viernes, 12 de enero de 2018

JUEVEANDO EN VIERNES CON EL REY


Es Dorotea la que nos conduce a través de la realeza ficticia o real, se nos pide que hablemos de personas, animales o cosas que ostentan este título. Si  queréis leer lo que hemos escrito:
 pichad aquí
 
 
El Rey desde la retaguardia  divisa todo cuanto se mueve en el campo de batalla.
Sus prerrogativas subrayan las diferencias que existen entre él y sus súbditos pero, aunque a regañadientes, son aceptadas por ellos.
Él, desde su altivez, cree que manda pero sus movimientos están siempre restringidos.
A su lado siempre la Reina, la que verdaderamente tiene libertad de movimientos y pasea contoneándose por el tablero de arriba hacia abajo, de derecha a izquierda y en diagonal entre las torres, alfiles,  caballos y peones, sabe que  el jaque mate no se lo darán  a ella, sino al Rey, pero a pesar de eso, todos sus ardides van encaminados a su defensa, al fin y al cabo está defendiendo su bicoca. 
Así es el juego del ajedrez, como el mismísimo juego de la vida.

46 comentarios:

  1. Pues que interesante :3
    gracias por tu visita
    saludos^^

    ResponderEliminar
  2. Hasta que no llegue un caballero a caballo, portando una bandera de tres colores que dice libertad y los manden a los sotanas de la historia, junto con sus bicocas y regalías.
    Besos compañeros.

    ResponderEliminar
  3. La segunda partida de ajedrez juvera, me parece un planteamiento original. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidencias que en el desarrollo se separan.

      Eliminar
  4. Bueno en la vida las cosas no son tan bucólicas para las reinas ( ni los reyes) en mi opinión.

    En el ajedrez es más interesante...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre: el ajedrez es mucho más interesante.

      Eliminar
  5. Buen relato.
    Acabo de acordarme del torneo de ajedrez de mi hijo... la inscripción!!!
    Me voy corriendo... Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Llegaste a tiempo a la inscripción?

      Eliminar
  6. Muy sutil manera de plantear tu crítica jeje. Muy bueno.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja cómo nos vamos conociendo...

      Eliminar
  7. Buenas amiga , vaya hoy ya he visto dos partidas y muy buenas las dos , espero que el jaque mate haya quedado en tablas ... la verdad que la vida podría ser perfectamente una buena partida de ajedrez .
    Un besazo y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque las dos son partidas de ajedrez, cada una de ellas va por su derrotero, jejejeje

      Eliminar
  8. Qué bueno. Así es, un buen ejemplo de la vida, sin duda…

    Cuando era pequeña, mi hermano me enseñó a jugar; pasábamos horas frente a ese tablero. Recuerdo el tacto de las fichas, incluso el olor al abrir aquella caja donde se guardaban…

    Gracias por traerme ese recuerdo, mi querida Tracy.

    Bsoss enormes, y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito y entrañable los recuerdos que cuentas!

      Eliminar
  9. Reyes del tablero, que coincidencia con mi relato.

    Salvo que la reina de tu ajedrez está más concentrada en sus intereses.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor haber coincidido con el gran Demi en el tema, aunque como dices bien los desarrollos son distintos, jejejeje
      Un abrazo Demi

      Eliminar
  10. jajaja, sí pero hasta a la Reina se la pueden deglutir :-)


    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, me ha gustado ese verbo "deglutir", jajajajaja

      Eliminar
  11. No he jugado mucho al ajedrez aunque la vida de uno de mis mejores amigos gira en ese mundo, bastante más interesante de lo que podemos imaginar. Tu entrada me parece de lo más original, y es cierto como la vida misma, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy rodeada de ajedrecistas hasta mi nieto el chico juega y desde luego a todos les encanta jugar.

      Eliminar
  12. A menos que se trate de los reyes de la baraja... ojito que te envian al Constitucional en un plis plas!
    Un fuerte abrazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja
      Anoche el blog se negó a dejarme contestar a vuestros comentarios, ¡ojito!

      Eliminar
  13. Que lista la tía... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que lista, que lo será cuando es la reina de las tablas, le cuadra mejor otro calificativo.

      Eliminar
  14. Una buenísima comparación ajedrez y vida. Me encantan estos símiles.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peones, aunque seamos peones sabemos lo que decimos, jajajaja

      Eliminar
  15. Qué buena comparación, aunque ya sabes que a mí no me parece tal bicoca ...
    Todas las fichas son importantes.

    Un beso muy fuerte, Tracy.
    Que pases buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos somos importantes efectivamente, pero hay quienes se lo creen y ni si quiera tienen el respaldo de todos los peones.
      Buen finde querida Rosa.

      Eliminar
  16. Una buena metáfora del tablero de ajedrez y la misma vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, a veces a los peones se les enciende la bombillita, jejejeje.

      Eliminar
  17. La añeja fascinación por el ajedrez contada como una moderna intriga de palacio... Gracias por participar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ajedrez se presta a todo y con buenos resultados.

      Eliminar
  18. Me encanta jugar al ajedrez. ¡Espero con emoción la próxima partida! Y también, tú próximo relato ;)
    Un besazo, Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste el ajedrez y también que te gusten mi relatos y ponerlos a la altura del ajedrez.
      Un beso

      Eliminar
  19. Cabe el mismo comentario que en lo de Demiurgo. El ajedrez es un juego tan humano que relata todas las pasiones d ela vida: política, amor, deseo cobardía, etc.
    Y muy bien contado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad... él mismo es la pasión.
      Muchas gracias Oso amoroso.

      Eliminar
  20. La reina (o dama) hasta el siglo XV no tuvo el poder de movimientos actual.Antes estaba mucho más restringida en el tablero!

    Muack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes todas las mujeres estábamos más restringidas ¿o no?

      Eliminar
  21. Me gusta el ajedrez, de niña jugaba en casa aunque siempre perdía jajaja.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola! Me gusta la metáfora del juego de ajedrez con la vida. Muyu bueno te ha quedado.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar