jueves, 15 de mayo de 2014

JUEVEANDO CON LOS PATIOS

Tema elegido por una paisana,  Mª José, no podía ser de otra forma aquí os dejo su enlace por si queréis ver que se cuece en ellos  http://www.mjmorenodiaz.com/



EL  PATIO  CORDOBÉS

Desde mi más tierna adolescencia era consciente de la belleza de estos recintos que hacían el papel de ágora de las casas vecinales. Se visitaban por Mayo, aunque no tenían el tirón turístico actual, lo que permitía bailar unas sevillanas en aquellos que ponían música. Hoy eso es impensable.
No puedo cantar con Machado aquello de:
"Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla" (ni de Córdoba)
Sin embargo recuerdo "salir de patios" con la pandilla y hacernos nuestro propio itinerario, que hoy ya está hecho con su explicación y todo, como si hubiera mucho que explicar... sólo hace falta dar rienda suelta a los sentidos, emborrachándote de olores y colores, de trinos y cantos de canarios que desde sus jaulas dan la bienvenida a los visitantes, mientras echas un trago del botijo, colgado a la sombra, que refresca las temperaturas que te acosan, ya, en estas fechas de primavera.
A una que siempre le ha gustado escribir sus cosillas, le han asaltado las ganas de pedir asilo en alguno de estos patios, para sentarme en un rincón, fuera de estas bullas, y escribir o dibujar el mundo que pasa ante mí, que sin duda visto desde aquí debe alcanzar otra dimensión.
Todavía se puede producir el milagro. 

71 comentarios:

  1. El milagro...bajo el embrujo de un patio cordobés...
    ; )

    Me iba pero ya!
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún estás a tiempo, te queda una semanilla.

      Eliminar
  2. Son alucinantes los patios. Siempre que voy por Andalucia, no dejan de sorprenderme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, además cada uno de ellos es un mundo y no se hacen para nada repetitivos.

      Eliminar
  3. Seguro que te prestan una silla baja y te puedes sentar a escribir o a escuchar. Son magníficos, oasis frescos y bellos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú crees?, sus dueños están tan atareados en regar las macetas que no tienen tiempo de leer mi deseo en el blog, jejejeje

      Eliminar
  4. No hace mucho,los Patios Andaluces fueron declarados como Patrimonio de la Humanidad. Es maravilloso ver las macetas colgadas en la pared y todo su entorno ajardinado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí y desde luego se lo merecen y más la gente que los cuida, que generalmente es gente bastante mayor.

      Eliminar
  5. Avisame y me voy contigo y me pongo en la otra esquina, para no molestar, para pintar e intentar plasmar en el lienzo el canto de los canarios.
    Cuando se escribe bien el que lee lo siente, y he sentido esa bulla de los patios. Te recuerdo que me avises si ocurre el milagro...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Claro que puede producirse, tan sólo pídelo y verás.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Con el follón que tienen? no me dejarían en él aunque estuviera más quieta que una maceta, mira, me ha salido un pareado.

      Eliminar
  7. Ya quisiera que nuestro día de la cruz se pareciera en una milésima parte a vuestros patios.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Cruces son otra cosa, también aquí.

      Eliminar
  8. A mi siempre me despierta inmensa curiosidad, sus patios, sus flores :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobreodo sus cuidados para estar tan floridos con las altas temperaturas que estamos teniendo.

      Eliminar
  9. Algún día los visitaré.

    Besos, Tracy

    ResponderEliminar
  10. Nunca he ido a verlos y me parece que no iré me agobia tanta gente pero lo que veo en imágenes me parece una maravilla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante la semana no hay tanta gente, se visitan con tranquilidad.

      Eliminar
  11. Te apoyo en lo del milagro. Luego me invitas a tu rincón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vale!, ya sois dos los que queréis que os invite.

      Eliminar
  12. Agua y lujuriosa vegetación, hedonismo puro.

    ResponderEliminar
  13. COLORIDO, BELLEZA, TRINOS AROMAS. RNHORABUENA POR TENER CERCA ESAS DELICIAS.

    BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie elige donde nace y a veces es un privilegio nacer donde se nace.

      Eliminar
  14. Esos maravillosos patios... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Todo lo que se masifica pierde encanto, pero gana en popularidad y en repercusión económica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la pescadilla que se muerde la cola, sin embargo se puede evitar la masificación yendo a visitarlos entre semana.
      Espero que estés mejor. Un abrazo

      Eliminar
  16. Algunos vi cuando estuve en Córdoba hace poco. Estaban en pleno trajín preparando esa ruta.
    Una maravilla de los sentidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mayo es su mejor época, aunque siempre son dignos de verse.

      Eliminar
  17. Mágicos esos patios...
    ...sobretodo los de antes...
    Besosss!!

    ResponderEliminar
  18. Intuyo bichos con tanta flor.
    Lástima.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vivo cerca de ellos pero mosquitos sí que debe haber.

      Eliminar
  19. Cierto, Tracy. Cosas sencillas, yo casi me las pierdo. Todavía sueño, ahora, con esa imagen de mi abuelo sentado en un rincón del salón, leyendo su libro mirándome por encima de sus viejas gafas y, ay, esas sillas en la puerta de la casa que eran las verdaderas redes sociales de la era.
    Gracias por darnos este gustazo de recordar la belleza de esos antiguos patios y la bella soledad que podían ofrecer en cada momento que lo necesitábamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos se agolpan en estos lugares.

      Eliminar
  20. Nunca he estado en esos patios pero debe de ser mágico
    Besos
    Raquel
    http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sacarías mucha inspiración para tus creaciones.

      Eliminar
  21. Qué bonito patio el de la foto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Es una gran suerte visitar un patio andaluz...Los extranjeros se mueren por ello,nosotros los tenemos cerca y los valoramos.
    Mi gratitud y mi abrazo, Tracy.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer colaborar con este tema que has propuesto.

      Eliminar
  23. Una explosión de color, vida y belleza...tiene que ser impresionante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Pues amiga, disfruta de esos patios y, si puedes escribir o pintar en uno de ellos, seguro que el resultado tendrá una magia especial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te haré caso cuando se pase la bulla.

      Eliminar
  25. ni pueblo, y parece mentira, lo digo por ser eso, pueblo, no te puede ofrecer lo que anhelas en este escrito. ¿por qué? sencillamente por que es monocromático: verde y verde de cereal en este tiempo...
    medio beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tenerte por aquí, Gus
      Otro medio beso para ti.

      Eliminar
  26. ¡Sin duda, Tracy! Los milagros todavía se dan, de vez en cuando.

    Muchos besos, y que sigas disfrutando de tan lindo lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco la fe que tienes en que en mí se hará el milagro.

      Eliminar
  27. Qué bello relato... Característico, floral y sensitivo... Me encantó!
    Besos muchos Tracy!

    ResponderEliminar
  28. No pierdas las esperanzas, tú los tienes más cerca. Aquí no hay de esos patios que cada uno ha descrito.
    Así, que yo también tengo ganas de pedir asilo….
    Cariños….

    ResponderEliminar
  29. Tomo nota y lo tendré en cuenta.
    un beso

    ResponderEliminar
  30. Bonitos patios. Cuando estuve en Córdoba, visité algunos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Estoy completamente seguro, que el día menos pensado, mas pronto que tarde, nos mostraras una entrada en la que serás protagonista dese uno de esos patios.
    Y seguro que la disfrutaremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Yo te acompañaría gustosa y disfrutaríamos de esos olores y vistas y con nuestro cuaderno de dibujo lo impregnaríamos de esas vivencias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Una gran idea, acomodarse entre la sombra de sus flores y observar como la vida pasa a alrededor, para luego plasmarla en papel.

    ResponderEliminar
  34. ¡Mis macetas son una birria al lado de esas preciosidad!
    Salu2, Tracy.

    ResponderEliminar
  35. Tracy, te daré algo de sana envidia. El pasado año, una amiga juevera, Susurros de Tinta, se desplazó a Córdoba durante los patios junto con muchos amigos suyos para ver una obra de teatro. Yo les hice de cicerone y guía, pero la sorpresa me la dieron ellos en la Plaza de las Tazas, donde en un patio precioso nos tenían preparada una suculenta comida, gentileza de sus moradores, a la sombra de dos frondosos árboles. Una auténtica experiencia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Era frecuente ir con la pandilla de patios cuando la fiesta no había adquirido esa fama y todo era más localista. Ahí aprovechábamos para beber"algo" y poner en practica nuestros bailes de sevillanas, oxidados de todo el año y que teníamos que lucir en la feria. Nuestros patios...qué recuerdo.
    Gracias Tracy por estar este jueves. Un beso

    ResponderEliminar
  37. Sabes cuantas veces canté con emoción "mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla"? pues como si fuera cierto.
    cariños

    ResponderEliminar
  38. Todavía no he tenido oportunidad de verlos pero después de leer vuestros relatos me están entrando muchísimas ganas!

    ResponderEliminar
  39. En efecto Tracy, debe ser maravilloso disfrutar de un patio fresco y florido. Algo que ya sólo está al alcance de pocas personas. Y seguro que son un lugar ideal para despertar a las musas escribiendo maravillosos relatos o leyendo encantadores libros.

    Recibe un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  40. He tenido oportunidad de vivir y perderme durante unas horas en esa dimensión que cuentas con tanto conocimiento y pasión.
    Tan sólo unas horas y quedarán para siempre, especialmente esa soledad elegida tan estimulante.
    besos

    ResponderEliminar
  41. Estoy totalmente de acuerdo contigo, mi arma! Yo también disfrutaría en cualquiera de esos patios, oyendo el cantar de los pájaros, el sonido del agua de alguna fuente o simplemente dibujando. El silencio también se agradece!

    ResponderEliminar
  42. Son magia pura... y una fiesta para los sentidos...
    Ya te imagino ahí, arrebujadita y en plena contemplación.
    Besos, linda.

    ResponderEliminar