece tanto bajo el Sol; que como van por grupos grandes, y sólo se relacionan entre ellos, dentro del grupito vacacional hiper-cerrado -o con algún camarero que habla inglés; contratado precisamente porque habla algo de inglés- no oyen siquiera hablar nuestra lengua; no saben de vuelta al Reino Unido o a Alemania, ni en qué país; de los de mucho Sol y mar; estuvieron intoxicándose de fotones y alcohol. Francia y Estados Unidos (los he visitado largamente ambos); que son los dos únicos países, en todo el Mundo; que tienen un aún más turismo e ingresos por turismo, que nosotros; *han resuelto mucho mejor que nosotros* tal situación de exceso de lo barato y masivo; defienden ambos mucho mejor su imagen y sus intereses culturales, económicos y de imagen. Ellos venden mucho mejor que nosotros su país. Nosotros terminamos dando una imagen mala, de país que no sabe ni vender bien lo suyo, ni protegerse de los posibles abusos extranjeros en su suelo.

    ResponderEliminar
  5. Una vista de la playa...
    Mientras aquí,
    el viento se ensaña con el tejado
    y frío con los ancianos huesos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te llegará el verano a ti, mientras te lo cuido yo. Tranquilo que está en buenas manos.

      Eliminar
  6. Las vacaciones son para relajarse y especialmente en el mar, con cuya contemplación ya es aliciente suficiente. Pero madrugar para instalar una andanada de sillas en la arena es no entender el sentido último de las vacaciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa foto está tomada a losocho de la mañana, que es cuando bajo a la playa, hasta la hora que vienen las sombrillas, que me subo yo.
      Pues eso ¿a qué hora se han tenido que levantar para colocarlas' o las ponen la noche anterior?.Es demencial!

      Eliminar
  7. Estos días he escrito un relato sobre un matrimonio muy madrugador a la hora de la playa. Lo publicaré a la vuelta, porque las vacaciones siguen.
    La última entrada la hice aprovechando un viaje a casa, para solucionar unos asuntos, con un poema ya publicado en otra bitácora y con el video que acostumbro a oir con frecuencia, porque añoro a Iturralde y muchos ases más a los que tuve la suerte de oir en el añorado Whisky Jazz Club.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo curiosidad por leerla.
      De nuevo muchas gracias por tu entrada, ya me la he leído y escuchado varias veces.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  8. A quien madruga dios le ayuda.

    Dicen...

    Pero yo prefiero no ser ayudado y evitar las aglomeraciones estivales.

    Un beso Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vaya manera de ayudar a unos aprovechaos...
      Y a lo mejo no aparecen por la playa hasta las doce de la mañana...

      Eliminar
  9. Lo de coger sitio por lo visto pasa mucho en Benidor y sitios por el estilo.

    Rascacielos de pisos que al despetar invaden la playa sin " hueco casi para que respire la arena".

    Pero sí . Es injusto que para los que madruguen para ir y estar en la playa les hayan invadido " el sitio ".

    Por lo visto hay sitios o ciudades en los que " multan" .

    Y no me parece tan mal. Si está tan cotizado un sitio al menos que lo Okumen " físicamente... ya que habrá otros u otras que se qyedarán sin esa opción , sin sitio y sin hueco.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece mejpr que les quiten las sillas y sombrillas y se las den a quienes no tienen donde sentarse en su casa.

      Eliminar
  10. El otro dia vi en las noticias que esa practica de reservar sitio y largarse dejando las sillas y sombrillas la habían prohibido bajo pena de multas gordas, supongo que dependerá de cada ayuntamiento, aquí nunca he visto eso, pero bueno, es cosa de llevar un frasquito con gasolina y prenderle fuego a los bártulos, que en la playa no hay peligro de incendio...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he dado, a tu vecina Amapola, otra solución menos "pirotécnica",
      léela y ya me dices...

      Eliminar
  11. Sinceramente creo que eso no es disfrutar de la playa ni nada
    tener que madrugar para plantar la silla y encima sacarle el sitio a quien llega para disfrutar es de una idiotez inconmensurable y te aseguro que yo les escondería las sillas jajajaaaaaaaaaaaaa

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo...
      yo se las quitaría, directamente.

      Eliminar
  12. Sí, me parece un abuso.
    En las playas del Norte no lo he visto, se debería hacer algo para regularlo.

    Un beso fuerte, Tracy.

    ResponderEliminar
  13. Eso pinta bien, Tracy. Falta la neverita y, quizás, alguna sombrilla ... ah, y un buen libro. Vives en la gloria, querida amiga

    ResponderEliminar
  14. A quien madruga, Dios le ayuda... si madruga con buen fin.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese no es buen fin y espero que Dios no les ayude.
      ¡Pedazo de acaparadores!

      Eliminar
  15. Hay que inventar al ladrón de hamacas y toallas madrugadoras.

    O por lo menos a algunos graciosillos que las cambien de sitio y:

    A) las coloquen en el lugar más alejado del agua y

    B) toditas amontonas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas soluciones son más graciosas que las que yo he dado, pero también me sirven, jajajajaja

      Eliminar
  16. Arenaaaaaa.... Que lejos estoy de eso 😒

    ResponderEliminar
  17. Se merecen un escarmiento...
    Hay gente pa tó.

    Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase es la primera que aprendió mi amiga Isa, la suiza: Hay gente pa tó.

      Eliminar
  18. ¡jajajajajajajajajjajajajajajajajajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me reí, te aclaro, por tu comentario; no por el hecho en sí, que sí, es tercer o cuatrimundista.

      Besos

      Eliminar
  19. Está visto que a quien madruga...
    De todos modos da rabia que planten la sombrilla a medio metro del agua.
    La playa es un sitio muy bueno para ver el comportamiento incívico de mucha gente.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es de los lugares que más ponen a la gente en su sitio

      Eliminar