miércoles, 23 de agosto de 2017

SI HARÁ CALOR POR AQUÍ ABAJO,

que hasta las vacas traen a sus  ternerillos a la playa a refrescarse y no a cualquier playa sino a la de Bolonia, una de las mejores y más vírgenes del Sur.
Pero vamos, que viene pertrechada de sombrilla y sillas.
Lo que no sabemos es si al ternerillo le ha echado crema protectora, porque ella bien que se ha puesto a la sombra.
¡A disfrutar!

44 comentarios:

  1. Oye, si vas a esa vaca dile que me escriba.
    Graciassssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja
      Descuida, si la vo se lo diré.

      Eliminar
  2. Una vaca inteligente. Y el ternerito va camino a darse un baño. ¡qué dulzura!

    ResponderEliminar
  3. Ay madre, qué tremendo!!!

    Una foto para guardar como oro paño :-O

    Un beso Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así están todos los bañistas. tirando de móvil.

      Eliminar
  4. Ja, ja, ja, ja... Somos las personas quienes solemos invadir los espacios naturales donde se desarrollan los animales. Así que no es extraño que de vez en cuando surja algo así y hasta nos llama la atención.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Los que vamos a los altos; subimos a los montes; sabemos de vacas. Son siempre; todas; pacíficas, pero no todas son iguales; reaccionan de forma no siempre homogénea. Algunas se asustan al verte y se alejan de tí a paso firme; otras no se inmutan, incluso si están acostadas sobre la hierba y tú pasas despacio, respetuoso, sin asustarlas por su vera a un metro de ellas. Algunas llevan cuernos, pero otras no ¡qué curioso! se suelen ver en el Norte muy pocos bueyes; las hay grises, blanquinegras, marrones, rojizas, casi amarillas, blancas o bien prácticamente solo negras; de casi todos los colores; algunas se te quedan mirando fijamente, como fingiendo curiosidad o algo de interés; otras no te miran ni te ven. Las ovejas son prácticamente siempre miedosas; las cabras, algunas veces, se hacen amigas de uno. Cerca del nacimiento del Asón, en Cantabria; alumbrado el río por medio de una cascada muy notable en periodo de lluvias o deshielo; una cabra amigable me siguió durante dos kilómetros por un barranco salvaje por el que yo bajaba para evitar los interminables meandros del puerto de montaña.
    Una vez pasé un susto grande cuando una vaca con su cría pequeña, muy similar a la de la foto en la playa, perdida y sola en una pista por la que yo volvía a las urbes hiperconcentradas, se dirigió corriendo hacia mí como defendiendo a su progenitura; me tomó por sorpresa; pensé que me iba a destrozar; me enfrenté al peligro por medio del bastón de alpinismo; y la vaca se paró justo entonces. Pero aquello no fue sino un holograma falso; un malsueño engañoso, que a mí me pareció real en ese instante; desarmado, atemorizado por la rapidez intempestiva del ataque; sin lanza efectiva alguna contra los imprevistos gigantes. El ganado, en su totalidad, son animales siempre muy tranquilos y pacíficos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy instructivo tu comentario, sobretodo para mí que no entiendo nada del tema, pero llevas razón porque en el video se ve que la vaca ni se inmuta a pesar de que la gente andaba a su alrededor y no paraba de sacarle fotos.
      Seguro que hubieras disfrutado si hubieses estado allí en vivo y en directo.

      Eliminar
  6. Madre mía ¡¡¡ pero si es la famosa vaca lechera ¡¡¡ que no es una vaca cualquiera ...

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Desde luego la gente no se inmutaba, así es que la considerarían buena compañía.

      Eliminar
  8. que encanto de fotografía
    has iluminado mi dia

    ResponderEliminar
  9. Y eso es una postal común por esos lados? o una rareza?
    La vaca madre es inteligente, ha sabido cubrirse del sol..

    ResponderEliminar
  10. Las vacas embisten con los ojos abiertos

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Menuda sorpresa se llevaría el dueño/a de la sombrilla... jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, eso le debía de pasar a todos los que madrugan para reservarse sitio.

      Eliminar
  12. Veo que en el sur están bien locos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... hasta las vacas...
      Son los efectos del calor.

      Eliminar
  13. No creo que le afecte mucho el sol, se le ve bastante moreno.
    Un abrazo Tracy

    ResponderEliminar
  14. Jajaja muy bueno; vi la foto en internet hace tiempo atrás. Y si no era la misma, al menos la vaca y el ternero si.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que llevan de veraneo un mes, jejejejeje

      Eliminar
  15. Que bien te lo montas...de las playas de Málaga, te pasas a una de la zona de Cádiz. Estamos ahora en la misma provincia pero bastate alejadas, la playa que tengo enfrente del apartamento es la playa de la Victoria de Cádiz.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo en Fuenlli, la foto me ha llegado y no me he resistido a compartirla por lo que tiene de sorpresiva.

      Eliminar
  16. Madre mía, es de esas cosas que me hubiera gustado vivir, es como si un político quisiera hacerse bueno, como si un cura se quitara la sotana para subir al púlpito, es como si yo rezara para vivir en esa gaditana Bolonia. Ojú, qué caló.
    Bromas aparte, Tracy, tus posts, además de instructivos, son divertidos y "frescos"
    Un abrazo y ánimo, ya queda poco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrique, hay que ver lo que me quieres.

      Eliminar
    2. Pues ten cuidado que yo suelo ir sin brújula y estoy más perdía que el barco del arroz.

      Eliminar
  17. No me extraña. Hace muchísimo calor.
    Besossss

    ResponderEliminar
  18. Hola, dejo unas fotos de mi jardín.
    Paso a saludarte, leerte y darte un abrazo, estaremos en contacto a mi regreso.
    La imagen es simpática de verdad.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  19. Respuestas
    1. Una foto curiosa, de verdad. Jajajajaja

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Muchas gracias, puedes pasar cuantas veces quieras e incluso quedarte aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Jjajajaajaj me imagino a la vaca poniéndole el protector solar al ternerito...

    Yo he tenido que volver a Madrid unos días y hace un calorrrrrrrr uffff

    Buen día!

    ResponderEliminar