miércoles, 7 de mayo de 2014

CONTANDO PALABRAS EN 52 SEMANAS

SEMANA 19:  HOGAR

Recuerdo este libro que rodaba por mi casa,
 no sé donde habrá ido a parar pero no tenía desperdicio.
Me acuerdo que allá por mis dieciocho o diecinueve añitos,  me impactó el título de uno de sus capítulos, fijaros si me impactó, que aún no se me ha olvidado:
"Cuando la rutina se enseñorea del HOGAR"
Me aterrorizó tanto el leerlo...  sin embargo saqué dos cosas positivas de su lectura: Una que desde entonces lucho diariamente, a capa y espada, contra la rutina  y otra, que también desde entonces no me gusta la palabra HOGAR, la encuentro un poco ñoña, su significado lo he trasvasado a la palabra "casa", como E.T.
"Mi casa... mi casa..."

50 comentarios:

  1. Mira a ver si lo tienes en el bolso, jajajjaa


    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo tocho que era, o al menos así lo recuerdo.

      Eliminar
  2. Mujer y hogar en el mismo libro repetido mil veces, me lo imagino, es un libro obra del régimen machista, un libro que podría ser editado perfectamente en nuestros días bien por la iglesia, en Granada nuestro arzobispo lo ha hecho en repetidas ocasiones, o por parte de nuestros libreros para seguir la corriente a nuestro conservadores ministros/as.

    Para contrarrestar esta impudicia yo recomendaría el libro que estoy terminando de leer, se titula "La mujer rota" de Simone de Beauvoir.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La mujer rota" la he leído y releído y también la tengo grabada pero por distintos motivos.
      Buena recomendación.

      Eliminar
  3. A mí tampoco me gusta la palabra hogar.
    Lo del capitulito ese del libro...debía ser de traca jjajajajaja

    Mi caaaasaaa,telééééeéfonoooo...
    Besos extraterrestres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que coincidamos rn una cosa tan importante como esta.

      Eliminar
  4. Pues tu casa, también vale, es ese lugar al que regresamos siempre con paquetes, con cansancio, con amigos, con el paraguas mojado y con avaricia de lo nuestro. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Aquellos libracos y enciclopedias eran para conservar... hoy son todo un hito de lo que a las mujeres luego como consecuencia nos tocaría vivir, y con la mentalidad que deberíamos cargar. Yo conservo algunos tomos de una enciclopedia que es como imagino el libro que mencionas y el impacto que te causó. Un tomo va dedicado enterito él al Hogar y la familia.
    Yo como ni soy de aquí, ni soy de allá...
    Esas palabras me quedan grandes.

    Bss, preciosa.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también aunque sea sólo de aquí.
      Besitos.

      Eliminar
  6. Ay por dios eso de la rutina me ha deja muerta....!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues anda que si lees el capítulo...!

      Eliminar
  7. ¡Qué lindo recuerdo campanita ! Eres un soplo de brisa fresca. Me hace bien encontrarte a la mañana. Para mí son las 6:46. Hoy me caí de la cama.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deseo buen día y ya sabiendo que me lees recién levantada, me esmeraré en mis entradas, jejejejeje

      Eliminar
  8. Me suena haberlo visto en casa de mis padres... pero no se me ocurrió abrilo.... me imaginaba el contenido, aunque el título que citas...tiene miga.
    Comparto la preferencia por "casa"

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Chico listo!, las mujeres somos más curiosas sobre todo a esa edad.
      Me da tranquilidad que gtú prefieras también la palabra "casa"
      Mil besos.

      Eliminar
  9. Tracy, muy respetable tu idea del hogar...Lo importante es que el sentimiento sea grande, dé sentido a la vida y nos impulse a seguir creando y a transformar la rutina en renovación y constante esperanza, amiga.
    Mi gratitud por compartir y mi abrazo siempre, Tracy.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes el sentimiento es tan grande que no cabe en la casa.

      Eliminar
  10. hay cosas o libros que quedan por impresión o contento, pero si sirvió, bienvenido hogar o casa, como mas te guste.

    ResponderEliminar
  11. Interesante tu escrito. Pero, querida Tracy, has alojado el concepto según tus vivencias tal vez . El HOGAR, la palabra misma lo dice proviene de HOGUERA, irradia calidez y esas llamas son dinámicas, llenas de vida y cambian todo el tiempo..... SALUDOS AFECTUOSOS.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno respira según sus vivencias y te digo que mi casa rezuma calidez, amor y vida igual que si el hogar estuviera encendido en medio del salón.
      Un cálido abrazo.

      Eliminar
  12. Ya sabes lo que decía aquel, ...."todo depende del color con el cristal con que se mira" o algo por el estilo...
    De que humor se está en el momento de la reflexión...
    De la mala o buena leche que se esté en el momento...
    Del uso diferenciador de los verbos ser y estar... en fin, de tantas cosas...
    Tantas veces se añora la rutina, sobre todo estando fuera de la casa de uno por un tiempo...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La rutina a la que me refiero es otra, que se mire como se mire...
      Besos y salud para que no tengamos que desear la rutina.

      Eliminar
  13. Me identifico en todo cuanto dices de ti. Así que te voy a añadir ahora mismo a mi lista de blogs.
    Saludos y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te quedes por aquí y más aún de que coincidamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Una casa sin rutina es un tesoro, Tracy.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro!, hasta los zapatos hay que limpiarlos variando la forma de hacerlo ¿No te parece?, de eso sabes mucho ¿no?

      Eliminar
  15. Jajaja y viendolo desde ese punto de vista es mejor pensar como ET
    Y agrego que es muy difícil no caer en la rutina pero hay que intentarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se quiere se puede, pero hay que poner empeño en ello.

      Eliminar
  16. A ciertas rutinas hay que plantarles cara a diario...y lo de casa mucho mejor sin duda.
    :)

    ResponderEliminar
  17. Hay hogares que realmente inspiran cierta inquietud.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo como en botica, igual que en las casas.

      Eliminar
  18. jajjaja, me hace gracia ET, el hogar es el sitio al que siempre queremos volver, Un abrazo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Perdón por mi desfachatez, pero yo cuando era pequeño, lo que buscaba eran aquellos calendarios de bolsillo de tías empelota. "Bueno ya no era tan pequeño".

    Besos Tracy.

    ResponderEliminar
  20. Tienes razón, Tracy, la palabra "hogar" es bipolar, o queda peliculera y ñoña, o demasiado poética. En una conversación normal chirría que te rulas.
    Salu2 caseros.

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja, sí señor "chirría que te rulas"

    ResponderEliminar
  22. Tracy, por nuestra tierra existe un refrán que dice: No hay palabra mal dicho si no es mal entendida. Lo importante, creo yo, es lo que esa palabra nos sugiera. A mí, por ejemplo, casa me sugiere la idea de ladrillos, tabiques, techos, algo frío, impresonal y carente de calidez. Hogar puede, efectivamente, parecer una palabra ñoña pero también puede simbolizar perfectamente la idea de refugio, pilar, cobijo, y algunas cosas más que nos proporcionan equilibrio y contribuyen a nuestra salud mental. Pienso que sólo es cuestión de perspectiva. No es tanto, al menos para mí, las palabras como las sensaciones que las mismas nos despiertan.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, no hay que despreciar la palabra hogar. Casa y hogar me suenan diferentes. Casa la construcción de ladrillos o lo que sea en dónde vives y hogar suena como al lugar acogedor y familiar que se encuentra dentro de tu casa. Pero bueno, cada quien con sus definiciones.

    Me gustó mucho tu entrada.

    Saludos Tracy.

    ResponderEliminar
  24. No creo que importen mucho los fonemas o letras usados, creo que lo realmente importante es el sentido que le demos a cada una de las palabras, casa y hogar pueden ser sinónimos o no en nuestro fuero interno. Normalmente uso la palabra casa, y si me refiero a la mía, sin duda, para mí tiene las mismas connotaciones que para otros pueda tener la palabra hogar, si se trata de la casa u hogar de otro, desde luego no es así.

    Besos

    ResponderEliminar