jueves, 19 de septiembre de 2013

JUEVEANDO CON LAS RECETAS DE COCINA

Esta semana Cass nos ha puesto a cocinar y explicar los ingredientes de nuestra receta elegida.
Las podéis ver todas en:  http://elbalcondecas.blogspot.com.es/

RECETA PARA QUIEN QUIERA ZAFARSE DE COCINAR 


Desde pequeña me gustó trastear en la cocina de casa de mi abuela que era espaciosa y me permitía hacerlo y para tenerme entretenida y que no diera mucho ruido, me ponían un delantal, me sentaban en una silla ante una enorme mesa de madera rústica, de esas que ahora están de plena moda (¿dónde habrá ido a parar aquella mesa?) y me encargaban de que pelase los ajos para el gazpacho y que una vez pelados, nunca eran más de dos ajos pequeños,  los machacara con sal,  incluso me compraron un morterito de madera para que me fuera más cómodo.
 Un día, aprovechando un descuido de mi madre, eché más ajos de la cuenta y añadí sal a discreción, el gazpacho estaba que no se podía tomar ni aún añadiéndole agua.
 Los sonidos onomatopéyicos que salieron de la boca de la familia fueron tan variados que me castigaron a estar una semana sin pisar la cocina.
Aquí tenéis la receta:
 - Una cabeza de ajo
- Un gran puñado de sal
- Pan duro
- Tomates
- Aceite
  - Vinagre
Triturar todo muy bien y añadir agua.
(Se puede hacer la misma diablura con cualquier comida) 
Os deseo que os sirva para evadiros de los fogones por algún tiempo, aunque sea por una semana.

50 comentarios:

  1. Digamos que sal es al gusto, que haríamos los hipertensos no podríamos tomar ese gazpachito al que, desde mi punto de vista, le falta un pepino partido a cuadraditos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí señora. Hay sonidos que casi te hacen reconocer el olor. :)

    ResponderEliminar
  3. Pero que bicho que eras.... jajajja

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que tú tampoco eras manco, jejejeje.

      Eliminar
  4. Otro día la receta del salmorejo...que me pierrrrrrrrde !
    ; )
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Justo ahora que me había animado con la cocina...
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue, sigue que un hombre en la cocina es muy sexy.

      Eliminar
  6. Yo hago muy bien las "sardinas en su lata" y "los espárragos al bote de cristal"...

    ResponderEliminar
  7. Nunca me tuvieron que echar de la cocina, ya apuntaba maneras.
    Y sin embargo me gusta comer y comer bien. Que tengas un buen día

    ResponderEliminar
  8. El almirez de madera,junto a otro aun más antiguo de piedra, todavía se conserva en mi casa y en el se siguen majando los ajos (con su equitativa medida de sal).
    Solo que en casa se añade un pepino pequeño y un poco de pimiento rojo.
    Es un primer plato que repetimos mucho en verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Vale el salero, siii, olé, pero a pellizcos no a toneladas ni a cabezadas los ajos, jejee.
    Buen gazpacho purga para alejarse de la cocina lo que queda del verano, poco.
    A malas, echar mano del gazpacho industrial, pas mal.
    Abrazos contentos.

    ResponderEliminar
  10. Precisamente hoy me toca
    cocinar a mi, y voy a hacer
    una cazuela de fideos, con
    almejas, una pintarroja y
    un par de alcachofas....
    y, claro está, el sofrito de
    tomate, cebolla y pimiento
    que luego triturado se vierte
    en la cazuela, donde tambien
    se cuecen unas patatas a cascos...
    y está de escándalo.....
    me encanta la cocina, pero no
    por obligacion.....saludos cordobesa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marengo, ¡cuánto tiempo!
      ¿qué es una pintaroja?

      Eliminar
  11. Te ensañaste,¿eh?
    Ja,ja,ja
    Gracias por la receta. A mí me relaja mucho cocinar,así que me gusta.

    ResponderEliminar
  12. mi mejor receta son los huevos fritos.

    y como sano y variado y ninguna de mis preparaciones pasa de los diez minutos.

    ResponderEliminar
  13. A mi también me ha gustado la cocina desde siempre, recuerdo cuando era pequeña con mi padre en los fogones, y yo super atenta mirando todo lo que hacía.
    Creo que de ahí vino mi pasión por la cocina, aunque ya con la mia entre manos hago mis propias recetas, me gusta innovar, probar cosas nuevas, nuevas especias, nuevas salsas... no sé, salirme un poco de lo tradicional para darle mi puntito personal.

    A veces también me ha pasado, que el resultado final era incomible, pero esto es así.. ensayo error... es lo que tiene y como mejor se aprende.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  14. Creo que mi hija no me hecha de la cocina ni loca jajajjaa....Tendría que entrar ella y no parece que este entre sus planes.
    Besos salados guapa.jajaja

    ResponderEliminar
  15. Paso, la cocina es el lugar más impecable de mi casa, sólo caliento agua para el té o el café... y las tostadas del desayuno.
    Besos, Tracy.

    ResponderEliminar
  16. Ha sido un gustazo conocer esta receta, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Mi marido el otro día puso sal en la azucarera. Mi café se parecía a tu gazpacho!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  18. Tienes que comprarle a Hugo un delantal y un gorro de cocinero y verás lo feliz que es mezclando ingredientes. La mía ya hace fideos empleando una maquinita de juguete.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le trajeron los Reyes el uniforme completo de cocinero y ¿sabes lo primero que hicimos qué fue? limpiar un calamar ¡cómo disfrutamos escribiendo con la tinta, jejejeje!

      Eliminar
  19. Debiste de ser una nena encantadora.... bien lejitos de la sal, por supuesto. jajj. Bss.

    ResponderEliminar
  20. Me ha gustado el relaro...De momento seguimos comiendo gazpacho:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. jajajaj yo como soy un poco vampira odio los ajos, así que a mí me habrías matado!!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. Esto es una antireceta, jeje. No se me hubiera ocurrido hacer algo así, bueno... una vez por equivocación le eché sal en vez de azúcar al café de mi madre, y no veas cómo se puso...

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Ay! Mi abuela me preparaba cuando era pequeña, sólo que como era una tradición traída de su país (España), al fallecer cuando recién entraba yo en mi adolescencia, jamás supe cómo lo hacía... solo me lo devoraba cuando al visitarla, se metía en la cocina para agasajarme. No sabes lo que me emocioné al leer la receta (de hecho no sabía que eso que ella me daba era gazpacho!) lo reconocí por los ingredientes que das... y sí... sabor a nostalgia. Voy a preparar (eso sí, no abusaré con el ajo!!!)
    Gracias Tracy!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  24. Tracy, no sería bueno que alguien se confundiera. Pienso que la receta que das es la que tú, en tu tierna infancia, hiciste. Mucha sal y una cabeza de ajos efectivamente lleva a un gazpacho infumable. Con un diente de ajo y sal al gusto, saldrá manjar de dioses, pues eso es el gazpacho. Divertida historia con la que hoy nos arrancas una sonrisa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe está claro que lo de alterar las cantidades era una diablura.

      Eliminar
  25. Mi esposa lo hace genial, Y COMO TÚ DICES!!! Además es receta heredada de mi suegra y de su abuela.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Ya la anota Tracy, buena receta para espantar…
    Sobre todo cuando en estos momentos solo voy de paseo a la cocina.
    jajaja

    ResponderEliminar
  27. Jajaja, como la terrible Fifí. Una de mis hijas, cuando era pequeña, derramó el salero entero en las lentejas, no le gustaban nada. Cuando nos pusimos a la mesa, imposible de tomarlas. No me podía explicar cómo me había equivocado así con la sal, y di vueltas y vueltas, no me acordaba...ella se mantuvo impertérrita, mirándome, ni una mueca, ni una risa, tan tranquila, y su hermana igual, las dos estaban de acuerdo. Pasaron años y me confesó que fue ella: se subió a una silla, abrió la tapa de la cazuela, derramó el salero y así se libró de las lentejas...misterio resuelto, mira que le di vueltas...me reí de lo lindo, pasaron años hasta que me lo dijo....nunca sospeché, era un mico, 5 años más o menos, y su hermana tres, todavía no me explico cómo lo hizo sin que me diera cuenta y cómo aguantaron sin reírse nada de nada...te imagino igual jajaja...

    Un beso fuerte, ¡qué risa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tengo para escribir un libro de mis andanzas, por eso cuando contemplo a Hugo, lo veo santo, Pol es el que creo que va a salir a su abuela, lleva todas las trazas.

      Eliminar
  28. Una histórica gran receta.No la voy a olvidar. Aunque te digo confidencialmente que el olor a ajo se siente desde acá amiga Tracy!!!!

    ResponderEliminar
  29. Besos para todos y todas y un vaso de gazpacho del bueno.

    ResponderEliminar
  30. Ah, pues no te cuento si dejo a mis enanos trastear de la misma forma, Uhhhh, miedo me da.

    Muy tierno el relato, compañera.

    Besito y café.

    ResponderEliminar
  31. Y que bueno está, sobre todo en verano. Seguro que se olvidaron pronto de tu trastada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Buena forma de alejarse de la cocina, pero a mí me encanta cocinar, así que no lo voy a poner en práctica.

    Diablo de chiquilla!.
    Besos. Leonor

    ResponderEliminar
  33. Te llevaste una buena regañina, pero seguro que disfrutaste experimentando.
    Me encanta el gazpacho
    Un beso

    Lola

    ResponderEliminar
  34. No, si la receta está bien y me gusta, pero lo que necesito saber es cuánta sal y ajos de más tengo que echar para librarme de comensales insoportables.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. ¡¡jajajaja qué traviesa!!, pero... ¿ que te encanta cocinar ahora?

    ResponderEliminar
  36. Jajajaja! Mi primera receta fue poner una telera de pan dentro de la fregona! Imaginad la cara de mi madre cuando no encontró el pan a la hora del almuerzo! XD

    ResponderEliminar
  37. Una buena receta para escapar de la cocina. Gracias por no zafar de la convocatoria y aportar este toque entretenido!!!

    besos

    ResponderEliminar
  38. buena receta y lindo recuerdo!
    gracias por compartirlo-
    un beso

    ResponderEliminar
  39. Tracy, no me pongas ni un poquito jajajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar