viernes, 26 de octubre de 2012

POR FIN ENCONTRÉ RESPUESTA

a la pregunta que me hago cuando veo la sonrisa franca, abierta , acogedora, optimista, amable y  pacífica...que tienen los subsaharianos que están colocados en los semáforos ofreciéndote pañuelos o ambientadores para el coche. 
He resuelto mi interrogante en estos días pasados asistiendo a las películas y documentales del:
Es la novena edición pero la primera que se celebra aquí, las ocho anteriores tuvieron como sede Tarifa.
Ha sido una semana en la que la ciudad se ha volcado en exposiciones,
 performance,
 cuentacuentos
tertulias
 proyecciones de películas y documentales que nos mostraban la problemática de niños, mujeres...
Ponen de manifiesto que a pesar de las penurias que estos pueblos sufren, basicamente, sus  gentes son  felices, su actitud ante la vida es tranquila y sosegada.
 En una película de las que vi, el protagonista, subsahariano, al llegar a la ciudad se queja de la infelicidad que allí se respira.
 En otras proyecciones, recuerdo ahora mismo la sonrisa esperanzadora de "Tatho", sudafricana, embarazada de su segundo hijo, que tras haber perdido el primero de sida, está llena de temores pero siempre con una sonrisa dibujada en su rostro.
 Y las reflexiones que nos hace  "Yvette" mientras nos muestra su cotidianidad, las labores que llevan a  cabo las mujeres del poblado para sobrevivir.
Tareas  asumidas desde la bondad y con buen talante. Ella misma lo dice "soy feliz".
Siempre estuve enamorada de África, pero desde ahora voy a hacer campaña para que al menos el tiempo (¡fijaros que poco!) que dure un semáforo en rojo seamos amables con esta gente.
Se lo debemos.

29 comentarios:

  1. Conozco poco el cine africano.
    Me hubiese gustado asistir a esas proyecciones.

    :(
    No tengo coche...

    ResponderEliminar
  2. Me resulta chocante la perpetua infelicidad de los que tenemos más.
    Algo no va bien.
    Está claro que no va bien.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto,ya de por sí tendríamos que ser amables con todos pero más con los que nos enseñan cosas tan importantes como esta. Que ser feliz depende de uno mismo, no de tus circunstancias, aunque desde luego no estoy diciendo que sean las mejores ni mucho menos.

    Yo estoy aprendiendo cada día muchísima del chico árabe que reparte el 20 minutos en la esquina de mi curro...me hace sonreir cada día y es una especie de retroalimentación increíble, porque TODOS SOMOS PERSONAS y merecemos el mismo respeto

    Me ha encantado tu entrada

    La Alpaca se despide con:


    Nunca temas a las sombras. Sólo constituyen el indicio de que en algún lugar cercano hay una luz resplandeciente


    Autor: Ruth Renkel


    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  4. Que bonito Post... Tracy, yo lo había sentido, lomismo que tu de manera inconsciente..

    son afables, amables, y cariñosos.

    y tu te has molestado en dejarnos un soplo de arie fresco por la mañana.

    me ha encantado..

    gracias

    ResponderEliminar
  5. Que entrada más bonita y más cargada de razón. Yo a veces también me hago preguntas y no entiendo que con lo que tenemos a nuestro alcance no paremos de quejarnos. Deberíamos tomar más ejemplo de ellos.
    Te dejo un vídeo precioso de Maldita Nerea, que si bien la canción no es nada del otro mundo, el vídeo tiene que ver con esta entrada que nos traes.
    Pasa un finde precioso!!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ahora lo hice bien si no el vídeo se llama No podíamos ser agua. De Maldita Nerea.
      Besitos!!!

      Eliminar
  6. Que cosas, una patera que andaba perdida desde el lunes fue encontrada en el día de ayer, poco más de una decena de personas vivas, igual números de muertas y se cree que sobre 50 se las ha tragado el mar.

    Solo son estadísticas de muertos que atraviesan el estrecho.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Tengo buenos amigos que viven en Tarifa, ahora la crisis ha llevado a que el tráfico de pateras haya disminuido sin que todavía haya dejado de ser un auténtico drama. Nosotros creemos estar mal, para ellos nosotros somos su único horizonte.

    ResponderEliminar
  8. Perdóname, se nota que llega el finde, ya no sé ni lo que hago. Lo mejor es que he buscado el vídeo y todo. En fin, aquí lo tienes.
    http://youtu.be/joAGlgel7ds

    ResponderEliminar
  9. jooo, qué bonita forma de hacerles homenaje, de enseñarnos la lección!!
    GRACIAS!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Deberíamos aprender a llevar más esa sonrisa por fuera, para que acabe calando dentro...
    Me aprece muy interesante el festival, una oportunidad para acercarnos más a los que vivien con nosotros.

    ResponderEliminar
  11. ´Sabio pueblo. Sólo cabe escribir una cosa: :)

    ResponderEliminar
  12. Hay una frase que dice algo así como: "se gentil con la gente que se te cruza, todos ellos están peleando sus propias batallas".

    ResponderEliminar
  13. Si vas a países pobres, pero pobres de verdad, donde hasta tener buena salud es un lujo, vuelves que aprecias hasta el gasto de una simple bombilla encendida sin más.
    Y ves a la gente, dentro de todo, feliz con lo poco que tienen.
    Conocí a una familia que vivían bajo un trozo de plástico y compartían su nada con una sonrisa ancha.
    En esos países no he visto a la gente protestar porque ganan solo mil euros, ni a niños con rabietas porque no les compran no se qué ni tanta amargura en el rostro.

    Qué mal vamos.

    ResponderEliminar
  14. Ser amable es gratis y reporta beneficios evidentes.

    ResponderEliminar
  15. Es tan bonito el dar una sonrisa y recibir otra, alegra el día y calienta el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Yo siempre pensé como vos¿ cómo hacen para estar siempre contentos?, los he visto en Venezuela, allí todo es "chevere"
    Besoss

    ResponderEliminar
  17. Yo también soy una enamorada de África, Tracy. En África, la gente vive mucho más en consonancia con la naturaleza que todos nosotros. Cierto que carecen de muchas cosas, pero es que nosotros tenemos demasiadas que lo único que hacen es pervertirnos. Me ha encantado tu relato y las fotos. Gracias :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Precioso post...
    ...es curioso...que nosotr@s..que lo tenemos todo...seamos vist@s por ell@s....como infelices...
    besosss!

    ResponderEliminar
  19. Precioso blog, acabo de conocerlo a través del blog de Rosa y me ha encantado, así que con permiso, me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. Grato leerte :
    dices "su actitud ante la vida es tranquila y sosegada."
    tal vez porque su conciencia es tan limpia como el agua clara de un manantial.

    Precioso leerte
    Recibe mi cariño y deseos de buen fin de semana!!!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Eres tan humana que creo que no eres de este mundo!! Bss y buen finde!!

    ResponderEliminar
  22. Es verdad, Tracy, siempre tienen una sonrisa...siempre son amables, es imposible no corresponder, lo hacen fácil...

    Me ha encantado lo que dices.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  23. No es fácil estar alegres en la adversidad, pero estas personas han sufrido mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Cuando se ha sufrido mucho, se han tenido privaciones que uno no es capaz de imaginarse, se termina siendo feliz con muy poco. Lo veo en la cara de mis bebotes cuando les hago un regalo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Me encanta este tipo de cine documental en el se refleja el sentir de las culturas y los pueblos, yo he tenido algunas experiencias en el pasado. Para sacar unos minutos de proyección es mucho el rodaje que se efectúa, es una lastima que no haya mayor divulgación y apoyo, pero lo poco, se tiene que aprovechar.
    No hay cine malo, en cualquier película hay valores interesantes, aunque a veces muy escondidos.

    ResponderEliminar
  26. Tracy enhorabuena pues lo de hoy sí que es doblemente real y bonito, me refiero a tu entrada sobre el festival de cine africano, una padada y un lujo para nuestra ciudad y tu maravilloso comentario lleno de humanidad sobre los subsanaríamos que tenemos en nuestra Córdoba.
    Son impresionantes, siempre sonriendo, siempre amables y con una sonrisa y GRACIAS en la boca, ¡cuanto nos enseñan y cuanto tenemos que aprender de ellos! esta entrada

    ResponderEliminar