jueves, 22 de mayo de 2014

JUEVEANDO CON: PERDERSE EN LA NOCHE

Tema interesante y versátil como le dije a la propia Cecy que es quien nos conduce este jueves.
Si os queréis perder con cada uno de l@s juever@s en la noche, pinchad aquí

(La imagen es creación de Gabi del blog "Mis letras insomnes")


PERDERSE EN LA NOCHE

... en aquella noche tantas veces soñada...
Serían unas horas de amor sin freno... salvaje... las había imaginado tantas veces... se había recreado tanto en ellas...
Una noche... como lo es la noche malagueña impregnada de olor a jazmín y dama de noche, a salitre y yodo, a deseo y sensualidad...     El cielo estaría tachonado de estrellas y luciría una luna inmensa rielando en un mar sereno, sólo se oiría el murmullo tenue de las olas que servirían de compás a ese rasgueo de guitarra que ella se encargaría que sonase.
 Sus fantasías de mujer enamorada no habían descuidado ni el más mínimo detalle durante las horas de vehemente ansiedad que transcurrirían hasta el momento del encuentro.
 Aquella noche serían sus  cuerpos desnudos el único atrezzo al dibujar el mágico abrazo que saciaría la avidez ardiente de sus sentimientos.
Le regalaría  alma y cuerpo para que pudiera  recorrerlo con sus besos mientras ella guiaba con su lengua los distintos caminos plenos de deseo en una noche de lujuria, que se interrumpiría al despuntar el alba sorprendiéndolos fundidos en un solo cuerpo, arropados por la  pasión y la brisa marinera. 
Aquella noche...
 ÉL no sabe lo que perdió por preferir ir a Lisboa a ver el Partido.
 ELLA no sabe lo que ganó quedándose en casa: 
¡Perderse, por fin, en la noche de sus sueños!

66 comentarios:

  1. Yo no voy a Lisboa.... :)))

    Genial cierre.


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, se lo diré a mi prota, aunque ella ya ha escogido.
      Besos, guapo.

      Eliminar
  2. Un relato sensual que cuando se llega al climax me parto de risa. Le doy la enhorabuena a la dama, no sabe lo que ha ganado perdiendo una noche. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, también creo que ha ganado.
      Saltibrincos guapa.

      Eliminar
  3. La pasión del fútbol... es muy lujuriosa para algunos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡ Hombressssssssssssssssss!!!, afortunadamente siempre hay excepciones que confirman la regla.

      Eliminar
    2. Y si no confirman la regla... ¡preñamenta al canto! :)))))

      Eliminar
  4. Se encontrarán con más alegría, a no ser que el día que el futbolero apasionado se quede en casa, ella decida pasar la noche con un compañero de trabajo ¿te acuerdas? el que lleva gafas de concha que tiene esa sonrisa tan bonita y que no le gusta el fúlbol.... :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese, ese sería el candidato con más posibilidades, veo que tenemos el mismo gusto ¿eh?, jejejejeje

      Eliminar
  5. ¿Perderme?, no me he perdido nunca de noche, siempre me encuentran en la cama.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También se puede uno perder en la cama ¿eh, Emilio?

      Eliminar
  6. El final es tremendo,ja, ja, ja
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marinel, viniendo de ti es un piropazo.

      Eliminar
  7. Muy buena historia!
    Fascinante como se resuelve

    http://quepaseelproximo.blogspot.com.es/2014/05/sexting.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí y por tus palabras ¿hay mucha bulla en tu ventanilla?,luego me pasaré por allí.

      Eliminar
  8. Pues yo también paso del fútbol, pero no me pasan estas cosas. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasarán, aunque tampoco es imprescindible para perderse en la noche.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. jjajajja
    Lo que no se puede negar, es la pasión...ella en su empeño y el en el fútbol.
    Buenísimo Tracy

    Gracias por acompañarme:)

    ResponderEliminar
  10. Buen texto, y el dibujo está muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara el texto y el dibujo, ya sabes debajo tiene el blog, por si quieres visitalo

      Eliminar
  11. JA,JA,JA...ESOS FINALES TUYOS QUE DESCOLOCAN...
    ...SON BUENÍSIMOS!
    BESOS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tu risa me has hecho reír también a mí,
      Mil besos.

      Eliminar
  12. Genial, con un final espléndidamente divertido. Gracias, Tracy, por hacernos pasar tan buenos ratos mientras te visitamos y leemos.

    Felicidades y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te lo pases bien leyéndome, de eso se trata.

      Eliminar
  13. Yo tampoco iré a Lisboa a ver el partido, aunque ya estuve en Lisboa y me gustó. El fútbol arrastra masas, y más de un "cuerno" tanto en fantasías como en vivo y en directo. Y lo peor para el tío es que además de que no mojará el "churro" probablemente, si va a Lisboa, es que como pierda su equipo en unos pocos de días el "muñeco no le bailará", y la mujer para desfogar seguirá tirando mano de la fantasía, del compañero de trabajo que viste con traje y corbata y que tanto le gusta, o del butanero que es fortachón y buen mozo, y el marido se lo habrá ganado a pulso por cegarse con la mierda. del fútbol. Aunque claro también puede ser que a él el fútbol como que lo ponga a tono cuando su futbolista preferido le clave el gol.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa me he divertido mucho viendo cómo te has metido de lleno en el relato, al hacer el comentario, jajajajajaja.

      Eliminar
  14. Yo tampoco, como el gatito lindo ¿Que pasa? :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No irás a Portugal pero seguro que lo ves por la tele ¿eh?

      Eliminar
  15. me perdí, Tracy, en buenas manos, en buenas letras. Gracias.

    ResponderEliminar
  16. Es la diferencia, ella y sus sueños y él siempre en un mundo donde no caben los sueños.
    Contra el fútbol no se puede jaja. Si supiera lo que se ha perdido…
    Cariños…

    ResponderEliminar
  17. Hola, Tracy, verás, yo, sin ser macho alfa, no voy a Lisboa, ni a lugar parecido por parecido motivo. El amor, la solvencia, el saber hacer, creo, como creo quieres decirnos, está en otra parte aunque, también, pudiera estar en Lisboa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada quien pone su amor donde quiere ¿no te parece?

      Eliminar
  18. ¡Vaya, vaya! ¡Tampoco sabemos lo que hizo él tras el partido, jejejeje!
    Salu2 con rombos, Trazy.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me lo imagino: beber como un cosaco si ha ganado su equipo y beber como un cosaco si ha perdido su equipo. Tire por donde tire, se encontrará con Ramirez.

      Eliminar
  19. Tracy, muy bueno...Y es que no hay mal que por bien no venga, amiga...Los sueños son lo más bonito y romántico del mundo...(sonrío)
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por esa gracia tan especial, que siempre nos dejas.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los sueños además no cuestan dinero, que ahora con la crisis...

      Eliminar
  20. Jaja, veo que mi husband no es el único que corre tras su equipo. Mas de muchos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue, sigue el dicho: Mal de muchos, consuelo de tontos.

      Eliminar
  21. Con gran imaginación y realidad has expuesto sabiamente un tema importante en tu narración.
    ¡Preferir el fútbol a una mujer! Habrase visto.
    Muy bien
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo: ¡¡¡¡Habrase visto!!!!

      Eliminar
  22. gollllll, munuto 89 del segundo tiempooooo....gol de .....
    y salto en mi sillón como posesssssoooooooo¡¡¡
    golllll....
    medio beso...
    p.d.
    espero que este gol ficticio lo marque el real madrid, por cierto¡ jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿por qué esperar al minuto 89?, si gana el Madrid me acordaré de ti y si pierde también aunque por distintos motivos.
      Medio beso.

      Eliminar
  23. El problema es que a los hombres a veces nos falta sensibilidad en captar las indirectas, de haberlo intuido, ni futbol ni nada...Esas ocasiones no suelen repetirse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la prota de mi historia no debía saber que con los señores hay que ser meridianamente clara, nada de florituras, jejejejeje

      Eliminar
  24. Ah! Me engañaste, venía de sensualidad y romance total!!! Al final me hiciste reir mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado mucho esa idea de perderse el jueves por la noche...Enhorabuena por tu blog.
    http://misojosasiloven.blogspot.com.es/

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. ¡se perdió perderse con ella! ¡ja! Esperemos que no se vaya muy seguido porque la va a perder a ella mi amiga Tracy. Divertido tu relato!

    ResponderEliminar
  27. Me ha gustado ese final.
    Nunca se sabe cuando uno puede perder la oportunidad de su vida.
    Tanto fútbol...u otras cosas...
    Bien por ella!

    Bsss

    ResponderEliminar
  28. Mira que me gusta el fútbol, pero ninguna Copa puede satisfacer tanto como ese elixir que tu protagonista estaba dispuesta a servir en la noche malagueña,
    El resultado de ese encuentro es seguro y placentero, del otro, uno puede enterarse al día siguiente.
    De ese partido, que no se jugó, ya se sabe cual fue el imbécil que perdió.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. jajaa deseo y realidad suelen no coincidir, menos aún cuando son dos con intereses tan diversos!
    =)

    ResponderEliminar
  30. Una maravilla...la guitarra y el melódico compás de la mar como telón de fondo.
    Ganó ella sin lugar a dudas, vivió intensamente la víspera para sumergirse luego en un sueño, hecho por y para ella.
    Y de tu relato, me quedo con la dulzura que desprende el corazón ilusionado de una mujer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Dichoso fútbol, preferirlo antes que una gran noche de amor, ¡increíble!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Sonrío.
    Yo es que me hubiese ido también a Lisboa... no a ver el partido a lo mejor, (que me gustaría que ganase el Atlétic), pero es que esa ciudad es...
    Es...
    Fado, magia, pasión...
    Divina!!!

    Y siempre hay algo que hacer.
    Es...

    Ja!

    Besos, linda.

    ResponderEliminar
  33. Hay gustos y gustos, pasiones y pasiones, y a veces, en cuestión de parejas, no siempre coinciden!
    Me encantó como nos llevaste de engaño hasta el final, jeje! Muy bueno Tracy!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  34. Como tu protagonista existen muchas que se quedan con los rolos hechos. Hay algunos hombres que por el amor al futbol ignoran y destruyen las buenas intenciones e ilusiones de las féminas. Menos mal que la noche estuvo a su lado. Fue un placer leer tu relato juevero.
    Saludes

    ResponderEliminar
  35. Un final sorprendente para un relato de sueños y deseos fantaseados que no cumplidos. Muy bueno. Un beso

    ResponderEliminar
  36. ¿Cómo puede haber quien prefiera un partido de fútbol a una noche de pasión?. Que conste que me gusta el fútbol y que soy madrilista pero en mi escala de valores, no es la máxima prioridad. Creo, sinceramente, que ganó ella.
    Muy buen relato con un imprevisible final.
    Disfruta de la feria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Muy bueno Tracy! Seguro que más de uno se pierde una oportunidad esta noche por el dichoso futbol!

    ResponderEliminar
  38. Que si, que también hay mujeres que les gusta el fútbol y a hombres que no.
    Me has sacado una sonrisa con este final, muchas gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Muy lúdico y apasionante texto. La historia de muchos momentos apasionantes que se repiten con diferente final.
    Todo es emoción, lo importante es compartir. Sumar juntos, que es como mejor se suma.
    Besos

    ResponderEliminar

  40. esto sí que es quedarse perfumado y sin visitas... Entretenido para nosotros, y al final para ellos también.

    ResponderEliminar